Equivocarse Bien

Esta es la traducción de la entrevista que me hizo Marc Arza para el proyecto n-giny. Para los que deseen leerlo en català pueden acceder directamente a la página de origen. La verdad es que estos días ando rematando un libro para Grupo Planeta que analiza la dificultad social, política, moral y circunstancial para emprender negocios en general y aquí en concreto, y descubro en esta corta conversación, que aparecen algunos de esos elementos. Para mí, el principal valor del emprendedor es la búsqueda del error como factor de aprendizaje. Sin riesgos no se aprende y en el riesgo aparece un alto porcentaje de equivocaciones. Atender ese precepto permite superar las peores fases y gestionar con éxito la de consolidación.

  • Preséntate para los (pocos) que no te conozcan. ¿Quién es Marc Vidal?

Soy un blogger económico, esencialmente. De hecho me gusta más eso que "analista económico". El primero de los conceptos define mejor lo que supone ser un observador analítico de la realidad económica hoy en día. Se debe ser social, comunitario, multidisciplinar y capaz de recibir críticas todos los días a los cinco minutos de publicar un post. No todo el mundo es capaz de hacerlo, por eso muchos economistas de columna han aparcado su blog. No es lo mismo escribir y esperar el talón, que escribir y esperar el tsunami. Por otro lado soy empresario y emprendedor. En primer término tengo algunas empresas que ya no gestiono yo directamente y juego el papel de inversor o miembro directivo que facilita networking y capacita por experiencia, y por otro lado sigo creando negocios, ahora muy vinculados al mundo tecnológico, aunque no exclusivamente. Soy socio-director de Cink, la niña de mis ojos en estos momentos por el valor de cambios que está dispuesto a vivir ese proyecto. Además soy colaborador de millones de cosas y viajero incansable. Pero sobre todo y por encima de todo, soy padre de Max.

  • Recomiéndanos tres blogs y tres usuarios de twitter a los que deberíamos suscribir.

Recomiendo el Netzpolitik, el blog de Michelle Malkin y el de Robert Reich

  • Eres un emprendedor en serie, compulsivo casi. ¿Qué cualidades destacarías como indispensables para la emprendeduría y la creación de empresas?

Un emprendedor tiene que estar programado para soportar el fracaso. Ha de abstraerse de lo que significa para el entorno no alcanzar los objetivos planteados. En el proceso de emprender hay que aprender y uno de los mecanismos que más ayudan para que así sea es corregir errores continuamente. Debemos saber el valor que tiene equivocarse cada vez mejor, hay que ser impacientemente paciente. 

El emprendedor debe buscar las críticas y no los elogios y prepararse para estar solo, muy solo, sobretodo cuando las cosas no sean tan fáciles como se preveían. Que tengas una buena idea no conlleva el éxito, tal vez llegas demasiado pronto o demasiado tarde. El emprendedor no debe juzgar el momento, lo ha de conquistar. Los emprendedores no ven el vaso medio lleno como los optimistas, ni medio vacío como los pesimistas, ni siquiera como los racionales que lo ven el doble de grande que el necesario. El emprendedor debe ver medio vaso por llenar, tiene que ver la oportunidad y crear el mecanismo que pueda dar la impresión.

  • Hay mucho ruido y confusión alrededor del concepto 2.0. ¿Como lo definirías?

El dospuntocerismo está prostituido. Ha pasado de ser un modelo de gestión que comportaba la capacidad de integrar la globalidad en la producción asíncrona y aterritorial, que permitía amontonar en un solo escenario creadores y consumidores para convertirse en un tópico, una manera de catalogar todo por el hecho de adquirir estatus de modernidad. Lo mismo que ocurre con las redes sociales y todo su universo, unos espacios que todo el mundo quiere tener bien cerca. 

La mayoría de compañías no tienen idea de que quieren o pueden conseguir pero se ponen. El tiempo irá definiendo que no todo puede ser 2.0 y que todo ello es algo más que herramientas tecnológicas al servicio de unos intereses determinados, el hecho bidireccional de los acontecimientos digitales ofrecerá un espectáculo nuevo, capaz de permitir pensar en común, que no tiene nada que ver con pensar juntos.

  • Hace dos años que desde Cink acercáis las redes sociales a las empresas, administraciones y entidades. ¿Qué hacéis?. ¿Qué os hace diferentes?

Cink es un caso de emprendeduría dinámica. De lo que éramos al principio, tan sólo hace dos años, a lo que somos ahora hay un mundo. Empezamos con un planteamiento integral y de tipo industrial que ha ido variando a un modelo híbrido donde la estrategia juega un papel fundamental. Nosotros tenemos como valor el hecho de que damos una visión global y transversal de la identidad digital, aportamos un factor de experiencia en el tráfico por este territorio, y generamos valores que nacen de la interacción entre cliente y nosotros

Ahora mismo somos capaces de dar servicios desde todos los puntos que tienen que ver la digitalización de una empresa, administración o entidad. Nuestro software de escucha activa reacciona a elementos humanos que limitan los errores mecánicos, la estrategia se basa en un radar 2.0 que ya ha sido seleccionado como modelo de uso para la Comunidad Europea y la acción global la desarrollan Community Managers o directores de Community officers que llevan más de dos años dando respuestas a cosas más complejas que crear un viral. 

Ahora mismo Cink está avanzando en tres campos: por un lado en i + D, investigando en desarrollar tecnología propia que tenemos vinculada a un proyecto europeo, también estamos investigando en aportar un gestor analítico fiable en métricas 2.0, por otra en internacionalización, donde Cink ha apostado por la globalidad del proyecto yendo directos a lugares donde la vida digital y las redes sociales comienzan a ser protagonistas. Estamos a 6 países y actualmente contamos con cerca de un centenar de CINKers (trabajadores de la casa). 

Parece mentira cuando mi socio, el Sergio Cortes, y yo miramos a julio de 2008, y vemos lo que en tan sólo dos años hemos construido, una compañía que está haciendo las cosas bien, que ha aportado discurso y terminología y que ahora mismo es referente en Estrategia en la Red. Hemos ido a contracorriente durante mucho tiempo y ahora que la mayoría hacen lo que nos criticó, hemos decidido volver a cambiar la dirección. Pronto tendréis noticias. 

La tercera pata por la que Cink es diferente es porque no apostamos por la gestión de las redes sociales en cuanto que eso es la suma de perfiles para un cliente, nosotros generamos dinámicas que estimulan la identidad digital del mismo, aportamos valor y conocimiento. En estos momentos, Cink da las llaves a una empresa, institución o entidad para que vaya generando los factores de cambio que detectamos que serán imprescindibles en un futuro inmediato. Hemos pasado de ciberactivistas empresariales o sociales, gestores de cambio, acompañantes en un tránsito difícil para muchos organismos.

  • Todavía hay quien ve las redes sociales más como una distracción que como una oportunidad de negocio. Los cierres de proyectos de altísima calidad y con mucha penetración (como balzac.tv o Nikodemo) nos hacen cuestionar el ROI de los proyectos, crees que hay oportunidades de negocio real en la web 2.0?

Las redes sociales son un espacio más donde se puede hacer negocio, pero los negocios que no son buenos tendrán que cerrar. Yo he cerrado negocios en Internet cuando todo el mundo decía que era el lugar para hacer negocios. La innovación no garantiza nada. De hecho no debería considerarse innovación lo que el mercado no acepta. Me sabe muy mal la quiebra del proyecto Balzac, estuve al principio, cuando me presentó el proyecto de Hector Milla, a punto de invertir porque me parecía un tema divertido y de mucha calidad, pero desgraciadamente son necesarios otros factores en el mundo de los negocios. 

Hay que entender, y lo digo en general, que la red ya no es un mundo en Creative Commons permanente, se necesitan valores empresariales que vinculen la atención con el negocio y que hay modelos que no tienen ninguna posibilidad si sólo se vehiculizan en el canal publicitario. Estamos en crisis, y cuando muchos me llaman catastrofista (fórmula despectiva de adjetivar el racionalista crítico) se olvidan que emprender negocios no es un hecho suicida

Hay que equivocarse, aprender y todo lo que ya sabemos, pero hay que analizar la situación económica y aprovechar las grietas del sistema. No se puede pensar crecer en un sector que está en quiebra por ejemplo. Es muy sencillo, más de lo que parece. Me he pasado años haciendo viables compañías y modernizando otros que necesitaban actualizarse, ahora eso por ejemplo ya no es tanto esencial como saber escalar una idea y globalizarse la.

  • Voces en el sector público capaz de realizar una integración de las redes sociales de forma similar a la que se está realizando desde la iniciativa privada?. Si se dice que el 2.0 es más una cuestión de actitud y de conversación entre personas, voces esta habilidad en el sector público o la rigidez institucional lo impedirá?

Si hay un lugar donde la actitud 2.0 es congénita a su idiosincrasia es en lo público. Abrir el gobierno y la gestión pública son consustanciales el uno con el otro, y las herramientas sociales y 2.0 acercan plataformas de uso en este sentido. Creo que a medida que la ciudadanía s'empoderi esto irá adquiriendo espacio. El hecho de que muchos políticos empezaron sus incursiones en política 2.0 en términos electorales y vieran las posibilidades que suponían de aproximación y de facilitación de trabajo incluso, sirve para "evangelizar" la clase política. Ahora mismo el problema reside en el apartado técnico más que en el político. Todo irá cambiando. Hay gente a la Generalitat por ejemplo que apuestan firmemente.

  • Está claro que estamos en crisis, bajo tu punto de vista y si tuvieras la varita mágica que lo permitiera, cuáles son las tres cosas que deberían pasar para salir y consolidar el modelo económico de Cataluña?

Hay que aceptar el lugar donde estamos. En gran parte nuestro PIB todavía tiene como patrón el del crecimiento especulativo. Toca adelgazar la economía hasta donde le toca estar, para poder ser más competitivos y en la medida que lo seamos ir apostando por un cambio de modelo adaptado a la tecnología y el conocimiento

Catalunya debe ser líder en modelos de negocio vinculados al valor añadido. En industria se ha de apostar progresivamente en un nuevo factor productivo vinculado a las nuevas necesidades del mundo, donde el automóvil ya no es un escenario de futuro, en el turismo hay que emprender una auténtica reflexión de modelo y en el resto de sectores hay que aceptar elementos muy duros que apuesten por la reconversión. 

Esto debe acompañarse con medidas fiscales que permitan reducir impuestos a las empresas, reducir salarios y costes de fabricación, para ir incorporando nuestro país el lugar que le corresponde. Después tocará crecer y conquistar espacios. Un factor que parece evidente es que Catalunya ha perdido liderazgo. Nadie define el tono y la voz económica, vamos sin rumbo y vinculados a una desconocimiento total de la realidad económica actual y, lo que es más grave, una total ineficiencia para activar los mecanismos que permitan ir confeccionando las características de la Nueva Economía catalana, extraída del conocimiento, las redes, la tecnología y la capacidad de desarrollo digital. 

Los consejeros (ministros catalanes) actuales no saben que es utilizar las herramientas digitales, no saben para que sirven, como escuchar, hablar o entender los nuevos vínculos sociales que se han establecido en los últimos cinco años por ejemplo. Sin embargo no es sólo un problema político, tiene que ver con el sofá social donde muchos empresarios y trabajadores acomodadas se yacer hace años y ahora se encuentran sin capacidad de reacción. Catalunya está dormida, pero creo que la gente emprendedora y con ganas de sacar adelante proyectos por encima de todo seremos capaces de despertarla y empujarla hasta el lugar que le corresponde.