Comercio electrónico en Colombia

Estos días en Colombia están siendo apasionantes. Muchos amigos y mucho trabajo. El broche a un buen número de eventos y reuniones fue la conferencia que me invitaron a dar ayer en la Universidad Nacional de Colombia a fin dar el cierre al Cuarto Encuentro de Emprendedores de la Facultad de Economía. Mi misión era estimular a la audiencia en eso de ‘emprender’ y a poder ser hacerlo a través del comercio electrónico como camino hacia la expresión de un modelo de empresa que pudiera ser compatible con la inversión menor y el aprendizaje comercial e innovador.
Durante la charla de casi una hora y media presenté al auditorio nuestra plataforma Openshopen, que en Colombia ya tiene un éxito considerable situándose en el cuarto mercado de nuestro producto tras España, México y Nigeria. El recibimiento fue muy bueno y agradezco a la organización la posibilidad de haber ‘mezclado’ mi conferencia con un poco de publicidad. El turno de preguntas fue, exclusivamente y durante media hora, acerca de nuestra plataforma y sus detalles de uso.

Al público que llenaba la sala le encantaron algunas de nuestras tiendas. A parte de Dubyshoes o Zytto, de las cuales ya os hablaré la semana que viene y en las que tengo intereses propios, gustaron mucho ejemplos como la nigeriana Randandpluto, la curiosa Scrabblingshop, la colombiana 7cueros y un buen número más que pudimos mostrar encantados.

Screen Shot 2014-09-05 at 05.43.53

Hace casi dos décadas que vengo de manera regular a Colombia. Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Cartagena son lugares apasionantes y llenos de vida y de valor emprendedor. Los colombianos han pasado por diferentes etapas, complejas, duras muchas veces, pero siempre han sido, y así lo he publicitado siempre, gente con ganas de hacer, de explorar y de prosperar.

En mis primeros viajes, hace ya mucho, mi trabajo residía en asesorías de tipo bursatil, luego fueron consultorías a gobierno, bancos y medios de comunicación. Más tarde empecé a internacionalizar algunas empresas y ahora a impulsar algunos proyectos como Openshopen. Recuerdo como en aquellos viajes iniciales el tema seguridad era conflictivo y también como el país se ha ido relajando y normalizándose.

Ayer me preguntaban donde consideraba yo que estaba la capital de Latinoamérica. Muchos defienden que está en Miami, otros que en Bogotá o en México. La verdad, y esa fue mi respuesta, es que no hay una capitalidad clara, hay muchas américas y de ello se debe aprender. Considerarlo un todo o que todo está en un sólo punto de conexión es el primer paso para darte un buen batacazo.

En el caso de Colombia, el crecimiento es exponencial. En apenas cuatro años han doblado el uso de Internet en la población, el comercio electrónico creció en 2013 un 40% con respecto al año anterior y son más de 2500 millones de dólares los que mueve el comercio en línea. Un mercado que no se puede dejar de lado si lo que quieres es estar en escenarios en crecimiento.

Sin embargo aquí no se viene a enseñar, se viene a aprender y cuando ofreces una conferencia ‘magistral’, los europeos, debemos ser cautos, respetuosos y muy abiertos a entender que aquello que muchos consideran ‘mal ejecutado’ no es más que la manera natural que aquí tienen de hacer las cosas, de hacerlas diferente y no necesariamente es algo que esté mal. Cuanto antes lo entendamos mejor.

Tras una conferencia en la que se considera que lo que has explicado ‘ex cátedra’ descubres que en el auditorio hay más conocimiento y curiosidad de la que a priori te imaginas. Ahí empieza la magia. Ese punto en el que aprendes más desde el escenario que desde la butaca del espectador. Eso es lo que me engancha de ser ‘speaker’.

Screen Shot 2014-09-05 at 04.41.40

En agosto estuve en México, hoy en Colombia y en unos días volveré a América para seguir el apasionante proyecto de explorar mercados, compartir con nuestros partners y equipos locales y presentar nuestro producto. Todo siempre con el sentido emprendedor y estimulante de hacerlo en el marco de la Nueva Economía, de Internet y de la digitalización de un mundo, que cambiante, será necesariamente mejor. De mes en mes, de año en año, los viajes te dan perspectiva, te dan puntos de comparación. Colombia, es ahora el caso, crece rápido, lo hace con sentido y su transformación digital está a punto de ebullición. Nosotros, junto a nuestros socios locales, vamos a intentar, ya lo estamos siendo, ser parte.