business angel

'Art Made For People' en Mecenus

Que la revolución digital está siendo disruptiva y que está transformando a la vez procesos de producción y modelos de transmisión del conocimiento es de todos aceptado. Que eso está siendo la primera vez que sucede, que una misma tecnología afecte de modo estructural esos dos aspectos también. En ese camino está nuestro ‘pool’ de inversión que busca proyectos emprendedores de base tecnológica y que aporten valor a la economía digital. La semana pasada IDODI entró en el accionariado de Mecenus. De la mano de Ignacio Madrid y Pablo Perez-Bedmar, este “mercado del Arte online” va a revolucionar el modo en el que se relacionan artistas, galerías y compradores de todo tipo de arte. Hace unos meses, en una cena con emprendedores supe de ellos.
Cuando decidimos entrar en una compañía aportando mentoring, capital, espacios en 4 países donde ubicarse, apoyo tecnológico y focalización para internacionalizarse con garantías, buscamos que el equipo esté preparado, su espíritu de sacrificio identificable y su vinculación tecnológica importante. Es el caso de este magnífico proyecto. Os invito a leer este artículo que Expansión dedicó precisamente hace pocos días a Mecenus y donde se habla de cómo se gesta un proyecto emprendedor en un campo poco dado a la tecnología y al ecommerce.

De Mecenus iré hablando más adelante por supuesto ya que nos gusta decir que hemos entrado en un proyecto donde muy pocos están haciendo algo similar y que los que lo hacen están haciendo están logrando éxitos notables. Aunque hay iniciativas relacionadas nuestra expectativa se destina a ocupar un espacio determinante en España, enfocar Colombia y México en Latinoamérica y Malasia y Singapur en Asia Pacífico utilizando nuestras propias estructuras de implantación en IDODI y la energía y conocimiento de sus promotores.

Mecenus se diferencia de otros proyectos similares en que evita la impresión de copias de arte originales a cambio de promocionar artistas de su propia base mucho más orgánica y operativa que la de cualquier gran “maket place” actual. El uso de las redes sociales y el marketing online están siendo cuidados al detalle y se potenciarán estratégicamente aportando valor y no como un canal de comunicación simplemente. Queremos que sean puntos de encuentro y de gestión de intereses al respecto del arte. A todo el equipo nos encanta Mecenus y a mí especialmente me fascina ver como la innovación tecnológica (escasa en el sector) puede convertir esta apuesta en algo muy destacable en apenas un par de años.

Para los que quieran saber más os invito a investigar como la economía digital está retocando todo, como está reformando las cadenas de valor y como los procesos se están viendo transformados en todos los campos y factores. El lema de Mecenus es ‘Art Made For People’ y en apenas unos meses ya han superado el centenar de artistas y el millar de obras. Ahora ya han dado el salto a las exposiciones híbridas.

Al igual que el resto de startups en las que hemos entrado e invertido, esta será ya una de los ‘topics’ destacados de este blog. Os invito a que os registréis y que le echéis un vistazo a las obras y proyectos de artistas que hay dentro. Un poco de arte en este momento no hace daño a nadie, sino todo lo contrario.

Why Venture Capital?

Hace unos días hablábamos de los emprendedores freemium. Dejando de lado el acrónimo y el elemento metafórico que buscaba si es cierto que algo está cambiando en el escenario de las inversiones en start-ups. De hecho hay una tendencia que prioriza la búsqueda de capital inteligente antes que la tan ansiada liquidez. En ese sentido hace unos días cayó en mis manos este artículo que lo refleja bien. La computación en la nube, los dispositivos móviles, las redes sociales y otras tecnologías de acceso rápido a Internet, están produciendo oleadas de nuevas start-ups, pero para muchas de estas jóvenes empresas, el capital riesgo es la respuesta equivocada, por lo menos al principio. Os traduzco lo que considero más relevante.

Así lo expresó un grupo de inversores y empresarios que hablaron de Microsoft en Silicon Valley en un evento patrocinado por el Club de Churchill. Con Amazon Web Services y una mirada de otras tecnologías libres o de bajo costo, la creación de empresas es más barato que nunca, por ejemplo. Como inversor, Draper Fisher Jurvetson socio de Heidi Roizen dijo que trata de convencer a la gente de lo bueno del capital riesgo, pero como profesor en Stanford trata de explicar otros puntos de vista.

Dice que “todos los estudiantes de mis clases quieren recaudar dinero y hacerlo público y les digo: ¿Estás construyendo un restaurante o un McDonald?”. Añade que “si has creado un sitio web alrededor de lo que te apasiona y ganas 25.000 US$ al mes puede ser un gran logro y un estilo de vida, pero si tras lograr 5 MM US$ de capital riesgo prepárate para darle un exit de diez veces su dinero”.

Internet permite a los empresarios innovar de formas que no son técnicas por ejemplo. (…) Los emprendedores que quieren empezar con empresas de base tecnológica deben buscar la mayor cantidad de servicios gratuitos que puedan. MacAskill, cofundador y director ejecutivo de SmugMug, un sitio web de fotos de 10 años de edad, dijo que, en su caso, el intercambio para los fotógrafos profesionales debía ser rentable por si mismo y no depender de la entrada del capital de riesgo.

En estos momentos, a medida que con mi equipo vamos aprendiendo de la experiencia, estoy convencido que a veces los proyectos son más intensos si apoyamos el modelo con algo de desarrollo tecnológico asociado, que con dinero para localizar esos ingenieros. Si somos capaces de equilibrar esas entradas de capital en el momento exacto estaremos ante succeful start-ups.