ODIO COTIDIANO

Te inventas una mentira monumental, escandalosa, la repites un millón
de veces hasta que parezca verdad,
luego criminalizas todo un pueblo y
de ese modo aparecerá el enemigo que hará peligrar la integridad de ser
puro y atemporal. Goebbels lo hacía a las mil maravillas y, por lo
visto, creó escuela. Gregorio Salvador es el vicerrector de la Real Academia Española de la Lengua. Durante la presentación del libro “Noticias del reino de Cervantes”
el jueves pasado se retrató con algunas consideraciones acerca de la
situación lingüística actual en Catalunya. Dijo que lo que se hizo con
el catalán durante el franquismo era menos grave que lo que se está
haciendo ahora contra el castellano en Catalunya. Su razonamiento,
rozando lo delictivo, partía de que no es lo mismo imponer una lengua
que hablan 400 millones de personas a otra que solo la hablan 6
millones. Aseguró que España es el único país del mundo donde se puede
negar el estudiar en la lengua materna.

A las pocas horas y atendiendo a los medios catalanes se convulsionó en estiércol diciendo que “con este sistema de enseñanza, pobre Cataluña del futuro, creo que no enseñar castellano en alguna región española, es un atentado a los derechos humanos”. ¿Pero quien le ha dicho a este confundido señor que aquí no se enseña el castellano? ¿o que hay quien no sabe hablarlo?, a excepción de Telemadrid, ¿quién más le ha explicado que tenemos un conflicto lingüístico?, ¿ha pasado quince días por aquí este Salvador de la lengua española?, ¿Por qué cuando quieren humillarnos estos personajes llaman a Catalunya región española?

Es urgente que estas instituciones predemocráticas, cuyo origen y uso son franquistas, sean examinadas. Es preciso saber quien las gobierna y para que, que significan y porque hacen uso de la ignorancia hasta extremos que deberían de estar penados por la ley. Yo no puedo llamar franquista a este señor, pero el puede, con toda impunidad, agredir sistemáticamente a la convivencia. La culpa la tiene el hecho de que este país se encuentra en plena fase de maduración democrática. La crispación, el ataque de brocha gorda y la persecución de la identidad diferenciada son los elementos que utilizan para retrasar su puesta a punto y de ese modo alejar cualquier indicio de sesgo territorial. En quince días esto se cura, dos semanas sin guías, recorriendo Catalunya, toda, la de Olot y la de Cornellá, la de Solsona y la de Santa Coloma. Cuando quieras, ¡estás invitado Salvador!

www.marcvidal.catComentarios en la versión catalana