Pisando fuerte con unos zapatos Ted Baker.

Durante los episodios del programa ‘Economía de Bolsillo’ que se emite en ‘la 2’ de TVE cada sábado y que puedes recuperar ‘a la carta’ en la web del programa, ha habido unos protagonistas que me han acompañado en muchas ocasiones. Se trata de mis zapatos. En concreto han sido tres modelos distintos de la marca Ted Baker. Hace ya unos meses que me ofrecieron colaborar con ellos y probar lo cómodos, versátiles y elegantes que son. La verdad es que combinan bien con todo y ofrecen un punto de vista distinto de mucha calidad a este tipo de complemento imprescindible.

En Londres tuve la oportunidad de conocer la historia del creador de Ted Baker, el legendario Ray Kelvin. Un tipo que se esconde detrás de los focos, que no le gusta aparecer en eventos públicos y que, aun siendo un indiscutible creativo que ha revolucionado la moda para hombre y mujer británicos, en contadas ocasiones se le puede ver públicamente.

Kelvin es un excéntrico que obliga a hacer flexiones a sus trabajadores si llegan tarde a su puesto y su saludo siempre es un gran abrazo. Le encanta. Tal vez por eso, toda su moda gira entorno a un modo de entender al vida entre lo racional y lo emotivo. Su sentido del humor peculiar lo transmite en los detalles irreverentes de sus productos y su alto grado de exigencia en la calidad de los mismos.

Os puedo asegurar que llevar unos Ted Baker es una experiencia única. Ligeros, bien acabados y con detalles inusuales que los hacen destacar siempre. La marca nació en Escocia, en la ciudad de Galsgow en 1987 y hasta ahora no ha parado de crecer.  He tenido la suerte de haber podido disfrutar de varios modelos pero los que sin duda son mis favoritos son los Classiuss WC Derby de piel negra y azul. Un zapato clásico inglés tipo Oxford pero llevado al extremo conceptual y de vanguardia usando materiales de última generación en suela de color y en la estructura que lo ajustan como un guante.

Vuelo mucho y una de los efectos secundarios de esto es que los pies aumentan su volumen debido al cambio de presión. Cuando esto es continúo unos buenos zapatos capaces de auto ajustarse son esenciales. A esto debes sumarle que son combinables con tejanos y americana o un traje más serio lo que permite tenerlos como recurso de alta gama siempre que quieras.

Durante estos meses se han mojado, han caminado por el campo y por diversas ciudades, hemos andado y volado juntos y los he tratado no muy bien algunas noches al llegar rendido al hotel. Ahí sin desatar han salido disparados hacia cualquier esquina de la habitación. Por la mañana estaban intactos, cómo nuevos, perfectos. Siempre con clase. Te los recomiendo. De momento no hay tiendas que los distribuyan en España pero aquí tienes los lugares dónde puedes encontrarlos.