LA RIQUEZA APARENTE

El 17 de diciembre pasado, las agencias de noticias españolas vomitaban el titular de que “España supera a Italia en PIB por habitante por primera vez. Ya comenté que no era cierto pero ha sido el propio Prodi quien, tras reconocer el espectacular crecimiento español, ha puesto las cosas en su sitio. Ni el Producto Interior Bruto español supera al italiano en términos absolutos ni en su cociente por habitante. Los números reales son claros y transmiten el hecho de que Italia tiene una economía un 50% superior a la española. Además el PIB italiano es un 13% mayor al de España. El problema surge al no representar correctamente la realidad económica y utilizar un sistema de medición poco objetivo. Es cierto que España ha superado a Italia en términos de PIB por habitante, pero calculado a partir del poder adquisitivo, teniendo en cuenta el nivel general de precios que predomina en cada una de los dos países. En cualquier grupo de análisis de economía y en los sistemas de
corrección interpretativa se considera este modo de cálculo
completamente aleatorio, puesto que no existe una estandarización en el
método aritmético para deducir el poder adquisitivo real de las
diversas economías. Si usamos el método del FMI, Italia gana en unos
3000 euros sobre España en materia de PIB por capita en relación con el
poder adquisitivo.

Cuando el gobierno lanzó las campanas al vuelo y descorchó todo el
cava que tenía para celebrar tan importante efeméride, dejó de recordar
algunos datos que hubieran ensombrecido el guateque:

  1. La productividad española está a años luz de la italiana
  2. La convergencia de riqueza con Italia es negativa para España
  3. El diferencial de inflación es de un 1,4% desfavorable en España.
  4. La economía española perdió 15 puntos de competitividad exterior en los últimos 11 años.
  5. El déficit de la balanza comercial española no ha parado de crecer desde 2001.
  6. Ahora que los mercados emergentes son el 32% del PIB mundial, el déficit comercial español cada vez es mas evidente.

Finalmente quiero destacar que cuanta más inflación, más importe de
Renta Nacional bruta, y como España tiene la inflación más alta de
Europa, si contáramos como lo hace el gobierno, a este paso pronto
atraparemos a Alemania en términos absolutos. La realidad es muy
distinta, ya que si antes la inflación descontrolada se traducía en una
devaluación de la peseta respecto al “dólar per capita” eso ahora es imposible.

El análisis del gobierno y de la prensa en general es tan simple que
no reconoce que, si España tiene mas inflación que otro país con el que
va igualado en renta per capita, le superará en breve puesto que su
producción pasa a valorarse con unos precios mas altos. A esto, en
ciencia económica, se le llama resultado aparente. En España la
prensa sabe poco de matemáticas y menos de economía, por lo que les
engañan fácilmente desde los estamentos oficiales que logran una
realidad alternativa y pública muy distinta a la autentica.