EN 20 SEGUNDOS

En El nuevo spot publicitario de la Plataforma ProSeleccions Esportives Catalanes, que emitirá TV3 en exclusiva durante los próximos días, volverá a captar la atención, sobretodo, de los que están en contra de que Catalunya tenga selecciones deportivas propias en competiciones oficiales. Si el año pasado eran niños, ahora son un grupo de adultos los que se desnudan parcialmente. La polémica no vendrá por los torsos al descubierto, creo, sino por tres detalles que aparecen en los 20 segundos del anuncio. En primer lugar una pintada que aparece de fondo en una secuencia que hace referencia a los tres siglos de ocupación que sufre Catalunya, el segundo término será controvertido que una bandera española que debiera aparecer en un edificio publico es sustituida por un logo de la Plataforma. La tercer tramo que provocará las iras del unionismo es la secuencia en la que un tecnócrata coge la pelota que representa las selecciones y la tira a una papelera mientras entra en un espacio similar al Congreso de los Diputados. El director de la Plataforma, Vinyals, ha justificado los tres deslices como casuales.

Estoy a favor de que Catalunya pueda representarse a si misma en cualquier ámbito, eso no es ninguna novedad, incluso en el deportivo, lo he dicho en otras ocasiones. Ahora bien, aunque admito que el anuncio, cómo el año pasado, me pone la piel de gallina y nutre mi catalanismo reivindicativo y nacional, creo que es absurdo jugar con la inteligencia colectiva negando las evidencias. Los fragmentos que generarán polémica son absolutamente gratuitos, innecesarios para defender el ejercicio patriótico si me apuran. El enfrentamiento no es el método. La política es el sistema. ¿Por qué se esconden detrás de ridículas metáforas y grafismos subliminales los que son incapaces de enfrentarse cara a cara con el Consejo Superior de Deportes y las instituciones deportivas del Estado? ¿Por qué juegan con la buena fe de los que queremos disfrutar con la selección catalana algún día a través del maniqueísmo burdo y simplón? Deben creer que la dosis está suministrada, como cada año, por Navidad. Vergüenza ajena, estos tipos no representan a nadie.