EXPECTATIVAS Y WIKONOMIA

Wikonomia2Originariamente, Internet consistía en una serie de páginas estáticas
en las que el usuario adoptaba el papel de espectador.
Hoy, los
internautas abandonan ese planteamiento pasivo y se convierten en parte
activa de la red, aportando contenidos y difundiéndolos. La red ha
dejado de ser el territorio donde se acude regularmente y se transforma
en una plataforma a través de la cual, los usuarios exponen sus ideas,
emociones y conocimientos. La interacción y la participación se
convierten ahora en el tronco fundamental de la maraña digital.

Una red
interactiva que ha permitido la aparición y desarrollo de la web 2.0 y,
con ella, el abandono de la página web hierática, contemplativa, para
dar paso a un escenario en el que actuar libremente. El navegante 2.0
ya no pasea por la red, ahora la utiliza y la amplia, la engrandece y
la amplifica del mismo modo que el conocimiento global aumenta. Es ese contexto, una nueva manera de ver el negocio, la empresa y la economía en general, hace su apuesta más conceptual y compleja. En el ámbito del periodismo ciudadano o del conocimiento colectivo de la enseñanza 2.0, o incluso, en la gestión pública deliberativa del e-goverment, la interacción y la conjugación de factores se establecen a partir de la suma y de la aportación por superposición de capas principalmente. En esos escenarios de la web 2.0 el fondo se muestra claro y los resultados incorpóreos, pero en la economía de colaboración masiva todo eso se supera por arriba y por abajo por que posee un objetivo coaligado a todos los anteriores y un método que los engloba a todos ellos.

La wikonomia no se nutre por capas sino que se estructura conceptualmente a través de la fusión de condicionantes a fin de que la haga poderosa, ejecutable y reconocible en un mercado real. Los resultados pueden ser virtuales, pero deberán ir acompañados de resultados aritméticos que le aporten sentido. En un mundo donde la mayoría de directivos son tecnófobos, divagar alrededor de los lamentos de la ciencia económica o de los desencuentros en política de empresa no ayudará a los que creemos con entusiasmo en el Open Business. A fecha de hoy las puertas ya no tan solo están abiertas sino que ya nadie podrá cerrarlas.

Un mercado basado en la creación de valor a partir de la colaboración horizontal, de la generación de producto fruto de compartir conocimiento y donde la fiabilidad sea total en términos de diseño empresarial, será un mercado abierto, sociable y democrático en esencia. La wikonomia logra, por definición, mejorar los procesos, establece una relación inimaginable por cualquier estudio de mercado y acerca la filosofía de una compañía a todos los factores que la conforman, desde el cliente hasta el consejo de administración. Sin embargo, la wikonomia nos entregará a medio plazo un brote inagotable de conocimiento, de respuestas a incógnitas que la actual ciencia económica es incapaz de despejar. Como dice Tapscott, “sintamos el enorme poder del nosotros”.

www.marcvidal.cat

version catalana
comentarios agrupados en la versión catalana

Enviar a Negóciame.com