Triple reto

En nuestra compañía hoy estamos entre nerviosos y de enhorabuena. Esta mañana hemos puesto en producción a tres empresas tecnológicas. Se rigen en los principios que considero claves: que sean escalables, que busquen un mercado genérico llamado “long-tail” y que su base se encuentre en el coste bajo para el cliente, el llamado “low-cost”.  Estos productos han sido desarrollados dentro del programas de desarrollo propio de IDODI. Desde Dublin tiramos del carro de desarrollo de negocio y desde Barcelona el proceso tecnológico. Nos ha resultado difícil combinarlo pero parece que ya encajan las piezas.
A pesar de no inventar nada nuevo buscamos simplificar procesos, acercar el comercio electrónico a usuarios finales con escaso uso de las tecnologías que representan. Hemos intentado que sea un “pool” de productos que respondan a las necesidades básicas de hoy en día en el ámbito digital. Faltan muchas más y en ello estamos.

          

Dicen que invertir en startups es arriesgado. Cierto. Que se apliquen el cuento el resto de inversiones seguras por cierto. No obstante, siempre que pueda invertiré en modelos que permitan crear empleo, perseguir sueños y afrontar el cambio de época como yo lo veo. No todo el mundo debe verlo, pero si analizarlo. Estas son las características de este punto en concreto:

1. Los productos son tres, Openshopen.com que te permite abrir una tienda online de manera fácil y segura. Sus factores diferenciales los comentaré otro día. Otro es Emailfy.com que te ayuda en tus campañas de marketing online y de envíos controlados de correo electrónico. El tercero es Ebnto.com que procura que puedas organizarte un acontecimiento fácilmente y promocionarlo. Los tres buscan simplificar modelos existentes, generar ingresos al usuario si lo desea y complementarse entre ellos.

2. Simplificamos modelos similares. Consideramos que nuestra oferta es eficiente, complementaria e internacional. Buscamos llevar este tipo de tecnología que posee decenas de referencias parecidas a mercados con menor profundidad y en los que tenemos ya procesos comerciales muy rentables.

3. Salida internacional genérica. Son proyectos digitales que se pueden vender sin fronteras, pero lo hacemos basándonos en las estructuras comerciales que IDODI dispone en 17 países, donde a parte de un gran despliegue en Latinoamérica esta vez incluimos Singapore, Estados Unidos. Portugal e Irlanda. De este modo se logra cerrar convenios y acuerdos con agentes locales muy potentes y acelerar el proceso de gran público. Esto no es fácil, cada sede, cada equipo, cada filial es un coste muy alto de energía y económico que representa mucho compromiso y convicción. Debo decir que es cierto el hecho que ayudan las casi dos décadas de relaciones trabajando por el mundo.

4. Productos en beta constante. Me encanta sacar al mercado productos completamente operativos pero con el tatuaje de “en constante mejora”. No vamos a dejar de aprender y de aportar nuevos elementos. Muchos de los problemas que puedan surgir los estamos solucionando a tiempo real y en gran medida, vienen de la propia experiencia del usuario. ¿Existe mejor modelo.

5. Equipos complementarios, transversales y coordinados. Mi sueño era poder tener una “software factory cloud”. Un lugar donde crear proyectos fuera factible aprovechando sinergias, equipos y retos. Así es como hemos diseñado este primer plan. Son tres productos que ya son tres empresas, pero todas ellas dirigidas por un staff común y con equipos complementados. Se crean patrones muy eficientes en lo que es combinable. Os aseguro que no es fácil, pero es fascinante.

6. Capital privado. De momento no hemos tenido que activar ningún proceso de captación de capital público. No hemos solicitado ni un céntimo a nadie más que lo que los socios hemos podido aportar. Mantener en proceso de desarrollo tres productos de este tipo con decenas de implicados y con agendas complicadas es muy duro. Ahora toca buscar capital para los saltos siguientes una vez hemos llegado a este punto. Las rondas de financiación se abrirán en breve y si lo deseas, puedes solicitar el documento de la propuesta en IDODI.