En el libro de Lacoste

Hace unos meses se presento el primer libro de Jesús Lacoste que estaba dedicado a las personas que él considera estamos implicadas de manera intensa en mundo digital, los negocios y las TIC de nuestro entorno. El libro agrupa las entrevistas que a 73 líderes y emprendedores digitales de los que, os aseguro, sacas muchísimo conocimiento e inspiración. El trabajo de Lacoste procura mostrar, no obstante, la faceta más humana a parte de nuestro perfil profesional. El autor considera que Internet y las nuevas tecnologías de la comunicación han revolucionado no solo la forma de vida sino también el modo en cómo hacemos negocios y creamos empresas. Tras los primeros cambios a finales de los 90 hemos debido acostumbrarnos a un constante fluir de novedades que diariamente aportan herramientas antes impensables para crear negocios. Las Redes Sociales son el último peldaño de esta escalera infinita en la que nos encontramos. En cada momento de este devenir digital ha habido un grupo de personas que han sabido mirar donde apunta el dedo y no al dedo mismo; son aquellos hombres y mujeres que han sido capaces de asimilar las capacidades de la tecnología para idear nuevos productos y servicios. Igual que Steve Jobs fue un visionario que supo adelantarse a la tecnología ofreciendo aparatos que sirvieran para algo más, los líderes y emprendedores digitales han sido capaces de aportar valor con su creatividad. Han puesto en marcha negocios partiendo de una idea y a partir de un ordenador, un MBA y poco más” . Os dejo con el fragmento del libro que ofrece mi entrevista. El resto obviamente no puedo replicarlo.

MARC VIDAL, BUSINESS ANGEL y EMPRENDEDOR

Perfil humano
Una exigencia diaria:
Aprender.
El último libro que ha leído y/o recomendado:
Eat people, de Andy Kessler.
Se le da mal…
Dormir.
Experto en…
Deconstruir.
No perdona…
Casi nada.
Una comida para compartir. ¿Con quién, cuándo y dónde?
Un cuscús en Atar, cuando empieza la noche…
Una película:
Cualquiera con final abierto.
Siempre lleva en el bolsillo…
Mi pasaporte, por razones técnicas.
Forofo o fan de…
Me gusta fotografiar aeropuertos, pero no me considero fan de nada. Me gusta hacer tantas cosas que nada es determinante más que el resto. Tal vez correr sea lo único que no podría dejar de hacer.
En una escapada corta, ¿adónde va?
Vivo a caballo entre Londres y Miami, por lo que las escapadas suelen ser o bien al norte de Escocia (me encanta Ullapool), o bien a alguna playa desierta, como isla zapatilla, en Panamá.
Y un país para una larga temporada…
He vivido en muchos países. Es difícil, pero tal vez el mejor lugar para mí sería, según mi filosofía de vida, uno bien conectado y donde aprender, emprender y la tecnología estuviesen por todas partes, como en Massachusetts.
Filosofía de vida:
Aprender emprendiendo y emprender aprendiendo.
Un héroe o personaje que admire:
Admiro a todos los que de un modo u otro se enfrentaron a sus miedos para crear algo y lo hicieron sin atender a los que les dijeron «no hagas eso, es una locura». En mi último libro hablo del joven Mauro, alguien que ha declinado toda expectativa profesional siendo alguien solicitado por todas las multinacionales de Brasil por ini- ciar, él solo, un proceso que lleve a cambiar de manera definitiva su entorno más in- mediato, su mundo: las favelas de Salvador de Bahía. Alguien que cuando lo conocí, planteó en mí una nueva dimensión de los héroes y los referentes.
Aprendizaje familiar:
Mi madre me enseñó a valorar la diferencia.
Un sueño por cumplir:
Montar mi siguiente empresa.
Una afición para relajarse y desconectar:
No tengo aficiones significativas. Mi vida profesional y vital es mi afición. Viajo, em- prendo, aprendo, conozco gente, doy conferencias, vivo intensamente. Me gustan esas horas tranquilas, casi oníricas, en alguna sala lounge vip en cualquier aeropuerto, un sábado por la tarde, cuando hay menos usuarios y casi estoy solo, mientras miro salir y llegar aviones de los que desconozco sus destinos u origen, mientras tomo un café recalentado de máquina. He perfeccionado el proceso hasta ser un experto en hacer el café doble expreso. Lo acompaño con la lectura de fragmentos inconexos de un libro electrónico de historia o de economía histórica.
Defina su estilo de vestir:
Traje sin corbata para trabajar, casual elegante los días previos a festivos y suelo vestir muy sport y desordenado los festivos.
Teléfono móvil preferido:
Iphone en Europa y USA, BB en Latinoamérica.
¿Windows, Mac o Linux?
Mac.
En el garaje, ¿coche o moto? ¿Marca?
No tengo coche. No es operativo, no tengo residencia fija. Ahora bien, «conservo» un alfa romeo del 72, pero eso no es un coche, sería otra cosa, y además, con el volante a la derecha.
¿Qué suena en su ipod o mp3?
Nada. Cuando hago running tengo una lista de música para motivarme y suena algo diverso, aunque suele destacar la música irlandesa tradicional.
¿Un deporte para ver? ¿Y para practicar?
Para ver ninguno, para practicar el squash, el running y la bicicleta. En realidad, me gustan muchísimos deportes, pero no soporto verlos, me entran ganas de practicarlos.
¿La tecnología nos favorece o nos vuelve inhumanos?
La tecnología es un invento humano.
Estamos más informados pero, ¿sabemos más?
Mucho más.

Perfil digital
¿A qué edad creó su primera empresa o empezó a trabajar?
A los 17 años.
¿Qué titulación o formación tenía entonces?
CoU.
¿Tenía dinero o tuvo que pedirlo (a familia, vC…)?
Ni un céntimo y lo hice sin ayuda, le puse imaginación.
¿Qué era lo que más le motivaba en sus inicios? ¿Y ahora?
Tomar las riendas de mi vida. Ahora, lo mismo.
¿Qué es más importante, la idea o ser el primero?
Hay ideas que mejoran ideas y no precisan ser las primeras.
¿Qué es peor, el miedo al fracaso del emprendedor o la burla social (el «ya te lo dije» o «ya lo sabía») tras un fracaso?
El miedo paraliza. La burla social es irrelevante, lo peor es el pánico al «¿qué haré ahora?».
¿Se reconoce el mérito del emprendedor o seguimos pen- sando «qué suerte ha tenido»?
Hay de todo. Ahora hay mucho aporte económico a ideas mediocres que no hubieran triunfado por sí solas y que un «golpe de suerte» ha convertido en grandes operativas.
¿Para triunfar hay que irse de España? ¿Se puede triunfar sin tener que ir a Silicon valley?
Yo no conozco la frontera España. No contemplo triunfar sin salir al mundo. Lo de SV lo veo más como algo que puede ser trascendental para algún tipo de empresa pero no imprescindible. Hay otros destinos igual de interesantes.
¿Emprender es perder?
No entiendo.
¿Qué rasgo de su personalidad cree que ha sido fundamental para lograr el éxito?
Ser obsesivamente metódico.