Conferencias, startups y más

Hoy llego a Europa. A Madrid para ser más exactos. Aunque las comparaciones he decidido apartarlas os aseguro que cada vez que regreso la sensación es más preocupante. Cuando regresas de poner en marcha equipos y startups por países que están emergiendo o, habiendo emergido y sumergido, ahora vuelven a tomar la iniciativa de sus propios retos, y te encuentras con noticias como la de que “el Gobierno concederá permiso de residencia en España a extranjeros que adquieran una vivienda cuyo precio sea superior a 160.000 euros”, es para casi darse la vuelta. No tengo nada en contra de dar soporte a los que viajan a entornos extraños para vivir y trabajar. Yo soy, de hecho, uno de ellos desde hace mucho. Lo que me preocupa es que la evidencia de que estamos en manos de un grupo de inconscientes, o en el peor de los casos, de inútiles incapaces de entender hacia donde va el mundo, es cada vez mayor. ¿Por qué en lugar de apostar por la compra de aquello que ha llevado a España al abismo no se concede la ciudadanía a aquellos inmigrantes que aporten un proyecto emprendedor? Tan difícil no es, mi hijo lo pilló a la primera cuando se lo expliqué por skype, seguro que sus señorías, si atendieran a sus hijos nos iría mejor.
Y a pesar de todo llego a España para seguir apostando por proyectos emprendedores. La semana que viene daré los detalles pero esta semana firmamos la entrada de IDODI en dos startups más. Vamos a darles todo nuestro apoyo y soporte. Son equipos jóvenes pero experimentados, una dedicada a revolucionar el mundo del arte a través de las nuevas tecnologías y la otra un proyecto de análisis y gestión de la lingüística y la tecnología social que también va a dar mucho que hablar. Y no serán las última, pensamos dar todo nuestro esfuerzo por demostrar que la emprendeduría es capaz de vivir alejada de la ventolera inconsistente del discurso fácil que dice dinamizarlos y que con imaginación y creando redes de estímulo se puede prosperar. Nuestra apuesta pasa por internacionalizar todos ellos, ofrecerles nuestro cada vez más global y potente ecosistema mundial donde exponer estos proyectos es más productivo.

También vengo a dar la brasa. Tengo dos conferencias el mismo jueves, una será a las 9 de la mañana en el BBVA Innovation Center durante el “Rebooting Healthcare Branding in a New Social & Connected World” donde hablaré de la que llamamos nueva Hipersociedad y sus oportunidades para ofrecer un nuevos escenarios de desarrollo empresarial.

La otra conferencia será ante un millar de empresarios aragoneses unas horas más tarde en Zaragoza. Durante el Foro Aragón Empresa 2012 hablaré a las 4 de la tarde sobre las “Oportunidades de la Hipersociedad inminente”, muy parecida a la de la mañana pero con matices que intentaré aportar desde el valor del empresario, que no es lo mismo que el emprendedor pero que aporta tanto a ese cambio si quiere, como el primero. Hay emprendedores que se convierten en empresarios y empresarios que nunca dejan de ser emprendedores, hablaremos de ellos y de cómo pueden sumar, apostar y estimular los cambios imprescindibles e inminentes que de manera inevitable se van a producir o se están produciendo.

Si estás por ahí nos vemos, si tienes un proyecto en marcha de base tecnológica hablamos y si eres director de programas en la administración pública con respecto a inmigración, emprendeduría o vivienda,  nos tomamos un café y te explico como lo veo, o mejor dicho, no lo veo.