BANCOS TRAMPOSOS

Durante los últimos días los bancos españoles han sido atacados por los hedge funds desde paraísos fiscales muy diversos. Los bancos de inversión de medio mundo han atacado nuestra banca sin descanso. La presa favorita de estos agentes han sido loas entidades medias con apuestas a la baja en operaciones cortas, es decir las operaciones de trading corto se han redactado siempre con voluntades de pérdidas. Los responsables son UBS, Goldman Sachs, Cerril Lynch y Morgan Stanley, que han reventado las cotizaciones por ejemplo del Popular que ahora vale un 43% menos o del BBVA que cuesta menos de 5 euros por acción. El Banco Popular tuvo que vivir una jornada en la que las operaciones sobre su cotización se formulaban en un 93% basadas en posiciones cortas, las favoritas de los hedge funds.

Las quejas de los bancos españoles sobre estos ataques premeditados se suceden. Hace una semana los responsables de éstos le pidieron a la CMNV que prohibiera las operaciones a corto. Esa petición sin embargo no será posible si no es a escala europea como mínimo. Pero seamos justos.
Mientras miles de inversores presencian atónitos como sus ahorros desaparecen a toda velocidad, hay bancos que están aguantando sus cotizaciones de un modo poco ético y excesivamente arriesgado. En este sentido el caso del Banco de Sabadell es paradigmático. Aunque el valor se ha dejado un 38% en lo que va de año, eso es una minucia comparada con lo que podría haber pasado ya si no fuera por las órdenes de compra que están aplicando directamente sobre su propio valor.

A partir de una conversación en la que nos encontrábamos el director de economiadigital.cat y yo mismo, pudimos atender a una realidad siniestra para el Banco de Sabadell. El curioso aguante de la cotización del Sabadell reside en que se está soportando a través de la compra de acciones masivas por parte de su propia sociedad de valores, Ibersecurities. Llevan dos meses largos haciéndolo para mantener las cotizaciones desesperadamente. Por cierto, Ibersecurities Sociedad de Valores, pertenece al Grupo Banco Sabadell. Sus principales actividades son, por un lado, el asesoramiento y la intermediación en acciones, derivados y warrants y, por otro, la gestión de carteras, tanto de acciones como de fondos, incluidos fondos de pensiones. Aconsejan que comprar y lo ejecutan a medida y notifican las compras a sus afiliados.

Veamos, tomando como referencia el 2 de enero, podemos descifrar que  Ibersecurities ha adquirido 36,5 millones de acciones del Sabadell por el precio de 118 millones de euros. Esto no sería reseñable si no fuese porque el segundo operador de sus acciones es ACA Valores que ha adquirido poco más de medio millón de acciones. Esto demuestra dos cosas, que las acciones del Sabadell no las quiere ni el Tato y que quien las adquiere lo hace por su propio interés, a fin de mantener el valor nominal de las mismas, cosa que aunque no lo esté logrando si está amortiguando el batacazo.

En el mundillo de los mercados se dice que lo que afecta al Sabadell es un interés desmedido de ventas. Desde principios de año, tanto Morgan Stanley,  UBS y Societe Generale se han desprendido de apenas 5 millones de títulos. Si bien las principales operadoras del mundo ponen a la venta sus acciones del Banco de Sabadell Atalántico, nadie las quiere básicamente por como se dice por aquí “la acción vale cero”. Esto no sólo afecta a esta entidad, hay otras que actúan de un modo similar, pero que no trasciende por ser mucho más compleja la operativa o no tan evidente.

Soporte-Artificial

Sólo quiero añadir que históricamente, todas las operaciones de soporte evidenciadas por los agentes propios han acabado mal. La historia de la bolsa y de la economía está llena de apalancamientos domésticos que han llevado a la quiebra a quien los ejecutó. Aquí reflejamos lo que pasa, que cada uno juzgue por si mismo y decida que hacer con sus ahorros y sus depósitos. Por supuesto este foro queda abierto a los responsables del Sabadell Atlántico para ofrecer su punto de vista.

4bancos
El rojo es BBVA, el azul BSCH, el negro el Popular y el naranja el Sabadell.