FACEBOOK & FINANCIAL TIMES

FaceLas dos herramientas principales que utilizo en un sentido social complementario al blog y que parten de la web 2.0 son twitter,y facebook. La primera con algo más de 470 followers se ha convertido en una agenda en diferido que me permite, gracias a su memoria, analizar como gestiono mi tiempo. La segunda con una red de más de medio millar de contactos me permite enlazar mi trabajo con el planteamiento originario de una red social. Hoy quiero analizar la segunda herramienta. Paul Allen dijo de Facebook
que llegaría a ser la mayor red social del mundo, que algún día sería
la primera en tener mil millones de usuarios. Tal vez exageraba pero es
cierto que su capacidad para conectar gente, subir imágenes y videos,
publicar notas, contactar amigos, obtener las últimas noticias de
ellos, configurar el alcance de tu privacidad, crear o unirse a
cualquier grupo sobre un tema determinado, organizar un espacio propio
o implementar espacios web a nivel corporativo, convierten esta
herramienta-servicio en algo parecido al sistema operativo de las redes
digitales en el campo social.

En Facebook la información es filtrada por los amigos y por las redes que conforman. El modelo no descansa en un motor de búsqueda, sino en las redes sociales que pertenecen a ese territorio poliédrico. Cualquiera puede participar y ofrecer sus servicios a otros internautas, que las agregan o no a su perfil. Dicho de otra manera, Facebook es algo parecido al sistema operativo de las redes sociales.
Una de las claves de su éxito partió de su propuesta económica. Una opción que permite a quienes construyan algo sobre Facebook se queden con el dinero generado por la publicidad o por las transacciones. Cada una de las aplicaciones pertenecen al talento colectivo y permiten una interacción creador-consumidor muy nutritiva. La verdad es que es una propuesta difícil de mejorar especialmente en un entorno de red distributiva como esta. Los agentes creadores de Facebook pueden beneficiarse de algo que Google carece: la dinámica relacional de las redes sociales.

En ese contexto, Financial Times lanza unos foros de pago para altos ejecutivos para que se mantengan en contacto e intercambien información. Lo hará por culpa de tres características que las redes sociales tienen y que consideran muy atractivas. Primero por la impresionante capacidad de exposición publicitaria que suponen. Sus cifras de audiencia superan cualquier espacio web actual. Segundo porque son espacios de consulta para los departamentos de Recursos Humanos. En el Reino Unido tres de cada cuatro empresas que abren un proceso de selección de personal empiezan por echar un vistazo a facebook, xing o similar o editan alguna nota para publicitar esa búsqueda. Y tercero, se ha detectado que los ejecutivos empiezan a establecer en las redes sociales espacios de comunicación y contacto entre ellos.

Las tres razones por si solas son interesantes, pero sumadas son un conjunto excepcional. El salmón británico así lo cree y ha empezado por relacionar a los directivos de sectores de telecomunicaciones y a los de medios de comunicación. En breve esperan hacer lo mismo con los sectores inmobiliario y financiero. El espacio estrella será uno de Consejeros Delegados con un coste de unos 2640 Euros anuales para poder acceder y así exclusivizar las conversaciones.

Dejando de lado la hipotética voluntad de sectorizar la propia red en base a puntos de relación y características relativas, la idea parte de un concepto  muy positivo. Si en el mundo de la medicina Sermo.com facilita la interacción a 50000 doctores para investigar y colaborar, en el resto de campos se pueden hacer llegar los principios del talento global y la inteligencia planetaria especificando los escenarios según la tipología de negocio. Otras como Inmobile.org o AdGabber.com permiten, a ejecutivos de la telefonía la primera y de la publicidad la segunda, relacionarse entre sí. Los resultados empiezan a evidenciar algún éxito como hacer llegar a los altos directivos las bondades del negocio colaborativo. Perder el miedo a derribar barreras analógicas y atender al contrario como una oportunidad y no tanto como un rival puede ser clave en las próximos cinco años.

Finalmente, les reconozco que pensar en un facebook para más de diez mil ejecutivos y que permita intercambiar información financiera a nivel internacional, me pone. De acuerdo que es un negocio, un nicho rentable para el rotativo del Grupo Pearson, pero tambien una oportunidad de conocimiento colectivo y de oportunidad profesional.

Negociame  Wikio2