PLAYBACK DE LA PRENSA

17_10_2008_0550846001224232La confianza de los consumidores de Estados Unidos en la economía cayó en octubre al nivel más bajo registrado en toda su historia. Nos dirán que es por lo de la crisis financiera y nosotros lo aceptaremos. Es como el playback, uno hace como que canta y el público simula que se lo cree. The Conference Borrad ha publicado el análisis en cuestión. La cifra se desplomó al nivel de 38 puntos, desde los 61 del mes anterior. No solo es una caída inédita sino que vuelve a dejar en evidencia a los “expertos” que preveían un malísimo dato, algo así como un índice de 52 puntos.

Seguiremos escuchando que estamos en una situación difícil, pero que ya se irá arreglando con el tiempo. Es posible pero me temo que los datos que van y vienen, que no tienen comparación con ninguno anterior, vienen a decir que nos enfrentamos a una situación sin precedentes. En este caso, que la confianza del consumo en los EUA, que es el indicador más claro de por donde va a respirar la economía real de medio planeta, se encuentre en el nivel más bajo desde que se creó el índice hace más de cuarenta años, no es más que otro síntoma de la excepcionalidad manifiesta de la época que vamos a vivir, por suerte o por desgracia, según se mire. Que esta noticia no sea portada de los medios escritos y apertura en titular de los telediarios de este país no es más que otro motivo para provocarnos el vómito por equipos. Los de comunicación que controlan lo que los españolitos deben o no saber. Hoy tocaba decir que el Santander está por encima del bien y del mal y que gracias a su benevolencia global estamos todos a salvo. Pues eso, que ya podemos estar tranquilos, el banco que vale hoy un 60% menos que hace un año, que está expuesto en los escenarios más complejos del planeta (EUA, Reino Unido, Venezuela, Argentina,…) y que hoy ha retorcido los datos diciendo que no llegarán al 2% de mora cuando todo el mundo sabe que eso es una entelequia o una mentira directamente, será quien nos dará cobertura cuando esto esté tocando suelo. Bien. El índice de credibilidad de la economía americana tiene una especie de análisis de futuro que aun es más pesimista. Los americanos ya cuentan con un elemento que desconocen la mayoría de los que allí están vivos: el paro.

Pero la ocultación elegante de información que los medios están procurando no acaba con esto. La anestesia específicamente aplicada responde a la ocultación de noticias claves para entender lo que está pasando. Como muestra un par de joyas:

  • El Fondo Monetario Internacional se quedará sin liquidez según el Financial Times en un análisis sobre la situación económica global. Dicen que, después de que la institución salvará de la quiebra a Islandia y a Ucrania, su munición se ha visto demasiado mermada. Doscientos mil millones de dólares pueden desaparecer rápidamente. Hay muchos países en la misma posición que Ucrania y basta añadir a uno o dos de los países grandes para que se agote el fondo. Eso lo sabe hasta Strauss Khan que pasaba por allí entre copa y copa. La institución dispone de unos 200.000 millones de dólares en dinero al que puede accederse de modo inmediato, a los que se suman otros 50.000 millones también de fácil acceso. Los créditos a los países con problemas se supone que no pueden superar tres veces su propia contribución financiera al FMI. Pero el préstamo a Ucrania fue de ocho veces su cuota mientras que el de Islandia multiplicó la suya por once. Pocos explican que Ucrania necesita recaudar entre 55.000 y 60.000 millones de dólares de financiación externa el próximo año. De momento el FMI tiene fondos suficientes para desempeñar un papel activo en las economías de mercado más pobres entre las emergentes pero no dispone de los recursos que son precisos para actuar como prestamista de última instancia para países del tamaño de Brasil, Turquía o Argentina por nombrar alguno. Mientras medio planeta habla de esto, aquí ni pío.
  • El Banco de Inglaterra ha cifrado en 2,8 billones de dólares las pérdidas sufridas por las instituciones financieras de todo el mundo en la actual crisis económica. Resulta que en Estados Unidos las pérdidas han pasado de 739.000 millones a 1.57 billones de dólares y en Europa de 344.000 millones a 785.000 de euros. Según el informe, los gobiernos han gastado más de 1,1 billones de dólares en el rescate del sector financiero y de momento nada de nada. Tampoco hay muchas portadas con este dato. El mundo es 4 o 5 billones de dólares más pobre y aquí nadie dice nada. Pues eso. Es como no explicar que significa que el Ibex haya perdido un 47% de su valor. Nadie explica que los ahorradores, inversores y las familias que tienen algún durillo en la alguna acción, ahora tienen de media la mitad de lo que tenían en enero.

Nada importante, pues eso. Eso si, las tertulias de micrófono efímero, radiofórmulas de la opinión y miserias varias siguen ofreciendo un pobre espectáculo, cuando incorporan una especie de todólogos que saben de economía al mismo nivel que mi hijo de tres años.