WEB 0.2: BLOGS BAJO CONTROL

Entre despachos y Starbucks, coordinados por Joan Camp, un grupo de bloggers llevamos algún tiempo dandoforma a lo que será la futura asociación de bloggers en catalán. Lo que parecía un elemento fundamental para la promoción digital de la lengua catalana, ha pasado a ser una necesidad social que deberá garantizar la futura independencia de opinión en
la blogosfera. Soplan tiempos de guerra. Los ‘bloggers’ italianos
podrían verse afectados por una ley que pretende regular los contenidos
publicados, mientras que en Mallorca, Ricardo Galli ha cerrado su blog
por presiones de la propia universidad que lo albergaba al publicar un
post crítico y documentado sobre el “observatorio” de Internet. Los
blogs empiezan a tener tanta fuerza como un medio de comunicación, pero
con la incómoda diferencia de que no responden a ninguna directriz en la mayoría de
los casos.

Aquellos que pensaron que los medios, los poderes públicos, la empresa
tradicional y los gestores de control de opinión se iban a quedar de
brazos cruzados ante el incontrolable flujo continuo de opinión y
análisis, que la blogosfera representa, eran unos ilusos. Este
ejercicio denso, negro y censor es el embrión de una poderosa
herramienta que se está gestando para controlar la información y las
mareas de la nueva sociedad 2.0. Seguramente no lo lograrán, pero
viviremos un período de recelo, de batalla de honestidades y de
enfrentamiento contra una hipoconciencia limitada. Sentiremos el peso
de las tensiones entre la libertad de expresión honesta y la difusión
bajo pedido, representarán tiempos duros, difíciles para los que cada
día opinamos con absoluta independencia. Somos millones y ellos son
unos pocos. No se conoce en la historia de la humanidad una revolución
en el ámbito de la comunicación tan potente y universal como el de los
blogs y sus contenidos. Noventa millones de blogs representan el hecho
comunicativo de mayor envergadura de la historia de la humanidad. Por mucho que empujen hacia la web 0.2, el sendero conduce a la colaboración, a la deliberación y al compromiso con la reflexión poliédrica.