Los 100 más creativos del planeta

Durante este agosto los posts que publicaré serán mayoritariamente aportaciones de conocimiento colectivo y externo que considero interesantes y que suelen estar en mi lector de feeds habitualmente. De esta manera compartiré material que es de mi propia consulta y análisis. Estarán vinculados a la economía, la creatividad, la innovación, la economía digital o el factor emprendedor y algún non topic que se pueda colar.
Ayer la publicación Fast Company publicó un interesantísimo trabajo que hace reflexión sobre las personas más creativas del planeta. Lo hace cada año bajo el nombre de “The 100 most creative people in Business”. En este caso la edición 2013. El trabajo es tremendamente potente y os lo enlazo aquí para que naveguéis por él y examinéis lo que se dice de cada uno de ellos. La forma de hacerlo es desplazándose por la lista de arriba abajo y entrando en cada uno de ellos. Una vez dentro estaréis en un mini-site particular de cada uno con imágenes, textos, vídeo, sonido y documentos adjuntos. Os aseguro que es una auténtica maravilla el trabajo realizado por el equipo redactor del recopilatorio.

En una era en la que los mejores planes de empresa se alteran rápidamente y la necesidad de nuevas tácticas es constante, aparece la necesidad constante de inspiración. La creatividad es esencial, sin embargo siempre he pensado que las ideas brillantes llegan con el la capacidad y el esfuerzo. Las ideas brillantes requieren también de confianza en uno mismo. Desterremos la frase “eso no es posible” y el “siempre se ha hecho así”.

A las 3 de la madrugada quedan muchas luces encendidas, son ingentes manadas de corredores de fondo que siguen preparando sus proyectos, que dejaron de dormir pues sueñan despiertos. Cuando no puedas más, mira por la ventana, observa, en tu ciudad, en tu país, en el mundo, hay millones de luces abiertas, de pantallas, de bombillas pequeñas, de alógenas, blancas o tibias, todas dan luz a un rostro cansado pero repleto de ilusiones, una hora tras otra, un día tras otro, una vida tras otra, todos tecleando, dibujando, en el aire, en la computadora, todos, pensando: “es posible”.

Ayer comentábamos que una idea es importante pero localizar la oportunidad es clave. En ese sentido tenemos el caso de Spotify. Una gran idea que no está logrando convertirse en oportunidad. Spotify dobló sus ingresos en 2012, hasta 435 millones de euros, sin embargo, registró unas pérdidas netas de 58,7 millones de euros, frente a los 45,4 millones de pérdidas en 2011 con un volumen de ingresos de 190 millones. Conozco bien el caso, los tenemos de vecinos de oficinas en Irlanda y es realmente importante formalizar un estudio del caso y de como hay que establecer modelos de gestión de la creatividad para hacerla rentable. Recordemos que no existe la innovación si el mercado no la acepta y si la acepta debe ser rentable sino tampoco es innovación en si misma.

Captura de pantalla 2013-08-02 a la(s) 01.22.21