Que Se Cuentan (3)

Sobre las medidas de austeridad y la reunión de Zapatero con el mandamás del FMIThe Wall Street Journal (Estados Unidos) realiza un análisis en contraportada firmado por Irwin Stelzer: “Conforme se incrementa el dolor, la postura de negación de Zapatero se dejará sentir mucho más allá de España”.

“Grecia es lo secundario, un mero calentamiento. España es el acontecimiento principal, el país que tendrá un impacto mayor en el futuro del euro y en la posibilidad de que se instaure un nuevo sistema de gobierno para controlar los presupuestos de los miembros de la eurozona. Los problemas de España repercutirán en todas partes. Por eso los miembros más importantes de las instituciones financieras del mundo convergieron en Madrid la semana pasada. España importa porque su economía es la cuarta más importante , cuatro veces mayor que la de Grecia, en palabras de los economistas de Goldman Sachs, si España fuera a sufrir un auténtico fiasco financiero, ‘el grado de exposición que sufrirían entidades transfronterizas ubicadas en las grandes economías de la zona euro se multiplicaría de manera espectacular’”.

“La necesidad de un rescate ha sido categóricamente negada por todos los jugadores de este drama financiero. Una delegación del Tesoro Norteamericano se reunió con el director del FMI, Dominique Strauss-Kahn en Madrid para mantener un encuentro con el Presidente José Luis Rodríguez Zapatero y personas claves de su gobierno, acto que fue calificado de rutinario para discutir las perspectivas de crecimiento durante la próxima década. El Presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, recalcó la ‘normalidad’ del encuentro. No fue discutida ninguna medida urgente. ‘Estoy realmente a favor de las medidas adoptadas a corto y largo plazo para la economía española, dado que los esfuerzos que tengan que hacerse se harán’, dijo Strauss Kahn. Previsión optimista, dado el largo período durante el cual Zapatero negó la existencia de una crisis, su rechazo inicial al recortar el presupuesto del sector público y el único voto de margen con el que alguna de sus reformas logró obtener la aprobación de un parlamento convencido de que sus perspectivas de futuro con casi tan brillantes como las de Tony Hayward (presidente de BP)”

“Los mercados permanecen escépticos, nerviosos porque la prima del seguro que España ha pagado sobre los más seguros bonos alemanes se inflará cuando alcance los mercados de la deuda por casi 50.000 millones de euros al concluir el verano. Incluso más importante aún es que con un gobierno español que no está en condiciones de ayudar a sus bancos, las quiebras podrían generar problemas a toda Europa, Estados Unidos y el Reino Unido. Es posible que la canciller alemana, Angela Merkel, odie la idea de salvar los bancos españoles, pero sabe que la campana que es posible que suene en Madrid reverberaría en Berlín. Y también sabe que se han terminado los días de soberanía plena en los presupuestos de la eurozona”

“La buena noticia es que en España ahora es cada vez mayor el reconocimiento de que el país no podrá prosperar a menos que reforme su mercado laboral, cosa que se ha comenzado a hacer realidad haciendo que sea menos caro el despido de trabajadores, manera segura de incentivar la contratación. Entretanto, reserve una lágrima para Zapatero. El BCE le dice que el único camino seguro para lograr el crecimiento económico es la austeridad. El presidente Barak Obama utilizará la reunión del G-20 de finales de esta semana para discutir que el estímulo, no la austeridad, es la clave de la prosperidad. Zapatero, en este momento, necesita al BCE y más aún su posibilidad de rescate de lo que pueda necesitar al Sr. Obama”.

También comenta el International Herald Tribune (Estados Unidos) en una crónica firmada por Matthew Saltmarsh y Caroline Brothers: “Los esfuerzos de España para recortar su presupuestos logran el apoyo del FMI”. Subtítulo: “El presidente se enfrenta a una intensa oposición a su reforma del mercado de trabajo”.

“El viernes, el FMI dio su bendición a los esfuerzos que está haciendo España para reforzar sus bancos y reducir su laguna presupuestaria, aunque hizo hincapié en que la aprobación de unas nuevas normas para el mercado de trabajo eran cruciales para hacer revivir el decaído crecimiento”.

“Zapatero se está enfrentando a una intensa oposición sindical por sus planes que facilitan el despido y la contratación de trabajadores. El país tiene un índice de paro de casi el 20%, el mayor de la eurozona. Mr Strauss-Kahn, presidente del FMI, hizo un llamamiento para los políticos limen sus diferencias. ¿A veces los políticos realmente tienen que ver con el futuro de la nación’, dijo. ‘Los pasos para llevar a cabo la reforma del mercado de trabajo son absolutamente cruciales’”.

El propio Financial Times (Reino Unido) habla de “El presidente del FMI intenta disipar temores sobre España”.

“El presidente del FMI, hizo público su apoyo a la reforma del mercado de trabajo del gobierno español, reforma que los trabajadores del país han desdeñado por considerarla desganada. Comentó que tales cambios contribuirían al crecimiento económico a largo plazo. Su mensaje iba en parte dirigido a líderes y organizaciones para que se restaure la confianza en la eurozona tras lo sugerido por medios alemanes de que España, siguiendo los pasos de Grecia, necesitaría acudir a un rescate de la UE y el FMI por valor de 750.000 millones de euros”.

“Uno de los problemas que aún no está resuelto para la eurozona es la reciente falta de acceso para los bancos españoles y otros más al los mercados monetarios al por mayor, aspecto que los ha dejado fuertemente dependientes en cuanto a liquidez se refiere del BCE. De acuerdo con el gobierno español, los test de solvencia muestran que el Santander y el BBVA españoles son los más fuertes de Europa. No obstante, los analistas bancarios dicen que la mayor parte de los bancos comerciales españoles y de las cajas de ahorros siguen estando cargados de créditos tóxicos y dependen de los fondos de acreedores alemanes y de otros países”.

Otro que se hace eco es The Daily T elegraph (Reino Unido) (19-6) Análisis de Bruno Waterfield. “España se ha convertido en el centro de los temores económicos en la eurozona”

“La noticia de que el jefe del FMI estaba ayer en Madrid dispararon los rumores de que Madrid está a punto de pedir ayuda. España ha sufrido el colapso del sector de la construcción y de la explosión de la burbuja inmobiliaria. Una de cada cinco personas está en paro. Los funcionarios españoles admitieron esta semana que las instituciones financieras están encontrando extremadamente difícil obtener financiación de los mercados internacionales. Para probar que los temores sobre la banca no tienen fundamento, España ha prometido publicar los resultados de las ‘pruebas de estrés’ de sus bancos junto con otros países de la UE. Pero las pruebas no contarán cuánta deuda pública, en la forma de bonos del Estado, tienen los bancos”.

En Italia, olvidándose de su propia miseria, comentan en Il Sole 24 Ore con una Crónica del corresponsal, Michele Calcaterra: “Misión de Strauss-Kahn en Madrid para tranquilizar a los mercados. El FMI concede crédito a España: ’Está dando los pasos justos’”.

“Es un mensaje deliberadamente de confianza, calibrado, el que el director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, ha querido dar a los mercados sobre la situación española. El ex ministro francés de Economía, en la rueda de prensa concedida tras el encuentro con el presidente José Luis Zapatero, en Madrid, ha recordado cómo ha cambiado España, que ha pasado de la movida de los años del auge a la crisis de los últimos meses, declarando que el gobierno ha emanado una maniobra correctiva eficaz y las reformas necesarias (baste considerar la del mercado laboral, que podrá mejorarse durante su discusión en el Parlamento) para superar esta difícil coyuntura. Y ha añadido que Zapatero ‘ha sentado las bases para asegurar dos décadas de desarrollo’ a España”.

“Por tanto, los pasos de Zapatero habrían sido decisivos para invertir la tendencia negativa, a pesar de que DSK ha dado a entender que no hay que bajar la guardia y que hay seguir el camino del rigor, poniendo en marcha lo antes posible las medidas recientemente adoptadas, sin olvidar impulsar el crecimiento que, según el director general del FMI, es hoy en España y en Europa el principal problema a resolver y sobre el cual deben trabajar todos los gobiernos. En suma, DSK ha desmentido de hecho que España esté a un paso de la quiebra y que el sistema económico esté cercano al colapso, como ocurrió hace unos meses en Grecia. Aunque Madrid permanece bajo observación, a la espera de que las medidas surtan efecto. Zapatero ha declarado que si la maniobra, como cree, tiene éxito en el frente de la reducción de la deuda pública y del déficit, no necesitará aprobar medidas complementarias en 2012”.

“En suma, el presidente español ha corroborado que los parámetros fundamentales de España son buenos y que el gobierno está dispuesto a trabajar incluso durante las vacaciones de verano para poner en marcha las reformas antes de la aprobación de la Ley de Presupuestos de 2011, el próximo otoño. Respecto a estas últimas, el presidente ha prometido que antes de que finalice este mes debería aprobarse la que afecta a las cajas de ahorros y a los mercados financieros. En cambio, la de las pensiones tendrá plazos más largos (antes de finales de año), no siendo éste un problema a resolver a breve plazo, sino a medio plazo. Con el encuentro de ayer se cierra de hecho el semestre de la presidencia española de la UE, una presidencia caracterizada por una fuerte crisis económica y política, europea y española. La popularidad de Zapatero ha alcanzado niveles históricos mínimos, hasta el punto de que se espera en varias semanas un importante reajuste de gobierno que podría afectar a ministerios sensibles como el de Economía”.

Parece que España entra, según alguna prensa en el estadio de la buena senda. Sin embargo siguen manteniendo algunas críticas en este sentido. Sobretodo con respecto a la solvencia de las entidades crediticias.

Financial Times (Reino Unido) Artículo firmado por Wolfgang Münchau: “Dennos las cifras de los bancos tóxicos europeos”.

“Gracias a Dios por Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno español. Por primera vez en los tres años transcurridos desde el estallido de la crisis financiera, un líder europeo ha hecho algo inteligente y sorprendente. La decisión unilateral de España de publicar las pruebas de resistencia de sus bancos ha llevado a la Unión Europea –en su cumbre en Bruselas del pasado jueves- a seguir el ejemplo español y aceptar un grado nada característico de transparencia”.

“¿Significa esto que estamos a punto de salir a flote de esta desgraciada crisis? Bien, por ahora, la UE sólo ha aceptado la publicación de los test de solvencia de 25 bancos. No se trata de los bancos más problemáticos de la Eurozona. Hay buenas probabilidades de que los Gobiernos amplíen esas pruebas a otros bancos, pero no hay motivos para entusiasmarse en exceso. El problema fundamental es que aún hay Gobiernos librando una guerra con la crisis errónea. Los inversores internacionales han reconocido una verdad fundamental, que en el núcleo no hay una crisis de deuda soberana, como nos siguen diciendo Alemania y el Banco Central Europeo, sino una crisis bancaria y una crisis de fallos en la coordinación de las políticas”.

“En España, el Banco de España está ya presionando con firmeza para que se produzca la consolidación de las cajas, cajas de ahorro locales. Sin duda recibiremos muchas más malas nuevas del sector bancario español mientras España atraviesa el proceso de ajuste. Habiendo sido escéptico sobre la disposición de Zapatero a hacer lo debido, ahora soy una pizca más optimista. Su decreto de hace poco para que se reforme el mercado laboral es un paso en la dirección correcta, pero probablemente será insuficiente”.

“Para resolver la crisis, necesitamos conocer los números y muchas más cosas. Y es más importante que la UE establezca un sistema factible de coordinación de la política económica que incluya una estrategia contra los desequilibrios internos resurgentes. En lo referente a esto último, estamos en realidad retrocediendo”.

Financial Times (Reino Unido) Análisis en sección ‘Lex Column’: “España”

“Mientras se propagaba la crisis de la deuda griega, España insistía en era diferente, pero su déficit presupuestario del 11%, casi como el griego, y las tibias medidas para reducirlo pusieron nerviosos a los inversores. Además, aunque la deuda española del 60% es la mitad de la griega, la deuda del sector privado español supera ampliamente el 150%. Como la tasa de paro es del 20% y los créditos inmobiliarios en las cajas de ahorros hieden, es fácil comprobar por qué las entidades españolas tienen dificultades para financiarse. Aun así y a pesar de las repetidas advertencias del banco central, el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero aplazó las cosas. Hizo falta una crisis de la liquidez bancaria y una de la deuda soberana para que actuara.”.

Hasta ahora, las presiones han funcionado. Ahora prevé transformar el mercado laboral, facilitando la contratación y el despido y se ha convertido en el partidario más ruidoso en la Unión Europea de las prueba de resistencia bancaria. Aclarar la situación de sus bancos –sobre todo de las cajas- determinará el capital que requerirán del fondo español para rescate de bancos, ayudando así a los inversores a cuantificar el efecto sobre sus déficit. Presuponiendo que no haya sorpresas, una mayor certidumbre aplanará desde luego la curva española de rendimientos. Puede que ahora Zapatero logre la catarsis y además evite la tragedia griega”.

Financial Times (Reino Unido). Análisis firmado por Victor Mallet: “La liquidez es aún el problema de las entidades españolas apuradas”. Subtítulo: “La victoria de los ‘test de solvencia’ no supone nada si o hay fondos disponibles para bancos y cajas”.

“España ha ganado en la batalla de los ‘test de solvencia’, superando la oposición de Alemania y asegurándose el respaldo de la Unión Europea para la publicación de unos resultados de toda Europa que probablemente mostrarían la fortaleza relativa de las principales entidades españolas en cuanto a capitalización. A finales de la semana pasada, esa victoria impulsó al euro y aumentó la confianza de los inversores en España. Lo que, sin embargo, no está claro es si las pruebas de resistencia harán algo para resolver los mayores problemas con los que se enfrentan los bancos y cajas españolas: el cierre de los mercados internacionales de financiación y la consiguiente escasez de liquidez”.

“Economistas y analistas independientes de la banca dicen que, para una limpieza bancaria, se necesitará mucho más, aunque menos de las sumas entregadas para el rescate de bancos en el Reino Unido, Estados Unidos y Alemania. Freemarket, asesoría con sede en Madrid, calculaba en un informe publicado la semana pasada que el sistema financiero español necesita inyecciones por valor de 295.000 millones de euros sobre la base de las pérdidas calculadas de préstamos de 201.000 millones de euros, aunque esas cifras quedarían compensadas en parte por las reservas bancarias disponibles y las provisiones para deuda incobrable ya efectuadas. Entre tanto, las necesidades de financiación al por mayor de las entidades españolas siguen dependiendo del Banco Central Europeo, del que obtuvieron el pasado mes la cifra récord de 85.600 millones de euros”.

Xinhua (China) Artículo firmado por Paul Mielgo: “España defiende su solvencia”

“Los mercados internacionales dieron un voto de confianza a la economía española tras los intensos rumores sobre un posible rescate a España. El éxito en la última colocación de la subasta del Tesoro de bonos a 10 y 30 años y la solvencia que demostraron los grandes bancos del país relajaron la prima de riesgo y la Bolsa de Madrid terminó liderando las ganancias en Europa. En un momento políticamente delicado para el Gobierno, su Presidente José Luís Rodríguez Zapatero recibió el respaldo del Fondo Monetario Internacional y del Consejo Europeo, después de tomar la iniciativa en la publicación de las pruebas de resistencia (stress-tests) de la gran banca europea”.

“España se está esforzando en convencer a los inversores de la viabilidad del plan de ajuste puesto en marcha con el que pretende recortar el tercer mayor déficit público de la zona euro (11’2% del PIB), reordenar el sistema financiero de cajas de ahorro y reformar el mercado laboral para devolver a la economía a la senda del crecimiento. Algunos expertos consideran que estas medidas no son suficientes para recuperar la confianza de los mercados.También supuso un alivio para el gobierno español el respaldo recibido en el Consejo Europeo del pasado jueves, el último de la presidencia española de la UE. Sobre las medidas tomadas por el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero para atajar el déficit, el Presidente de la UE, Herman Van Rompuy, señaló que son ‘valientes y eficaces’”.

“Rodríguez Zapatero aprovechó la cumbre de Bruselas para acallar los rumores sobre la insolvencia de España, aludiendo a las pruebas de resistencia (stress-tests) realizadas a los grandes bancos de la UE hace una semana para comprobar su fortaleza ante un posible agravamiento de la crisis. Las pruebas confirman que los dos grandes bancos del país, Santander y BBVA, encabezan la lista de entidades solventes. "Siempre he creído en la fortaleza y en la solvencia de nuestro país", declaró Rodríguez Zapatero. Sin embargo, la buena salud del sistema financiero español ante las pruebas de esfuerzo, se vio empañada por el dato de morosidad que publicó el Banco de España y que alcanzó en abril el 5’5%, la mayor tasa en 15 año”.

“Sin embargo a España todavía le quedan deberes por hacer para satisfacer las exigencias de la UE, como finalizar la reestructuración de las cajas, reformar el sistema de pensiones y lidiar con la huelga general que han convocado los sindicatos para después del verano. El apoyo de los líderes europeos a las finanzas públicas españolas no sólo relajó la prima de riesgo país, sino que devolvió el optimismo a la Bolsa. El índice selectivo Ibex-35, impulsado por las cotizaciones de los bancos, lideró los avances entre las principales plazas del Viejo Continente y acumuló en la semana ganancias superiores al 4% para cerrar en 9.971’8 puntos”.

Al final, la prensa foránea también se ha puesto a analizar la venta subasta de la deuda pública española.

L’Echo (Bélgica) Artículo firmado por Marc Collet: “España da una bocanada de aire fresco a los mercados”.Subtítulo: “La confianza no ha vuelto por completo, pero cada vez hay más inversores que piensan que lo problemas terminaran por resolverse”.

“Las señales tranquilizadoras enviadas estos últimos días por España respecto a sus preocupaciones presupuestarias los tranquilizan al respecto. Mientras tanto el interés de la deuda a diez años en el mercado secundario se aproximó al 5% el jueves, pero España logró emitir obligaciones a diez años por un montante de 3.500 millones de euros a un interés medio del 4,864%. El éxito de esta operación ha hecho que vuelva a darse ‘crédito’ al país. Además Madrid ha informado que no le era necesario conseguir fondos suplementarios para devolver, en julio, empréstitos que totalizan 24.000 millones de euros. De golpe, el tipo de interés a diez años de la deuda española se detuvo en el mercado secundario para llegar a 4,59% (un 0,10% más que durante la semana)”.

Le Soir (Bélgica) Artículo firmado por Marc Charlet: “Las Bolsas recuperan el aliento”.

“España logró colocar obligaciones a 10 años por un importe de 3.000 millones de euros a un tipo medio del 4.86%. El porcentaje es ciertamente más elevado que hace un mes (+82 puntos básicos) pero este nivel resulta muy aceptable para un gobierno que acaba de lanzar un plan de saneamiento muy drástico y una amplia reestructuración de su sector bancario (principalmente de las Cajas de Ahorro). Sin embargo, hace tan sólo unos días el tono era alarmista. ‘España sigue los pasos de Grecia’. ‘España se encuentra al borde del abismo financiero’. Éste era el diagnóstico que emitían los analistas 24 horas antes”.