'Startups', lo bueno y lo malo

Estos días tengo varias conferencias en las que el tema central es la Nueva Economía y su equilibrio con una época de cambios. Hablo de cambio de época que afectan a nuevos modelos de negocio. Negocios que precisan nuevos modelos de gestión. Tengo claro que la mayor de las mutaciones en términos empresariales que estamos viviendo lo representan las startups.
Cuando finalmente has montado una empresa, has contratado a alguien, logras el punto de equilibrio y te enfrentas al día a día de lograr financiación, clientes y reputación, se te cae encima todo el estiércol del mundo de una sola vez al descubrir que no hay un solo mecanismo legal de ayuda que sea adquirible de un modo racional. Nada de lo prometido es tal y como lo han prometido, de lo dicho, la mitad y de lo no dicho una multa. Si encima lo que has hecho ha sido crear una “startup“ puedes darte por planchado al cuadrado.

No todo el mundo entiende la pasión que sentimos algunos por crear empresas, estimular su crecimiento y venderla antes de lo razonable para muchos. La explicación radica en un modo de ver la emprendeduría y que gira en torno al reto constante más que a otros motivos. Sin embargo hay que ser de un modo concreto, aprender algunas habilidades y sobretodo rodearse de gente que le apasiones ese complejo mundo de las startups.

La publicación Venture Village hizo una reflexión recientemente sobre que supone trabajar en una Startup. Segun dicen las ventajas que en otras empresas tradicionales podrían ser objetivamente deseables en una startup es su dinámica de equipo y el modo de generar trabajo en abierto. De todo cuanto destaca yo añadiría el valor que se le supone a un equipo de una empresa tecnológica con características “startup”, y es que hay un buen número de emprendedores por cuenta ajena en su interior, los llamados intraentrepreneurs.

Os dejo con este gráfico discutible pero interesante sobre lo bueno y lo malo que, según un millar de encuestados miembros de alguna startup, tiene eso de trabajar en este tipo de empresas.

Pros-and-cons-of-working-at-a-startup