DEFLACION TECNICA

MarionetaComo venimos diciendo hace mucho tiempo, tras una fase de estanflación, llegó como tenía que llegar, la deflación.  Ayer se confirmó la caída de la inflación durante más de medio año seguido. Según advierte el futuro sustituto de Solbes, un tal David Vegara, espera que el Índice de Precios al Consumo caiga más y que toque suelo en los meses de verano. Aun así, toneladas de maquillaje ya esperan ese momento para volver a negar la evidencia. El peso de la verdad volverá a caer y certificará que estaremos obviamente en deflación.

Si vamos recortando los flecos vemos que no se registraba una tasa tan baja en el crecimiento de los precios desde junio de 1969 en pleno franquismo y a puntito de entrar en la crisis de los setenta. Si bien en ese año el IPC se situó en el 0,5% debemos advertir que la caída de la tasa de este febrero es brutal y no tiene comparativa alguna en el pasado pues la caída interanual ha sido de casi 4 puntos. Por si fueran pocos elementos a favor de los que defienden que estamos entrando en una fase deflacionaria, cabe destacar que febrero solía ser en los últimos años uno de los meses en los que los precios subían de forma desorbitada debido al encarecimiento del barril de crudo.

Estoy convencido que muchos dirán que volvemos a llamar al mal tiempo. Es posible, me gusta Escocia y su llovizna persistente, pero en este caso poco o nada tiene que ver con una impresión subjetiva. Vamos a recoger un elemento puramente técnico que desvincula los trazos del gobierno y, por derivación ilusa, de la oposición que sigue con sus cosas. Cuando el IPC toque tasas negativas querrá decir, de hecho indicará, que los precios que componen esa cesta representativa estarán bajando con respecto al valor que tenían el año anterior.

Podemos deducir por tanto que cuando ese índice de precios alcance valores en negativo los precios llevarán muchos meses cayendo. Veamos, si en verano de 2008 los precios estaban un 3% por encima de los de enero del mismo año y a principios de 2009 los precios son un 0,7% superiores a los de febrero del año anterior, la conclusión es clara: España ya está en deflación técnica desde hace un trimestre. Adjunto enlaces para refrescar los efectos de este tipo de escenario. La deflación no trae oportunidades, no son ofertas, no tiene nada que ver con el entusiasmo de comprar barato, no, tiene que ver con caída de consumo, reducción de empleo, pérdida de activos, desvaloración patrimonial, escasez de crédito y detención del flujo económico.

Enlaces complementarios: