LOS TIPOS AL 2%

Hoy se reúne el BCE y, aunque la mayoría opinan que bajará los tipos un 0,25%, yo apuesto que lo hará medio punto, en concreto hasta el 2% desde el 2,5 actual. Esa bajada de tipos no responde a un riesgo de inflación que ya no ve nadie sino al temor deflacionario. Sospechan que rebajando el coste del dinero aumentará la liquidez en términos generales y en consecuencia los procesos de consumo. En teoría eso debería de acentuar sensiblemente la inflación y por lo tanto sobrevolar el peligro de la deflación. Pronto sabremos que eso es un terrible error puesto que la rebaja de tipos no sirve de nada en un escenario en franca recesión, de desplome del consumo y, sobretodo, de incapacidad de valorar patrimonios. El manual dice que si bajas los tipos, el consumo se incrementa y esto tensiona los precios de las cosas. El mismo manual dice que si la inflación se modera podemos bajar esos tipos y, si al mantenerlos bajos esa inflación empieza a repuntar, se deben subir. Ese manual necesita algún capítulo que hable de la deflación, puesto que ésta se produce independientemente de esos factores. Si bajan los precios de las cosas y bajas los tipos, en una fase de pocas ventas, los precios se reducen puesto que el crédito para obtenerlos también baja. La conclusión es una espiral deflacionaria ya que ésta depende de otras escalas que no aparecen en ese manual del siglo pasado.