El proyecto TotalChannel

total-channel-ipadDe vez en cuando os hablo de aquellos proyectos por los que apuesto. Hoy toca uno televisivo. De muchos es sabido que yo no veo mucho la televisión. Me refiero que no suelo esperar “que hacen” en ella. Básicamente porque no tengo tiempo y porque no me interesa demasiado lo que se puede ver. Normalmente si pasa algún tema frente a mí y a partir de que en una pantalla televisiva lo están emitiendo tardo segundos en perder el interés hacia esa emisión y procedo a lo que más me estimula: investigar en la red. Sin embargo, si me considero usuario de contenidos televisivos de manera periódica. Algunas series muy concretas, algo de cine y raramente informativos sería lo que reviso desde algún dispositivo móvil conectado. Hace tiempo que utilizo el video on demand y sus derivados. Pago por ver con calidad contenidos que decido cuando, como y donde.
A partir de esa manera de entender mi relación con la televisión siempre he pensado que faltaba algo más. Notaba que se quedaba una nota sin sonar. En esa percepción debía estar uno de los emprendedores históricos de la red en España. Eudald Domenech es protagonista de algunas de las aventuras digitales más sonadas en nuestro país. Desde Servicom, Telépolis y un buen número de locuras más, mi amigo Eudald no ha hecho más que arriesgar su patrimonio y su nombre una y otra vez y me temo que, como otros, no dejará de hacerlo jamás. Es obvio que hay cosas que salen bien y otras que no tanto. Su anterior proyecto InOutTV es la cruz de esto y demuestra que de un relativo fracaso se puede sacar una gran aprendizaje y oportunidad. Así lo ha hecho. Ahora su proyecto se llama Total Channel y se alimenta del conocimiento y contactos que se lograron materializar con el proyecto anterior entre otros muchos. Me lo presentó hace ya algún tiempo y me fascinó.

El entusiasmo de un emprendedor es la clave para que algo me llame la atención, que esa vitalidad la engendre un tipo experimentado en mil batallas es esencial y que además lo haga desde el tremendo conocimiento y experiencia que supone el modelo de negocio que te proponen es fundamental. En mi caso la apuesta fue inmediata. Mis palabras fueron: “cuenta conmigo Eudald”.

Me gustaría hablar de eso pero no sólo de un proyecto emprendedor que nace con la voluntad de ser transversal e innovador, creo que podemos abrir un debate sobre le futuro de la televisión, el consumo de contenidos y sobre el papel de los medios en todo ello. Me gusta atender a como afecta el cambio de modelo económico mucho más low cost, long tail y basado en la escalabilidad, a los medios, contenidos y televisiones. TotalChannel es un buen canal para analizarlo pues nace repleto de novedades tecnológicas excepcionales sobretodo en el modelo de negocio. Me gusta que las cosas en las que me implico sean la excusa para que mi cabeza se ponga en marcha y hierva.

Os aseguro que mover (que te escuchen y que te atiendan ya es un logro), negociar y llegar a acuerdos con Sony, NBC, Universal Studios, Disney, Warner y otras no es sencillo. Hacer algo único en el mundo es complicado y más desde España en los tiempos que corren. Tras probarlo lo primero que notas es que TotalChannel no es Wuaki, no es iTunes, no es Google Play, no es Netflix y no es nada parecido. Al equipo directivo le gusta decir que son el iPlus de Canal+, es el Tivo de ONO, la televisión asíncrona o una especie de “time shifting”

En IDODI llevamos tiempo pensando que proyectos de este tipo serán clave en el modelo de consumo en el futuro inmediato pero deberán atender unas variables determinadas. Llevo escribiendo de modelos digitales de negocio, nueva economía y consumo de contenidos hace muchos años, por eso me encaja también este producto. Era exigencia estar en la nube, en el cloud, que no tuviera elementos de fricción en la economía como un decodificador por ejemplo o que se pudiera ver con su propia app desde cualquier dispositivo móvil. A la vez era obligatorioque las SmartTV, BluRay y sobretodo las PlayStation fueran canales de aceptación de esos contenidos sin complicaciones.

Para mi lo principal es que TotalChannel está biológicamente ligado a la nube, no utiliza decodificadores, permite el acceso desde cualquier dispositivo con una aplicación y que incluso los que no compran contenidos también puedan visionarlos gracias al despliegue de esa app. Esta última opción es lo que en Economía Digital defino como utilizar la escalabilidad y eliminar fricción. Un ejemplo de como se logra eso es ver que se ha hecho aqui. Buscar que no se distinga entre dispositivos pudiendo asociar varios a una cuenta. Esto quiere decir que en un tablet no sólo puedes gestionar todas las funcionalidades de la plataforma sino que también puedes acceder a tu disco duro remoto, a la nube, y acceder a las grabaciones que tienes; películas, series y programas. Os aseguro que esto es tan revolucionario en sí mismo que han hecho falta largas, discretas y tensas negociaciones para que la industria aceptase la homologación final.

En la presentación social el pasado 14 de marzo estuvo Alex de la Iglesia. Apuesto por lo rompedor, disruptivo e internacionalizable como siempre he dicho y más si con ello se puede ayudar a cambiar la forma en que la gente consume televisión. Igual es cierto que se ha crackeado la tele. Si la crítica viniera por la falta de canales al empezar, que no están en HD algunos de ellos o que el directo sufre de algún problema menor a veces, no cabe más que solicitar paciencia. Son problemas de desarrollo que se están eliminando en esta versión que Eudald denomina beta hasta verano. Ya sabéis que me encanta trabajar en proyectos “en beta”, me sirve para acomodar mi manera de pensar y estructurar mi trabajo, siempre en evolución y cambiante aprendizaje a poder ser.

La televisión digital y asíncrona, como parte esencial de la nueva economía, también está cambiando y apostar por proyectos emprendedores de este tipo, en los momentos de cambio que vivimos es esencial. ¿Qué opináis?