SUMA Y SIGUE

La corrupción y el pirateo han malogrado la credibilidad del sector inmobiliario español. Por toda España están siendo investigados tantos casos de corrupción urbanística a nivel municipal que es muy probable que algunos demandados no lleguen nunca a estar frente a un tribunal. The Guardian hablaba ayer de que durante las dos décadas anteriores, miles de británicos decidieron irse a vivir a la costa española, pero que ahora ya no sucede así. Las ventas prácticamente son inexistentes para clientes ingleses. En dicho artículo detallan demoliciones, contratos fraudulentos y casos de corrupción que no animan a nadie a comprarse un apartamento en España. Suma y sigue.