YA SON CINCO MILLONES

Que el desempleo se dispara hasta el 17,36% y supera los cuatro millones de parados, 802.800 más que en diciembre parece no ser suficientemente dramático para que este país reaccione. Aun hace falta más. No se preocupen que lo tendrán. Nadie puede ya detener el desastre que supone esta bola de nieve y más cuando de esa cifra, 766.000 provienen de la destrucción de empleo directo. Además los que nos gobiernan están más preocupados en no recibir una derrota humillante en las europeas que en gestionar esto con responsabilidad. De ahí que sigan intentando hacernos creer que nuestros males son globales y que en las cumbres internacionales nos van a dar algún elixir que se ventile nuestro paro de un zarpazo. En el caso de que al resto del mundo le importara lo que diga Zapatero, la verdad es que no servirá de nada ya que la falta de capacidad de nuestra economía impedirá que nos podamos enganchar al carro de la recuperación global, cuando ésta se produzca, al mismo ritmo de otros Estados más preparados en ese entorno global.

Pues atentos porque la cosa es mucho más seria de lo que aparenta. Recordad que la nueva metodología que emplea el Instituto Nacional de Estadística para realizar la encuesta deja fuera a 600.000 desempleados que anteriormente si se consideraban. Un buen número de personas registradas en el INEM, cobrando la prestación por desempleo, pero que por realizar trabajos no remunerados para su familia no se incluyen en la EPA. El actual sistema les considera "trabajos no remunerados a tiempo parcial". ¿Os suena de cuando decíamos que este país tenía 4,5 millones de parados y el gobierno decía 3,5? Usando ese método mucho más fiable, ahora la suma se elevaría en realidad a 4.610.000 a los que hay que sumar los afectados por los Expedientes de Regulación de Empleo temporal. Estos cobran igualmente un subsidio, pero no cuentan para el dato final.

Por todo esto es un insulto a la inteligencia que el mayor Plan Estratégico del gobierno para salir de la crisis de empleo sea un montón de obras sin valor de finalidad dispersa y sin objetivos estratégicos establecidos previamente, de vigencia temporal absurda y de impacto limitado sobre la creación de puestos de trabajo como queda explicitado en los datos. Es para meterlos en una isla desierta a todos. Resulta que el ente público que elabora el listado de la operativa estructural es el municipal y lo hace de un modo descoordinado y de carácter puntual. 

España crea mucho empleo en tiempos de bonanza y destruye como nadie cuando se acerca una crisis. Nuestro modelo productivo es de bajo valor añadido y extraordinariamente sensible a la demanda. Pues, mientras se destruya empleo a este ritmo, que nadie espere una mejora de la demanda interna. El consumo se frena y con él la inversión privada, por lo que la actividad crediticia aun se reducirá más. Es sencillo de entender. Como el valor de la garantía es el inmobiliario y la capacidad de repago del acreditado son los valores básicos para conceder hipotecas, estas no se darán puesto que los dos condicionantes están quebrados. El endurecimiento de los estándares de crédito tendrá un efecto adicional de presión sobre el precio de la propia vivienda y sobre la capacidad adquisitiva de los ciudadanos. Al final desemboca en parada técnica y en nula capacidad de reacción a medio plazo. ¿Dónde están las ayudas para las nuevas empresas? Otro día hablaremos de eso que es como para emigrar.

Pero vamos al tema de hoy. En 2010 muchos de estos que aun siguen obviando lo que sucede descubrirán que significa eso que ahora se llama “tensiones sociales” y que por entonces se llamará, “enciérrate en casa temprano. Un 29% de los extranjeros legales en España se encuentran en paro. Más de un millón de personas que se debe sumar a otro millón de ciudadanos extranjeros en condiciones de trabajar que ni están ni se les espera en el mercado laboral. Menudo polvorín que estos “progresistas” de segunda están alentando. Resulta que, con su despreocupada actitud y sus discursos vacíos del “de esta crisis se saldrá con lo social” están dando pista a los grupos xenófobos y racistas que ya cargan sus armas más populistas.

Ha llegado el momento de la verdad. La precrisis está a punto de terminar y la crisis de verdad ya asoma. A mediados de año veremos su rostro con cierta claridad y a finales, como hemos dicho desde hace tiempo, la hostia va a ser bonita. Se acabó el tiempo de hablar y ser ineficaz. La gestión de los recursos existentes pronto impedirá regalar millones de euros a todo Dios. El Estado de excepción económico no es otra cosa que apartar a los políticos de la dirección de todo esto y dejar que nos saquen del hoyo verdaderos profesionales ajenos a las ideologías. Un gran pacto de Estado será imprescindible pero sólo será útil si lleva implícita la gestión por parte de economistas objetivos. Ya no sirve la izquierda ni la derecha. Zapatero puede decir misa pero los subsidios ya no ayudan. Cada euro que se gasta en pagar un día de paro es un euro que se deja de gastar en crear empleo. Reflotar este país va a ser tan duro que muchos no lo verán. Es momento de asesinar las ideologías, es momento de sumar. Y es que digan lo que digan los datos son muy jodidos. Ellos hablarán de que pinta bien, que estamos en el buen camino, que el paro remitirá y que las medidas del gobierno empiezan a dar resultados. Nada, puro maquillaje que se aprovecha de una incultura económica cultivada por los habitantes de este país y que así nos va.

Fijaros, maneras de explicar las cosas y que nadie comenta. Dado que la productividad debe estar creciendo en torno  al 2% atendiendo a esas cifras de aumento de paro (a menor empleo mayor productividad) esto significa que la economía habrá caído en el primer trimestre del año alrededor de un 4%. Desde la postguerra España no decrecía a esa velocidad. Los datos son los que son y las fórmulas econométricas no mienten, además, puedo soportar más insultos, llevo cuatro años así.

Pero lo peor ya no son las cifras sino la manifiesta indigencia intelectual de quienes deberían encontrar fórmulas para sacarnos de este barrizal. Es que hace solo 2 meses, uno de los ministros más cómicos de este país, descartaba por activa y por pasiva que llegásemos a los cuatro millones de parados. Solo hace dos meses Corbacho tildaba de interesados en derrocar al gobierno a quienes decían que los cuatro millones ya estaban superados. ¿Qué datos maneja este gobierno? ¿Con que material trabajan para encontrar soluciones? ¿Qué toman para desayunar? ¿Sabían que ya vamos segundos en la liga mundial de países con mayor tasa de desempleo? Nos supera Sudáfrica con un 21%, pero no se preocupen, tenemos los mejores entrenadores para acabar líderes a final de la liga.