Talentya 2016, Playa de la Calma de Mallorca y el Hotel Iberostar Suites Jardín del Sol.

Según los premios ‘Travellers Choice’ de Tripadvisor, Mallorca ha sido reconocida como una de las seis islas más bonitas del mundo y la segunda de Europa. Lugares como las Cuevas del Drach, Sóller, Sa Calobra o su capital, Palma, significan los puntos necesarios para que la isla balear se encuentre en tan buen lugar en este exigente ranking. Y en un lugar como Mallorca, los lugares desde los que se tiene una vista excepcional son muchos. Sin embargo hay uno que se considera especialmente bello. Se trata de la Playa de la Calma. Concretamente se refiere al punto en el que se encuentran las habitaciones del Hotel Iberostar Suites Hotel Jardín del Sol y desde las que es posible ver toda la bahía. Un hotel abierto a principios de los años ochenta y que se renovó completamente y con exquisito gusto en el 2007. Un espacio único y sofisticado que se extiende en uno de los lados de la bahía gracias a sus propias playas privadas.

La pasada semana, y con motivo de mi participación en el evento Talentya 2016, estuvimos alojados en él y pudimos disfrutar de su buen servicio, lujo y calidad de productos gastronómicos. Tras la noche inaugural del evento que se celebró en el marco renovado de Can Martí Feliu, un joya arquitectónica del siglo XIII en Palma de Mallorca y la cena ofrecida en el Real Club Náutico de Palma, el último atardecer se vivió de blanco y en la excepcional zona de cocktails que el hotel dispuso para nosotros.

La verdad es que este es un lugar para disfrutarlo en pareja. Es perfecto. Un hotel de lujo, con un desayuno buffet extraordinario, vistas espectaculares y dónde no habrá ningún niño correteando por ningún lugar. Hotel Iberostar Suites Hotel Jardín del Sol dispone de la calma necesaria que exige un hotel sólo exclusivo para adultos. Si lo que buscas es el bienestar al completo, también puedes relajarte en su Spa Sensations después de hacer un poco de ejercicio en su moderno gimnasio.

Además, el hotel también cuenta con un solárium, piscina cubierta climatizada y pista de tenis. Si prefieres tomar un buen Champagne con el sonido de las olas de fondo, no puedes perderte la posibilidad de disfrutar de su gran zona de relajación al aire libre con sillones y vistas al mar, también solo para adultos. Y si no tienes suficiente, este hotel está enclavado entre las playas del Duque y de Fañabé, donde puedes aprovechar para realizar actividades como buceo, golf o windsurf, o darte un salto hasta La Caleta y disfrutar de la belleza de las tortugas marinas.

Talentya fue increíble, pero dónde reposábamos entre sesión y sesión, lo enmarcó todo. Gracias por la invitación y por hacer la estancia un momento único.