Muebles con certificado de que no tienen monstruos

Cuando de pequeño pensabas que debajo de tu cama podían vivir monstruos, nuestros padres decían ‘tranquilo, los monstruos no existen’. Puede ser, pero ‘haberlos haylos’. Un niño necesita que se lo demuestres. Por eso, cuando el brillante inventor y director del MIBA, Pep Torres, me dijo que quería montar una empresa que fabricara un universo capaz de luchar contra los miedos en general, automáticamente le dije que contara conmigo. De hecho impliqué a mi compañero de ‘miedos’ cuando éramos niños: mi hermano Oshcar, ahora director de IDODI.
Un proyecto que busca eliminar los pequeños miedos en los niños. El primer objeto, el primer mueble que hemos empezado a producir es una cama con periscopio que permite comprobar, efectivamente, que no hay ningún monstruo bajo la misma. Es el primero de una serie de muebles y complementos con el que buscaremos mediante el humor y la sensibilidad crear un universo libre de miedos para que los niños reafirmen su autoestima y capacidad de crecimiento personal.

La empresa se llama Rien Furniture without monsters, y llevamos el concepto al extremo. El inusual contrato que hemos firmado con Arlex, la fábrica que nos fabrica el mobiliario, contempla incluso que un operario (ver vídeo) debe comprobar que no hay monstruos antes de cerrar el embalaje y certificarlo con un sello y su firma de puño y letra. Lo puede hacer con total seguridad pues todos sabemos que los monstruos no existen.

La verdad es que durante la presentación que se hizo ayer, muchos medios se interesaron por el proyecto. De momento hemos previsto sólo salir en España y durante el año que viene ya está todo listo para presentar el producto en Canadá, Estados Unidos, Irlanda, Reino Unido e Italia. Tenemos un buen número de distribuidores que podrán tener en sus tiendas todo lo que se está ya diseñado empezando por la ‘cama con periscopio’.

Nuestro equipo creativo ya está trabajando en más mobiliario y complementos, como un armario digital, una alfombra que permite despertarse riendo, un pijama muy especial e, incluso, una linterna sin luz pero que ilumina más que una convencional. Todo lo que creamos son objetos poéticos que tienen la intención de robar el corazón de familias y de los niños.

El objetivo primario es divertirse y hacer algo distinto. Ya hace tiempo que decidí implicarme en cosas que me divirtieran por encima de todo y si, además pueden hacer la vida mejor a los demás, pues tres puntos. Con este mobiliario esperamos eliminar en los pequeños los habituales miedos nocturnos que sufren antes de ir a dormir, con un juego, con una metáfora. Ellos suelen creer que debajo de sus camas hay un monstruo dispuesto a atacar y eso, ellos mismos, pueden comprobar que no es cierto.

Rien es un proyecto distinto para mi, pero que en los términos puramente de negocio representa un reto muy interesante. Procuramos, mediante el humor y la sensibilidad, la creación de un universo libre de miedos, en el que los niños reafirmen su autoestima y la capacidad de crecimiento personal, pero que, en el futuro próximo, también podrá ser utilizado por los adultos con otro tipo de elementos “porque los mayores también experimentamos miedos irracionales que no nos dejan dormir”.

Durante todo el fin de semana es posible ver un ejemplo de nuestra ‘cama libre de monstruos’ en el PopUp In.vysible en Portal Nou, 48 baixos de Barcelona.