Prefiero superar a recuperar

Ayer por la tarde cerramos el proceso de creación de Idodi Andina, la hermana con sede en Quito de nuestra empresa matriz. Desde allí vamos a dar servicios a la zona formada por Perú, Bolivia y Ecuador. El lunes haremos lo mismo en Bogotá y antes de finalizar el año en Chile y Brasil. En unos días presentaremos la empresa en su globalidad y será entonces cuando evidenciaremos un trabajo enorme que durante más de un año hemos desarrollado en silencio y sin demasiado ruido pero que ha cohesionado un gran equipo. Ha sido un tiempo muy duro, complejo y tremendamente exigente. En varias ocasiones he estado apunto de parar, de recoger las velas y conformarme con una empresa menos intensa. Sin embargo no ha sido posible superar este afán por explorar y por sumar personas y retos a los mios. Somos más de los que pensaba y menos de los que seremos.
Los problemas estructurales de esta sociedad se pueden superar, es cuestión de tiempo, los políticos, los sociales y los económicos se irán adaptando al escenario poco a poco, muy lentamente y eso precisará de que cada uno de nosotros acepte el tiempo que le ha tocado vivir y entienda que en las limitaciones y en las dificultades pueden estar las herramientas para superar esta anestesia cotidiana con la que nos amargan el desayuno desde todas partes. Hay una actitud en todo ello que lo hace más complejo. En Europa estamos por detrás de Estados Unidos en términos de creación de empresas: en Europa el 45% de los ciudadanos prefieren trabajar por cuenta propia, mientras que en los EE.UU., esta proporción es del 55%. Esta falta de dinamismo empresarial no se debe a la aversión de los europeos en general de la iniciativa empresarial, sino más bien el resultado de factores estructurales de hormigón, administrativo y cultural que necesitan ser abordados. En España las cifras son aun menores. 

Siempre que pienso en superar problemas y aprovechar las limitaciones me viene a la cabeza la vida de Milton Erickson. Hablo de él a veces. Reflejo su vida y la comparo con su control sobre los baches de la propia existencia. Milton Erickson nació en una aldea que ya ni existe. Se llamaba Aurum y estaba en Nevada. Emigró a Wisconsin para trabajar en una granja familiar y a los 17 años enfermó de poliomielitis. Los médicos consideraron que no había nada que hacer, su parálisis era tan compleja que no había forma, en aquella época, de luchar médicamente contra ese deterioro. Sin embargo, con fuerza de voluntad y paciencia logró recuperar el movimiento. Llegó a ser profesor de psiquiatría y llegó a calzarse una canoa de 4 metros y para recorrer el Mississippi hasta llegar a San Luís.

Sin embargo, lo peor para Erickson estaba por llegar. Cuando ya tenía 50 años tuvo un segundo ataque de polio. Esta vez el problema fue el dolor físico. Con el tiempo lo superó. Aprendió a vivir con ello y volvió a poder hablar y comunicarse con destreza hasta el punto que llegaría a ser una autoridad en neurolingüística. En el primero de sus ataques el hombre aprendió de la observación. Utilizó su decadente situación en un aliado. Miraba a su hermana pequeña arrastrarse por el suelo como un reptil e iniciar sus primeros pasos.

En esos tiempos definió sus primeras teorías sobre la intensidad de la comunicación no verbal pues no podía hablar por culpa de la enfermedad. En la segunda crisis volvió a convertir un problema en oportunidad. Esta vez lo que estuvo estudiando fue la capacidad de controlar el dolor. Era tan intenso que tuvo que “diseñar” un método para superarlo. Logró perfeccionarlo gracias a la propia experiencia con el uso de la hipnosis para manejar el dolor y para la alteración sensorial.

Que Milton Erickson se enfrentara a cada uno de sus ataques con la fuerza de quien cree que esto no se acaba por una “mala” racha es tan edificante como admirable.

El resumen del Informe de la Unión Europea para cambiar esta tendencia dice que en estos tiempos difíciles de aumento del desempleo, Europa necesita más empresarios. Aunque en realidad sólo el 11% de los ciudadanos europeos son los empresarios, el 45% le gustaría ser su propio jefe si pudieran. Para desbloquear este enorme potencial de crecimiento y el empleo, la Comisión Europea tiene previsto lanzar en el otoño de 2012 un Plan de Fomento Empresarial de acción europeo para impulsar el espíritu empresarial en todos los niveles. Con este fin, la Comisión ha lanzado una consulta pública con el objetivo de reunir las aportaciones de las partes interesadas y los ciudadanos sobre el alcance de las posibles acciones futuras a nivel europeo, nacional y regional en la promoción del espíritu empresarial.

Para superar la actual situación, la Comisión, en particular, interesados en recibir ideas sobre cómo:

Unleash entrepreneurial potential remove obstacles to entrepreneurial activities support entrepreneurs in starting up businesses help entrepreneurs to face challenges, particularly during the first years of life of the business. All citizens and organisations are welcome to contribute to this consultation. Contributions are particularly sought from public administrations and private sector organizations and individuals who support entrepreneurs in starting up businesses. More specifically the Commission is interested to hear the views of citizens on the following topics:

Promoting the spirit of entrepreneurship in schools and universities

Education for entrepreneurship can make a difference, as young people who go through entrepreneurial programmes and activities start more companies and earlier – the percentage of alumni who become entrepreneurs 3 to 5 years after leaving school is 3-5%, whereas for those who participated in any entrepreneurship education this percentage rises to 15-20%. What can be done at EU, national, and regional levels to promote entrepreneurship education?

Women, Seniors – untapped pools of entrepreneurial potential

Women entrepreneurs constitute only 34.4% of the self-employed in the EU but 52% of the total European population. Women represent the most underused source of entrepreneurial potential in Europe. Seniors can often bring valuable know-how and experience to the table that could make them excellent mentors for those who are less experienced founders. What can the Commission do to promote women’s entrepreneurship and better tap the business experience of seniors?

Migrants, minorities or other specific groups of potential entrepreneurs

It is important that policies to encourage entrepreneurship in Europe take full account of the entrepreneurship potential represented by migrants and members of ethnic minorities. How can entrepreneurship among migrant and ethnic minority workers best be promoted?