HARA-KIRI ACADEMICO EN ICITIES

Mi ponencia en icities tenía el curioso encargo de hablar de los límites de la Web 2.0. Como se dijo, plantear una mesa con ese título pretende dar libertad absoluta a los ponentes para hablar de lo que quieran. En mi caso aposté por vincular el devenir de la web 2.0 a la de una hipotética sociedad 2.0. A mi modo de ver la web 2.0 no es una tecnorevolución por diversos motivos, pero fundamentalmente porque no va asociada a diversas características imprescindibles que las revoluciones tecnológicas poseen. Sin embargo si sabemos que la web 2.0 es un Hara-Kiri académico, una irresuelta violación al copyright, algo que no tienen un modelo de negocio asociado consolidado, que es información amateur, que atrae todo tipo de personas y que, en el mejor de los casos, es una protorevolución tecnológica conviviendo con un cambio social real.

Cesar Calderón dijo en su día que el 2.0 no son webs, ni aplicaciones, ni programas, es el uso quedamos los ciudadanos a esas herramientas. El 2.0 son las personas” Yo considero que no sólo son las personas, sino todo un estadio social. Aunque creo que se debe huir del exitismo acompañante inseparable de las herramientas 2.0 ya que lo importante no es ajax o los wikis, sino que lo importante son las posibilidades que aportan las redes. El verdadero éxito de la web social no depende de una herramienta, sino de tener actores convencidos. Estoy convencido de que la Web 2.0 es un movimiento independiente de la tecnología.

Plantee algunas dudas o preocupaciones sobre las herramientas 2.0. Se dice que la Web 2.0 mejora el acceso a la información pero la realidad es que sus herramientas son marginadores económico-sociales para los individuos que no gozan de un ritmo de adaptación y aprendizaje. Las herramientas 2.0 rompen la concepción de que la Web 2.0 contribuye a una sociedad mas democrática, solo hay que fijarse en el hecho de que la cantidad de enlaces y antigüedad proporciona poder a los nodos que se suponen líderes o referentes.

Las conclusiones que propuse querían explicar que existir en la sociedad 2.0 no es poder acceder a la información, es participar en su construcción. La sociedad 2.0 no debate 3 soluciones aportadas sino que empieza planteando la pregunta. La sociedad 2.0 conecta ideas e iniciativas como esencia vital de crecimiento. Además, el éxito del cambio revolucionario al que asistimos parte de la utilización de la calidad de la vieja cultura analógica con la potencia creativa de la nueva cultura digital.

En todo caso, estuvo muy bien, lo pasamos en grande, conocí gente especial, viví momentos mágicos que no podré olvidar y alguien me fracturó el alma.