LA VOZ FRACTURADA

A finales de año o durante el primer mes del próximo, está por estudiar el momento más idóneo, estará en todas las librerías de este país el libro del que hace tiempo ya se habló en este blog. Gracias a una gran editorial y a un editor excepcionalmente valiente "Crónica de una crisis anunciada" verá la luz. Os dejo en exclusiva parte del capítulo introductorio. Para ir abriendo boca.

Este libro tiene su origen en ese deseo de enfrentar el pensamiento único y unidireccional, de quitarle el envoltorio a las noticias que nos dieron durante años de apagón de la verdad. A lo largo de tres años los ciudadanos de este país y los de gran parte del planeta desayunaban buenas noticias, alegrías financieras y cifras decoradas con esmero, sin embargo la realidad se iba conformando poco a poco por debajo de nuestros pies. A pocos metros, en el subsuelo de las mentiras estaba larvándose esta catástrofe. Mi voluntad durante años fue dar luz a esa masacre previsible, a esa carnicería de despidos, embargos y tensiones que se producirán en breve. Ahora ya es demasiado tarde para evitarlo. Los que pudieron no hicieron nada, por lo que nos queda afrontarlo con valentía e indignación. Debemos denunciar a quienes sabían lo que se nos venía encima y no movieron un dedo. Los que nos engañaron sistemáticamente a fin de salvar sus reales culos deben pagar por sus delitos. No hay mayor pecado social que el de la desafección intelectual, la de la crisis del sentido de responsabilidad, ese elemento que diferencia a los grandes hombres de los miserables. Tantos han sido y juntos han estado, que nuestro plan de salida no tiene espacio ni tiempo. (...)

Otro volumen en preparación deberá de enlazar lo que pasó con lo que pasará. Otro texto futuro sugerirá las llaves que abren las puertas de un futuro mejor, pero de momento en éste vamos a intentar demostrar que hubo quien escribió sobre lo que pasaba mientras la verdad publicada retorcía las noticias al servicio del poder y de su salvaguarda. Es en este libro que, a partir de la recuperación de textos electrónicos que fueron participados por miles de personas, que fueron complementados en los debates posteriores, demostraremos que aquellos que no se acercaron a la red para leer la opinión de la blogosfera, los que no atendieron al talento global, a la inteligencia del sistema colectivo, no tuvieron forma de descifrar la realidad económica y darse cuenta de lo que les acabaría fracturando el alma. Los medios tradicionales respondieron a intereses políticos, económicos y sectarios a la vez que la incultura general en materia financiera hizo el resto. Durante tres años avisé desde mi humilde blog sobre todo eso a miles de personas que nos creyeron. Me queda la certeza que el espacio puramente humanista y libre, donde se ha hablado en libertad y con inteligencia ha sido la Red. (...)

Este libro anuncia alguna de las situaciones que aun quedan por vivir. Las tensiones sociales se multiplicarán y se extenderán por todo el mundo occidental. Será cuando por fin entenderemos la verdadera dimensión humana de la tragedia. Nada hace pensar que en unos cuatro o cinco años el mundo será mejor. A medio plazo y en un territorio social mucho más pobre, el planeta se enfrentará a sus elementos más corrosivos. La parada técnica, la economía detenida y la autogestión como valor. Será un buen momento para reinventar, para corregir de cara al futuro, pero este libro no hablará de eso, sinó de cómo hemos llegado a esto y de cómo los que lo sabían callaron maliciosamente. Intento de traducir esa tentación que tienen la pandilla de sinvergüenzas que nos han traído a este estercolero. Su voluntad, la de los mediocres es siempre la misma, eliminar el rival, el mito y el talento para poder ejercer el poder sin que eso sirva para mejorar nada excepto su cuenta bancaria. Esta es la crónica de una crisis anunciada, de un drama que era previsible y conocido por los que tenían responsabilidades directas sobre ella. Esta es la denuncia pública de que nadie, en ningún escenario tuvo interés por adelantarse a los sucesos que nos conducen a la peor depresión económica conocida por los que estamos vivos. Este es un llanto por los que creyeron la verdad oficial y se adentraron en la cultura del dispendio y el crédito. Este es un grito de esperanza para que todos sepan que siempre, aunque silenciado por el poder, quedan espacios de verdad y debate inteligente. Esto es una sonrisa por que en el futuro inmediato ya nadie podrá construir la verdad sin contar con la gente. Una gran ola llamada redes sociales, blogosfera, Web 2.0, sociedad electrónica, talento colectivo, inteligencia global, vigilancia activa o realidad construida se encargarán de ello.

Espero que os parezca interesante el planteamiento. Los que son lectores habituales de este blog podrán releer ideas que entre todos ya debatimos en su momento, los menos antiguos descubrirán de donde viene este espacio y los más recientes verán que este blog parte del compromiso ya lejano de traducir la verdad de un modo didáctico, claro y con intención de denunciar los excesos. Todos en definitiva validarán lo que ahora es. Un espacio que no ha abandonado el compromiso con los que aquí se dan cita día tras día durante más de 36 meses.