Emprendedor Rockstar

En su blog, Juan Corbera hace una descripción de lo que denomina un emprendedor RockStar y me incluye entre los que considera visten esa definición. Obviamente es una metáfora y como tal puede ser discutible, pero lo que si es cierto es que algunos elementos encajan de manera emocional en como yo mismo entiendo la emprendeduría. Habla de trabajar rápido, de generar grandes equipos, de no estar condicionados por el fracaso, de que solemos hacer bastante ejercicio, de que lideramos proyectos que a veces no son nuestros pero los vivimos como si lo fueran, de que asumimos riesgos continuamente por ser tremendamente estimulante, de que somos muy optimistas, a lo que añadiría que no por ello dejamos de ver el escenario real con una visión crítica, que intentamos formarnos continuamente y aprender de los que me rodean, (en mi caso doy clases en la universidad para aprender de mis alumnos) y, obvimente, habla del trabajo global y, cómo sabéis, no conozco el valor de las fronteras más que para pagar recargos aduaneros. Un artículo que me hizo pensar en si el valor de ser emprendedor a pesar de todo tiene mucho en que alguien me inspiró a serlo y que papel juego yo mismo para que otros se inspiren.