MARTINSA FADESA GAME OVER

El Consejo de Administración de Martinsa-Fadesa, reunido en Madrid, hadecidido instar un Concurso Voluntario de Acreedores que se va a convertir en el de mayor importe de la historia, en concreto por 6.000 millones
de euros. La suspensión de pagos de esta enorme compañía va a ser el principio de una lista que muchos ya conocemos pero que por precaución legal no se nombran, aunque no obstante, vendrán solitas al juzgado y para hacer pública su ruina. El objetivo
último es garantizar la continuidad de su proyecto empresarial,
procediendo al saneamiento y reorganización de la compañía a través de
los instrumentos de la Ley Concursal, aunque obviamente no hay que ser Premio Nacional de Economía para entender la repercusión real de esta decisión.

Pero la cosa no termina en suspensión de pagos de grandes compañías. El número de embargos a empresas de actividades inmobiliarias y de la
construcción aumentó un 41,6% en los cuatro primeros meses del año. En total,
durante los meses de enero, febrero, marzo y abril de 2008, se registraron 57.906
embargos en toda España,
lo que supone un incremento del 26,7%
respecto a los 45.714 del mismo período de 2007. Las comunidades más
‘embargadas’ son Baleares, con un incremento del 211,7%, y Andalucía, con una
subida del 95,4%. Como excepción, las
únicas comunidades en las que descendió el número de embargos respecto al
primer cuatrimestre de 2007 fue Cataluña, que experimentó una bajada del 27%. Resulta que en agosto se cumplirá un año desde que irrumpiera la crisis de
las hipotecas subprime en Estados Unidos, que encendió la chispa que ha acabado
incendiando el sistema financiero. En España, ese fuego puso en evidencia las
carencias de la economía de prepotente nuevo rico de la que hizo gala durante
la última década. Una economía basada en un motor especulativo y arcilloso que ha
acabado reventando en todas direcciones.