APUNTE PARA UNA MINISTRA

Apunte rápido para señalar algunos aspectos de la que, aparentemente, será la nueva ministra de Economía de este país: Elena Salgado es otra funcionaria de alta cualificación, que como Solbes ya vivió, en épocas de Gonzalez, el tono marengo de la crisis. Es una mujer con escasa solvencia en lo económico, en lo empresarial y en la gestión financiera. Dudo que ese sea el perfil de quien deba enfrentarse al terremoto que supondrá alcanzar casi cinco millones de parados, el deterioro de todos los elementos de nuestra economía y la urgencia por agilizar los procesos de gestión crediticia de los bancos. ¿No hay nadie con mayor prestigio o un más alto conocimiento económico?

Zapatero va a lograr que parezcan genios sus actuales ministros gracias a los nuevos nombramientos. Por si fuera poco, Elena Salgado es la impulsora e ideóloga del dichoso plan E, ese que está simulando ocupar alabañiles durante tres o cuatro meses, que está ampliando el agujero fiscal y que hipoteca definitivamente la voluntad de acometer reformas de calado. El presidente del gobierno es un personaje que, por mucha foto con Obama que se haga, está dañando irremediablemente nuestro sistema económico. Del resto de nombramientos me niego a hablar. Que Pepe Blanco acabe siendo ministro de cualquier cosa es un insulto a la inteligencia y a la bondad de los españoles.El presidente no se da cuenta de la encrucijada en la que se encuentra España y sigue asumiendo retos mediáticos como si esto fuera un concurso de telegenia. Lo vamos a pagar carísimo