CANDIDATOS 2.0

[Comentarios en la versión catalana]

Hay gente para todo. Desde el que es capaz de ponerse a dieta suicida
para ir a una boda
y después comer como un cocodrilo fuera de control
durante toda la fiesta, hasta el mediocre sin proyección que se
presenta a concejal esperando poder darle púrpura a su vida con un pin
metálico en la solapa. Hay individuos que demuestran que la infancia es
muy importante y el haber sido siempre el que se quedaba sin porción de
pastel en las fiestas de aniversario marca mucho. La gran mayoría, en
la vida privada no pasarían del anonimato, pero otros, por ignorancia,
no utilizan todo su potencial.

Por ejemplo, hace pocos días, en el transcurso de una cena, uno de los candidatos al ayuntamiento de Granollers me calificó, delante de los 54 empresarios más importantes de la comarca, de mentiroso por asegurarle que su "sitio web" no era participativo. Me dijo que en "su página" se podían realizar comentarios e interactuar. Era falso, ya que su web es puramente propagandística, un catálogo de la lista muy bien diseñada y poco más. La verdad es que la definición de candidatos del pasado sirve para todos los que se presentan en mi ciudad. El único que ha sido capaz de estructurar algo parecido a un elemento político 2.0 ha sido Jaume Vernet, mi holograma favorito. Si el ecosocialista es sincero y su bloc no es un ejercicio de estatus electrónico con fecha de caducidad después de las elecciones ya se irá viendo. Pero la oportunidad perdida es decepcionante. El resto de candidatos todavía están preguntándose porque tienen que abrir una puerta que permita que los ciudadanos se puedan dirigir a ellos con absoluta libertad. Los políticos 1.0 de mi ciudad, y de muchas otras, juegan al parchís cuando el mundo real lo hace con la PlayStation. Tienen que saber que un blog es un indicador interesante del nivel de transparencia, honestidad y sinceridad del político. Es una herramienta que permite tener acceso directo al electorado sin filtros mediáticos ni de partido. Abre la puerta al debate, al intercambio de opiniones y por lo tanto al cuestionamiento intelectual del propio candidato. Los blogs, como escenario de una nueva relación entre gobernados y gobernantes permite un mayor control de la actividad del político. Puede que éste sea el problema, ya que, junto con otras herramientas, devuelven un poco de poder a la ciudadanía representada, enfrente de sus representantes. Poco a poco nuestra democracia se enmudece y nadie hace nada para evitarlo. El 28 de mayo todos los partidos pedirán una reflexión por la baja participación. En Francia, por ejemplo, la democracia participada funciona hace años a través de los más de 14.000 blogs que tienen sus cargos públicos locales y comarcales. Lo que hace más rabia es ver como algunos intentan simular modernidad con gestos estériles y banales como tener sede en Second Life. Me da la risa pero, en realidad, es un insulto a la capacidad intelectual de las personas. Pretender hacernos creer que es un hecho destacable políticamente o como elemento de síntesis de compromiso, lo de estar dentro de la casa del Tamagochi 2.0 da vergüenza ajena. Perdonad pero voy a chuparme el dedo un rato.

www.marcvidal.catComentarios en la versión catalana