VOMITÓDROMO RELOADED

Hace tiempo escribí este artículo que recupero y adapto a los tiempos. Nunca, algo que tenía escrito tuvo tanta vigencia. Decía por aquel entonces que a la política se acercan todo tipo de insectos. En el escenario público se asiste al apretón de manos, a la estrangulación genital, a las traiciones por la espalda, a los acuerdos de callejón y a la marrullería inherente al asunto. Cuando la miseria moral y la indigencia ética se juntan con los intereses personales queda poco espacio para la bondad política. Sucede a menudo que algunos sinvergüenzas que, por normativa estamos obligados a tratar de excelentísimos, se aprovechan de una situación privilegiada y en lugar de regirse por los principios del servicio público se benefician públicamente de su servicio".

Seguramente se salvan muchos, pero se ven poco. Cuando lo que cuenta es meterla en caliente da igual quien hace de mamporrero. Al hablar del reparto del pastel a cuenta del contribuyente, la cosa es muy sencilla y el acuerdo no se encalla en nimiedades ideológicas. No hay nada mejor para engañar al estómago, que un buen pacto milimétricamente diseñado para repartir presidencia de partido y cargos institucionales. Se pierden los escrúpulos y los amotinados se besan en la boca sin reparo, con gusto y sin mirar sus intenciones más íntimas. Ha llegado el momento de acercarse al vomitódromo. Es repugnante ver a los dirigentes de la mayoría de partidos en precampaña europea como sufren magreando la propia democracia a cambio caramelos que pagamos todos.

El oleoducto que transporta la vergüenza de los ciudadanos cruza el país de punta a punta. No nos merecemos la venta del sistema a los chinos. Oposición a hostias sin ver que España pierde peso mientras ellos discuten nimiedades que dan vergüenza ajena, Socialistas negacionistas que obvian el desastre a cambio de hacer propaganda de unas cifras de paro espantosamente maquilladas y que continúan retrasando las medidas que tarde o temprano deberemos adoptar.

Unos nos tratan como idiotas con videos para niños que muestran a Obama liderando al PSOE, otros se esconden tras unas encuestas que garantizan la victoria del PP con una participación que debería dar por nulos los comicios y el resto buscando un escaño. Mientras tanto España cree que los datos de paro de ayer son buenas noticias, que parece que “las medidas del gobierno empiezan a dar resultado” y que el nuevo ejecutivo y su oposición moderna y seria nos sacarán de este agujero. Lo dudo y espero estar completamente equivocado, por el bien de los míos y de los vuestros.

Algunos, un porcentaje relativo de la clase política en general, se olvidan de lo sustancial y del motivo por el cual van a asegurarse el momio durante cuatro años. Con ellos no irá la crisis, no les afectará el aumento de parados ni un PIB en caída libre. Sin embargo que esperen, a todos nos llegará el tema esta vez. Mientras van disfrutando del tacto de sus sillones esto sigue su curso cada vez más rápido y firme hacia el desastre.