Ayudas necesarias para autónomos en el mundo municipal. El caso de Barcelona.

Emprender para muchos será la única salida, para otros no. Puede que muchos tengan otras opciones, pero, por higiene intelectual recomiendo ponerse en la piel del primero. Imaginemos que no tenemos más remedio que emprender. Poco a poco, conozco algún caso de emprendedores sobre venidos, al que llega el primer cliente, la primera factura, el primer empleado y el primer cobro. Esos momentos son gloriosos. Encajar la emoción que supone tocar la superficie de los sueños que hace unos meses desconocías tener es maravilloso. No obstante hasta que todo eso se va logrando hay un primer paso, mucho menos poético, que precisa de concentración, dedicación, algo de suerte, pero también de ayuda.

La administración pública tiene mucho que hacer. Desde ser un estimulante hacía los modelos de crecimiento y negocio que verdaderamente interesen como garantía de futuro hasta la de dinamizar con ayudas concretas el impulso de iniciativas empresariales, especialmente desde la primera de las vías, la mas vulnerable, los autónomos, los emprendedores que se lanzan a la conquista de sus sueños o, sencillamente, optan por la única solución que se les presenta.

En todos los casos es importante obtener soporte público. Especialmente en aquellos que desde la desocupación y el paro no logran arrancar un proyecto empresarial de auto ocupación y que no les es suficiente con ‘cursos formativos’ o ‘subvenciones en especies’, lo importante es fabricar escenarios adecuados para la ocupación y facilitar la creación de nuevas empresas mediante el diseño y la implementación de medidas según las necesidades reales de cada Ciudad.

Algo que traté en 2012 y que se refería a todo cuanto desde la administración se debía adoptar, también tiene cabida en la política municipal. Probablemente, mientras no hay una actividad decidida y enfocada en políticas generales, autonómicas o de estado, los municipios deben afrontar ese reto. No es posible esperar más.

Estos días he conocido la iniciativa del Ayuntamiento de Barcelona para combatir el paro desde una batalla a nivel local, cercana y conocedora de la realidad más inmediata. Una propuesta que surge de una evidencia: 'las personas autónomas representa uno de los colectivos más desprotegidos en materia económico-social por la individualidad de la actividad, la responsabilidad ilimitada por ser una forma jurídica personalista y por las limitaciones inherentes al hecho de que en la mayoría de casos se trata de proyectos de auto ocupación de una dimensión reducida. Además, durante el primer año de vida, estas iniciativas necesitan consolidar una propuesta de valor al mercado que sea sostenible en el tiempo y suficiente para poder generar un nuevo modo de vida compatible con las obligaciones personales y familiares.'

Sin entrar en que modelos de negocio se deben proponer, lo urgente es crear empleo. Creando empresas, estimulando la puesta en marcha de proyectos autónomos y emprendedores de auto ocupación, se puede ir generando ese espacio de consumo e intercambio económico que reactive el mercado laboral en su conjunto. Luego ya veremos como lo vamos estructurando en su vertiente más innovadora y digital.

El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido aligerar la carga de gastos que el nuevo empresario o profesional autónomo asume el primer año de vida. Las ayudas económicas que recibirán las personas solicitantes de una serie de ayudas destinadas a este propósito se compone de una cuantía equivalente a los gastos en su primer año de vida en materia de gastos de Seguridad social, gastos asociados a los costes por dar de alta la actividad económica y gastos asociados con el alquiler de locales comerciales y despachos, así como los servicios de gestoría para el cumplimiento de sus obligaciones sociales o fiscales

De forma complementaria el Ayuntamiento de Barcelona a través de Barcelona Activa pone a disposición de las empresas y las personas beneficiarias, sus programas, actividades y servicios en materia de empresa, ocupación y de formación. Barcelona Activa ofrece una subvención a las personas autónomas de la ciudad que se hayan dado de alta desde enero del 2015. Esta subvención será de hasta 3.600 € entre 30 y 39 años o de hasta 4.000 € en caso de que la persona autónoma tenga 30 años o menos, o más de 45 años en el momento del alta fiscal. 

Si vives en Barcelona y estás empezando tu propio proyecto te interesa saber que para acceder a la Subvención debes ser un nuevo empresario individual dado de alta a partir del 1 de enero del 2015, no estar dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos por la misma actividad en los últimos 3 años, estar dado de alta fiscal en la ciudad de Barcelona y estar empadronado en la Ciudad Condal 3 meses antes del alta fiscal. Si quieres más información mírala aquí. Si conoces de otras iniciativas parecidas en otros lugares me lo cuentas.