Salir de España

Leo que “infiltrada”, una lectora especialmente lúcida, habla de “salir de España para montar negocios”. Coincido. De hecho vamos a trabajar ese aspecto en diversos posts futuros. No lo digo yo sólo, empieza a ser una constante entre emprendedores y gente que está harta de ver como sus ilusiones se van por el desagüe. Como muchos sabéis, estoy desarrollando mi actividad emprendedora fuera de España. Fue una decisión que tomé hace ya algunos años y que ahora se ha convertido en la prioridad de manera definitiva. Sigo sin ver opciones aquí, considero que al final todo será una especie de barrizal donde unos trabajaremos mucho, pagaremos muchos impuestos y por contra se nos concederán pocos servicios y mucho subsidio.
Pero hay riesgos, hay que atender muy bien el tema y asesorarse adecuadamente. Uno de mis destinos es Panamá, por un tema puramente estratégico a nível logístico pues es un hub latam para ingresar en ese continente, por ser un entorno financiero de primer orden y por su capacidad para transmitir el interés por el negocio de base tecnológica al resto de Centroamérica. Hoy hemos sabido que el gobierno panameño tiene pensado emitir deuda. Puede ser por dos razones: o bien porque se la ven venir debido a la dependencia yankee o por que van a acometer grandes proyectos no cubiertos por los presupuestos objetivos.

De hecho el gobierno de Martinelli contrató a Daiwa Securities Capital Markets Co. y Mitsubishi UFJ Securities Co. para vender bonos denominados en yenes en Japón, según una persona familiarizada con la transacción. Conozco al ministro de Economía y Finanzas de Panamá, Don Alberto Vallarino, y sé que su intención es la de dotar de mayor poder y liquidez al ejecutivo para afrontar diversos proyectos, pero sin embargo me preocupa que pudiera deberse a esa falta de dinamismo que la economía norteamericana está trasladando al país caribeño.