COMO LA VIDA MISMA

Me gustaría hacer algunas consideraciones a raíz de diversos comentarios que he ido leyendo últimamente sobre mí. Primero deseo trasladar mi desilusión respecto a que, o bien yo no me explico bien o no se lee atentamente lo que escribo. En el post anterior ¿donde pone que yo sea independentista? Que yo sepa hago un juicio de valor sobre un "estamento" público que considero ineficiente y me sumo a una iniciativa que percibo como justa. No he comprendido muchos de los comentarios vertidos aunque respeto todas las críticas. 

Tengo cintura, os lo aseguro. No es fácil dedicarse a los negocios y andar expuesto todos los días por ello y seguir diciendo lo que pienso en cualquier foro y ante cualquier interlocutor. Entiendo que no se puede estar de acuerdo siempre comigo, además no soy un monolito intelectual sin aristas ni errores. Pienso y siento lo que pienso y siento y así, con la mayor honestidad posible lo traslado aquí, mi blog, que es vuestro espacio de debate y reflexión colectivo. 

Nunca borro comentarios si no son ofensivos para terceras personas, nunca censuro y siempre he estado abierto a los repasos que me dais de vez en cuando. Aquí no espero afecto incondicional, por eso no entiendo aquellos que "comunican" que dejarán de leerme por haber escrito un post sobre un tema o sobre otro que se escapa de sus "límites" ideológicos. Por cierto, a esos que "alegremente" dicen que bloqueo comentarios les ruego prueben una o dos veces más hacerlo puesto que el sistema no es infalible. Tengo activado un sistema antispam que puede activar inadecuadamente ese error. Tened en cuenta que recibo centenares de comentarios spam o tóxicos diarios buscando el colapso del sistema por lo que pueden producirse fallos. 

Por otro lado, en este y otros espacios en los que escribo, a veces, se me crítica que soy apocalíptico. Otras que no lo soy suficiente. En ocasiones hay quien entiende que soy pesimista o poco fiador de soluciones. Todo ello parece posible. Hay temas en los que considero que las cosas están mal, muy mal o fatal. Otras, por el contrario me parece que van tomando buen camino. A quien me llame pesimista lo acribillo a ideas, a quien me diga que no aporto soluciones le invito a bucear en este blog, hay mas de un centenar de propuestas efectivas para afrontar la crisis. 

No obstante, este blog no quiere dar un listado de medidas para salir de la crisis aunque a veces lo haga, pero no es mi objetivo. Aquí se comenta la actualidad, por dura que sea, se traduce la economía críptica y se intenta plantear didácticamente algunos de sus mecanismos. A la vez que profundizamos en aspectos como la economía digital, la emprendeduría, las redes sociales y la estrategia corporativa. 

Sin embargo lo que más me duele es cuando se pone en duda que deje de criticar un sector o un entorno, o deje de ser duro con él, porque algún cliente de mis empresas pertenezca al mismo. Eso es falaz.