Enamorarse de un sistema operativo

No se si fue la versión original a palo seco y sin subtítulos con esa voz de Scarlett Johansson que se colaba por todas partes, la increíble actuación de Joaquin Phoneix, la brutal dirección de Spike Jonze, el tema de que alguien pueda enamorarse de un sistema operativo, la fotografía cegadora con Shangai de fondo o los fogonazos de un futuro inmediato al que nos dirigimos a ritmo uniforme. No se que fue, pero la película que disfruté anoche, ‘Her’, me entró de par en par y sin pedir permiso.
No solo es una película delicadamente lenta y detallada, no sólo representa mucho de lo que comentamos aquí todos los días, no sólo es ciencia ficción. Se trata de entregar a la conciencia humana un momento de reflexión a través de dos escenarios: el amor por la inteligencia a pesar de que esta pudiera ser artificial y por otro el paisaje en el que se van a desarrollar nuestras vidas inminentes. LLega a coquetear con conceptos que me estimulan especialmente y que tienen que ver con la necesidad de aceptar que la inteligencia puede ser nativa de un sistema binario, que puede aceptarse como realidad y como modelo de intercambio incluso de emociones.

A la salida del cine la gente comentaba que eso ‘no pasará nunca’ o incluso ‘ese falta mucho para que un hombre pueda interactuar hasta llegar a enamorarse con una máquina o un software’. La respuesta a tan vaga justificación es sencilla. ¿Con que objetos pensabas que te relacionarías, interactuarías o harías caso ciego, hace apenas 10 años? Tengo conocimiento de investigaciones, proyectos y prototipos que no están lejos de lo que esta película muestra. En apenas una década una voz sintética se convierta en nuestro confidente indispensable.

La película muestra una relación entre máquina y humanos. Algo examinado insistentemente por la ciencia, la ficción y la novela. Sin embargo lo inquietante y, para mí, estimulante, es comprobar que el mundo de personas vinculadas a su auricular, hablando con no sabemos quien, sin contacto físico con su entorno en un metro, en un restaurante o caminando por la calle es evidentemente tan próximo y real que, exagerándolo, no nos parece lejano ni imposible.



La telefonía movil es más que llamar, que datos o que pantallas con conexión a mil cosas. Ahora ya, es una ventana clarísima al futuro. Aquí os dejo la relación de elementos que empiezan a florecer en ese universo que nos rodea y que publicó la revista Soy Entrepreneur hace unos días con motivo del World Mobile Congress de Barcelona.

1. Las aplicaciones inteligentes aprovecharán el big data para ofrecer experiencias personalizadas
El 2013 vio a servicios recolectar y monitorear intereses y comportamientos de los usuarios -desde qué alimentos consumen hasta qué tipo de artículos les gustan. Este año, las empresas deben aprovechar el big data para desarrollar aplicaciones inteligentes que ofrezcan valor, como mejores recomendaciones y estadísticas.

Este año veremos a más empresas seguir los pasos de Netflix y Amazon, mismos que analizan la información del consumidor para proveerles recomendaciones personalizadas.

2. El teléfono será un coach para un estilo de vida más saludable
Ya existen aplicaciones que pueden medir qué tan bien duermes, cuántoejercicio haces o cuántas calorías consumes. En 2014 se espera que más empresas combinen esta información para ayudarte a tomar mejores decisiones, especialmente gracias al crecimiento en los sensores de los smartphones y en la tecnología vestible.

Por ejemplo, Sleep Cycle es una aplicación de reloj de alarma que usa los sensores del iPhone para monitorear qué tan bien duermes, proveyendo estadísticas y patrones. La siguiente evolución de las apps será recolectar estos datos para hacer recomendaciones. Por ejemplo, esta app podría descubrir patrones comunes del sueño del individuo y sugerirle cambios en el estilo de vida para mejorar su descanso.

3. Las actividades de rutina serán más divertidas con gamification
Añadir entretenimiento a las actividades rutinarias es una de las formas más exitosas de motivar a las personas; y los smartphones están equipados para ayudar.

Este año veremos emerger más servicios que pueden ayudar a las personas a monitorear automáticamente sus progresos y ofrecerles formas creativas de ejecutarlos. Por ejemplo, QuizUp es una aplicación novedosa que permite a los usuarios retarse entre ellos a través de juegos. Aunque estos juegos de trivias no son nuevos, la experiencia puede hacer más divertido el aprendizaje.

4. Las compañías mejorarán en el marketing individualizado
La misma información (big data) que ayuda a las empresas a ofrecer experiencias más personalizadas será usada para hacer promociones y anuncios segmentados.

Para 2014, esperamos más anuncios móviles que potencien tu información para brindarte contenido más relevante para tu estilo de vida. Esta tendencia será multiplataforma, e incluirá desde redes sociales como Twitter hasta servicios de Google.

Además de recolectar las preferencias de los usuarios y datos de comportamiento, veremos más servicios como Datacoup, una compañía que ofrece a los usuarios incentivos para permitir que las empresas los monitoreen en distintos canales.

5. La tecnología vestible será más mainstream
Hemos visto emerger una nueva generación de dispositivos vestibles (como glasses y smartwatches). El año pasado, éstos estaban confinados únicamente a los early adopters; pero en 2014 veremos a más personas usándolos.

6. Los retailers usarán más tecnología móvil
Aunque algunos retailers ya utilizan tecnologías móviles dentro de sus locales, no fue una tendencia ampliamente adoptada en 2013. Este año más retailers ofrecerán soluciones mobile, como checkouts móviles.

7. Los autos presentarán mayor conexión móvil
En 2014 los automóviles irán mucho más allá de incluir un cargador USB: incluirán accesos más directos a las funcionalidades del teléfono. Por ejemplo, el iOS in the Car (iOSitC) se espera que se lance este año. Además, Honda empezó a instalar Siri Eyes Free en modelos selectos desde el año pasado, anunciando mayor conectividad para los próximos modelos.

8. El smartphone y la tablet serán una segunda pantalla más activa… y un control remoto
Nuestros smartphones, tablets y TVs continúan muy desconectados entre ellos, algo que cambiará en 2014. Esperamos que más canales motiven a los televidentes a conectarse en tiempo real con sus dispositivos móviles para una experiencia más inmersiva.

Adicionalmente, las nuevas TVs conectadas a internet están apoyando a mobile como una forma poderosa de controlar e interactuar con el dispositivo y el contenido.

9. Mobile tendrá mayor inserción en la educación
Los dispositivos móviles (especialmente las tablets) se están haciendo cada día más comunes en los procesos de aprendizaje. Este año veremos más aplicaciones creativas para dispositivos móviles que tengan como fin educar.

10. La realidad aumentada pisará con fuerza
La tecnología de realidad aumentada y las aplicaciones móviles han existido por años, pero pocos servicios van más allá de gimmicks y novedades. Conforme Glass de Google y otros productos similares aparezcan y sean más accesibles para los consumidores, veremos más apps construidas alrededor de la realidad aumentada.