TRANSFORMAR EN COMUN

Mañana estaré Granada en el VIII Encuentro de la Comunidad de Telecentros del Estado. Allí se reunirán responsables de la gestión y expertos de todas las Comunidades Autónomas y del Estado para analizar y debatir la contribución de los Telecentros a la generación de ideas y proyectos innovadores que contribuyan, según ellos, a salir de la crisis económica. Es cierto que actualmente se benefician de los telecentros más de 3,6 millones de personas y que existen en la actualidad 6,300 Telecentros. Como sabéis durante algunos meses he liderado un proyecto de dinamización de una red social en Andalucía llamada Guadalinfo. Ahora ya está gestionada por un equipo profesional de estimulación de entornos. Mañana explicaré como lo hemos hecho y como lo vamos  a seguir transformando ese espacio para que el medio millón de andaluces que ya está en esa red social mantenga el sentido por la innovación y la voluntad de sumar inteligencia. A mí me toca trasladar ese modelo de dinamización a otras comunidades, por eso me han pedido que el viernes de una charla alrededor de este tema.

El video que acompaña relata uno de los 8 encuentros provinciales que hicimos para esa agitación de dinamizadores en su día. Este en concreto es el de Almeria, pero hay 7 encuentros con sus videos más.Voy a hablar de que si se gestiona con inteligencia esta red de Telecentros estaremos ante la mayor fuente de generación de conocimiento del país, y, en consecuencia, una de las fuentes de generación de oportunidades empleo y formación con el uso de las tecnologías de la información y comunicación más importantes de Europa. El acceso a la sociedad del conocimiento es trascendental como lo será igualmente el uso de la imaginación para el descubrimiento de nuevos horizontes y desafíos para la población y especialmente para el desarrollo de las redes sociales que promuevan proyectos innovadores ligados a la generación de oportunidades. El elemento ciudadano y horizontal que representa un proyecto como este es un valor de solidaridad necesario. Vienen malos tiempos, peores de lo que nos cuentan, peor de lo que yo escribo, pero hay espacios que nos permitirán construir un mundo mejor, tocarlo de verdad y aprender de la gente en su globalidad.  

Los telecentros son un escenario de encuentro y de respuestas para la gente con menos oportunidades.  La mejor respuesta a la recesión es trabajar precisamente en cosas que importan. Se abren nuevas oportunidades para optimizar el trabajo a partir del desarrollo tecnológico. Sé que muchos no creen en toda esta literatura, pero os aseguro que estoy tocando directamente lo que cuento, percibo rumbos correctos y agentes preparados. El dinero es deuda, la crisis es de sistema, pero, tras un futuro inmediato muy duro y dramático, los cimientos que ahora dispongamos nos traerán un ecosistema de relaciones empresariales, sociales y de conocimiento industrial mucho mejor. Por eso el futuro de los Telecentros pasa también por una transformación de los mismos hacia un espacio de participación social, hacia un espacio 2.0, que promueva unos resultados en la comunidad donde están implantados y relacionados con la transformación social, con la e-inclusión y con la participación. La estrategia de desarrollo desde lo local (el centro arraigado en las redes sociales territoriales) hacia lo global, basado en la creación de redes sociales digitales creará una red de inteligencia colectiva que potenciará las oportunidades. Estoy seguro que será así, prefiero pensarlo, es una oportunidad que pienso aprovechar y que quiero trasladar. Empiezo a buscar espacios

Actualmente hay en España más de 13 millones de personas  (un 20% de la población española) que utilizan las redes sociales, 2 millones en Andalucía. Las redes sociales en España son las segundas más participativas de Europa. Las redes sociales crecen en España a un ritmo del 41% anual.  La Red Social Guadalinfo ha sido reconocida como una de las redes sociales más importantes de nuestro país según diversos informes y estoy muy ilusionado y orgulloso de ser parte de ese proyecto. Ahora espero poder trasladar su espíritu y la gestión profesional en su estimulación a otras comunidades.Cuand hablo de ofrecer espacios a una revolución del conocimiento en pleno cambio sistémico pienso en cosas como esta. Tal vez me equivoque pero, incluso yo, necesito pensar que hay alguna salida.