Tú marcas conciencia

_aaLa semana pasada se hizo público el proyecto “Tú marcas tendencias“, a través del cual se espera convertir el informe sobre “La Sociedad de la Información en España” en un espacio de debate colaborativo y en un trabajo producido a partir del talento global. En mi caso, he recibido el encargo de coordinar el capítulo sobre “organización 2.0”, de modo que debemos entender este post como el punto de partida de la conversación y el debate. Resulta que, anualmente, Telefónica publica bajo una iniciativa de la Cátedra de la Universidad Politécnica de Madrid para Internet de Nueva Generación este informe. En esta ocasión y mediante un proceso abierto de colaboración, utilizando herramientas disponibles en la web tratará de obtener la visión de la propia sociedad acerca del futuro de la Sociedad de la Información como construcción colectiva a partir del análisis y el debate de algunos de los principales temas abiertos en este momento.
El capo de todo esto será Antonio Fumero y las conversaciones que nutrirán el documento final estarán coordinadas por Enrique Dans, Oscar Espiritusanto, Jose Antonio del Moral, Susana Alosete y Dioni Nespral, que se encargarán de dinamizar y redactar las conclusiones sobre los modelos de negocio en la música actual, los nuevos medios, las redes sociales, la televisión 2.0 y los contenidos digitales generados por los usuarios respectivamente. En mi caso, y lo haré utilizando como mínimo el catalán y el castellano durante la construcción de la opinión global, intentaré dinamizar el debate alrededor del concepto “organización 2.0”, las organizaciones virtuales, la colaboración digital, la confianza electrónica, la medición de resultados, la reputación digital, etc.

Como punto de partida, propongo un primer tema de debate: “la inteligencia colectiva”, por lo que las cuestiones que me gustaría ir respondiendo parten de mis propias dudas.

¿Al estimular la inteligencia colectiva se está facilitando la aparición de buenas ideas? ¿Esto sólo es posible en aquellas organizaciones dispuestas a sufrir un cambio estructural? ¿Mientras el talento global no sea capaz de mostrar empíricamente el beneficio económico se limitará su crecimiento? ¿Si colaboro, también contagio? ¿Si comparto mi sabiduría contigo, no estoy perdiendo uno de sus valores fundamentales: la exclusividad? ¿Estamos generando un caudal nuevo para pensar en equipo? ¿Sabemos pensar en grupo?