Sobre Banca y Deuda

Ya supimos el verano pasado que un tercio de las cajas españolas agotó en sólo seis meses los avales públicos destinados para aliviar sus cargas financieras. En aquella merienda se fundieron 36.000 millones para lograr liquidez. Los avales son un mecanismo de apoyo a la banca que se fijó tras la caída de Lehman Brothers. Del dichoso Frob emanan 100.000 millones, los cuales acabarán colocados todos en diversos productos, principalmente en fusiones y rescates. Lo complejo del asunto es que para lograr esa ingente cantidad de dinero, el Estado debe emitir deuda y esperar que esa deuda la compre alguien. Dicen que en el Consejo de Ministros a la Salgado la llaman la ministra comercial, pues está todo el día intentando colocar nuestro stock de bonos en los mercados internacionales. De eso y otras cosas hablo hoy en El Confidencial, espero que os guste.