PREPOST

Cierto que últimamente mi blog tiene algún tinte corporativo pero no me lo tengan en cuenta. Este es mi espacio y a veces me permito licencias que seguramente no gustan a todos. Mi empresa es un proyecto emprendedor pero con una fuerte implicación social y de enfrentamiento con la crisis. Otro día me explicaré y justificaré con más datos. No obstante, en los últimos cinco días se me han amontonado temas empresariales y personales que me han impedido escribir como debiera. El fallecimiento de una persona clave en mi vida, los retos como emprendedor y la edición de mi próximo libro han colapsado mi agenda vital. Por eso, y mientras encuentro un instante para retomar hoy mismo la dinámica de publicación habitual, sólo comentar lo excepcional de la noticia de que el Índice de Precios al Consumo de Estados Unidos bajó diecisiete décimas en noviembre, la mayor caída desde 1932. Seguirán diciendo que las medidas de rescate y las gaitas escocesas tocando en grupo acabarán con regularizar el caos en el que se encuentra el planeta a nivel económico, pero la verdad es que no paran de sumarse noticias de tinte inédito que demuestran lo dramático del momento que nos ha tocado vivir. El desplome de la inflación ha sorprendido a los analistas de todas partes y se suma a la sorpresa aparente de la bajada de tipos de la FED. En referencia a este dato último, déjenme comentar que, si bien en este blog no pude postear en los últimos días pues me gusta hundirme en el análisis y si no me es posible hacerlo no suelo escribir nada, en mi canal twitter si aporté el dato, 24 horas antes de que sucediera, de la seguridad que la Reserva Federal dejaría el precio del dinero americano en 0,25%. El enlace está aquí.y pertenece a la respuesta que doy a uno de los lectores de este blog con el que converso en ese canal. Otra opción de recibir alguna información interesante que complementa el blog cuando no tengo opción de actualizarlo es este espacio de seguimiento via facebook.