Irlanda ya ha caído

Son las 4 de la madrugada, en unas horas salgo para Panamá, Costa Rica y Colombia, y llegan las primeras noticias de la rendición sin condiciones de Irlanda. Ya lo estuvimos comentando hace unos días aquí. Será interesante observar como evolucionan los hechos de una “intervención a la vista” pues nunca se sabe (o si) si le va a tocar a “otros” países.
Ya sabemos que eso de estar en el euro tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. El Gobierno irlandés tendrá que cumplir con estrictas condiciones del Banco Central Europeo toda las exigencias, lo que ha determinado que el ejecutivo de Dublín ya se ha entregado a perder el control de las políticas económicas de su propio país. Triste y dramático porque a los irlandeses no les va a crecer el pelo en tiempo.

A los tecnócratas de Estrasburgo y de Bruselas se las trae al pairo lo que pase en términos sociales en la isla, lo que buscan prioritariamente es que no se transmita el virus o que, en el peor de los casos, no se evidencie que el fondo que se montó para salvar de la insolvencia a España acaba de ser manoseado por otros. Como emerja la impresión de que del fondo de 800K millones de euros que se pusieron en el fondo y que venían fundamentalmente a salvar la quiebra de la deuda española, queda exíguo por que se está volcando en otros países vamos arreglados. Los mercados pueden darse cuenta de que la deuda española está mucho menos protegida que hace unos meses.

Como dije este fin de semana en Sevilla, “esto ya no es una crisis, es el nuevo elemento, el territorio en el que todo va a tener que irse desarrollando“. Más vale que nos vayamos haciendo a la idea que la “recuperación” no llegará porque no hay nada que “recuperar”. Mejor adaptarse que lamentarse.

¿Que significa que te intervienen? Pues a Irlanda, por ejemplo, le supone ser obligada a retirarse de los mercados internacionales de bonos por tres años debido a los costos financieros prohibitivos que le supone estar intervenido oficialmente. Dice la Unión que el importe del rescate son 80K millones de Euros. ¿Cuanto os jugáis que a final de mes hablaremos de 150K millones?

Entre los 110K millones de Grecia, los 150K millones (de momento es mi cálculo) de Irlanda y las amenazas de salir del Euros de Portugal, la cosa vuelve a estar en un punto de inflexión como hace unos seis meses. Al fin y al cabo, este asunto debería hacernos reflexionar sobre el papel de la banca que se lo está llevando todo por delante. Da igual lo que metan para estimular la economía, el sistema financiero lo engulle sin reparo y lo hace desaparecer sin sonrojarse. Una vez se lo ha bebido todo, vuelve a pedir más.

A lo mejor Eric Cantoná tiene razón.