Otra vez por aquí

Han sido casi dos meses de descanso. Un reposo que necesitaba en este campo. Escribir un post diario desde hace casi siete años, con intervalos y altibajos, supone un tremendo esfuerzo en lo personal y en lo profesional. Requiere estar siempre con algo que decir, razonado y especialmente sintético por el medio en el que estamos. Me dedico a muchas más cosas que a este blog por lo que no siempre ha sido fácil cumplir con el cometido. En los últimos meses el cansancio llegó a límites que no pude soportar. Necesitaba ese “reset” sencillamente. Mi salud física y  mental lo requerían. No dejé otras actividades como veréis en los próximos días. Un libro, nuevas empresas, dirección de algún postgrado más, internacionalizaciones de varios proyectos y un buen paquete de ilusiones que a partir de ya mismo pongo encima de la mesa para que todos podáis decir lo que os parezca. Quiero agradecer el apoyo, afecto y cariño que la mayoría de vosotros me ha mostrado en este tiempo de silencio, que aunque voluntario, fue necesario. Os aprecio mucho y a veces siento que aquí se reúne una gran familia. He vuelto a casa, y no es Navidad. Seguimos, que hay mucho que tratar, de que hablar, que denunciar y, sobretodo, que emprender.