huelga

De empleado a emprendedor

de empleado a emprendedorSe acaba el sueldo fijo o, por lo menos, se debilita. La producción está mutando y el consumo de productos se reduce hasta ofrecerse en forma de servicios. La contratación en general mengua y la tradicional casi desaparece. Sin contratación no hay salarios y a este paso está en riesgo de convertirse en una especie de reliquia. No sucede exclusivamente por estar viviendo tiempos difíciles, sino por que los tiempos están cambiando de un modo inédito. Si las huelgas ya no tienen efecto por no responder a los criterios de vanguardia, el trabajo tampoco parece tener garantizado el modelo al ser un derivado de otras épocas.
Ha llegado el momento de inventar otro modelo de emolumento. Ahora la economía es mucho más dinámica y se basa en estructuras de productividad enlazadas con el capital tecnológico en la mayoría de los casos. La economía del conocimiento está avanzando y, poco a poco, generará espacios laborales sólidos y con una repercusión salarial mucho menos aislada. El emprendedor y el autónomo dependiente dan respuestas mucho más elementales a una economía flexible y dinamizada, donde lo que hoy es evidente, mañana es opaco y donde lo que ahora funciona perfectamente, mañana precisa de una metamorfosis brutal.

Una de las opciones para enfrentarse a un panorama complejo en lo laboral es inventarse el oficio, el puesto de trabajo y el modelo de negocio. Observar las necesidades y buscar el nicho. A partir de ahí se debe apretar los dientes y ofertar una capacidad multiplataforma donde el emprendedor sea capaz de auto crearse la actividad y crear valor añadido a otras existentes. En esa prestación de servicios inmediatos puede estar el origen de una empresa. ¿Por qué no? El puesto de trabajo del futuro es el que te inventes tú, no el que te ofrezcan. Piensa que hace falta y fabrícalo, piensa que hace tu vecino y mejóralo.

Pero no nos equivoquemos, emprender por el mero hecho de emprender no lo soluciona todo, a veces nada. Lo que nos concede es la energía necesaria para adoptar los cambios vitales y personales que nos permitirán ser más libres, estar más en sintonía con nuestro propio destino y nuestros propios anhelos. Me niego a aceptar que esto ya no se moverá. Si se potencian redes del conocimiento, si se impulsa la proliferación del capital riesgo, si las administraciones reducen la fricción en los trámites, si el impulso a la innovación crece en lugar de menguar como en los últimos años, si la cultura emprendedora se transmite en las escuelas de secundaria y en las universidades, si, tal vez, todo eso pasara, un asalariado que decide ser emprendedor lo tendría algo más fácil y con ello, seguro, un país como como cualquiera de nuestra órbita estaría más cerca de conquistar su propio destino y de colocarse en la cabeza económica del mundo civilizado.

Emprender para muchos es la única salida, para otros no. Incluso a veces hablo del “emprendedor por cuenta ajena” como agente de cambio en las organizaciones. Personas que sin jugarse el patrimonio se juegan su propio crecimiento junto al sueño de otro que viven como suyo. Puede que otros tengan más opciones, pero, por higiene intelectual recomiendo ponerse en la piel del emprendedor. Imaginemos que no tenemos más remedio que emprender. Poco a poco, y conozco algún caso, los emprendedores sobrevenidos se convierten en puros dreamers que logran conseguir sus metas. Sucede cuando llega el primer cliente, la primera factura, el primer empleado y el primer cobro. Esos momentos son gloriosos. Encajar la emoción que supone tocar la superficie de los sueños que hace unos meses desconocías tener, es maravilloso.

Los que hemos puesto en marcha nuestros delirios, sin saber si era posible tan siquiera, sabemos que es eso de pasar noches en vela, redactando, corrigiendo, trabajando en la soledad de las noches y los días que se amontonan unos encima de las otras. Vivir ese domingo por la tarde, exhausto pero ilusionado, viendo desde la ventana del despacho como las familias pasean, las parejas hacen cola para el cine y el mundo no se detiene en su curso sinuoso de fin de semana, es duro pero necesario. Al final, piensas, vale la pena. Ser esclavo de la libertad absoluta es preferible a tener la libertad de uno mismo totalmente esclavizada. Piénsalo.

Emprender en Internet es de lo que puedo hablar. Conozco algunas claves del negocio en Internet y las he desarrollado en múltiples ocasiones. Está claro, no obstante, que nunca se sabe todo y siempre aprendes algo nuevo que da al traste con todo lo anterior. Es eso lo maravilloso, esa sensación de no tener puta idea de nada y que todo está por descubrirse aun.

Os dejo con un gráfico que me ha encantado por como analiza lo que está pasando en el mundo y donde se determina que los empleados de hoy se irán convirtiendo en emprendedores. Explica como el mundo sustituirá trabajadores por empresarios.

Tras los ataques del 11S en los Estados Unidos, una gran cantidad de empresas reaccionaron a la caída de la economía mediante la sustitución de los empleados con emprendedores. Tuvieron que reducir los costos, y uno de los mayores gastos de una empresa es el trabajo. Se deshicieron de algunos empleados (que también se deshizo de las prestaciones y otros gastos relacionados con los empleados) y los reemplazó con trabajadores contratados.

Como yo mismo hago en mis empresas, se va extendiendo el modelo de “sharing my Business” entre los empleados y colaboradores hasta convertirlos en empresarios y socios. Esta es la era de nuevas empresas que se encuentran en una posición única en lo que respecta a sus trabajadores. Ofrecer a un empleado un puesto de trabajo estable con beneficios y con un salario consistente requiere estabilidad y eso hoy en día es una quimera en la mayoría de los casos. En mis compañías reservamos espacio para los que quieren crecer dentro o fuera de nuestros propios proyectos permitiendo que de algún modo todos seamos parte de un reto gigantesco algún día y estimulante siempre. Una startup es todo riesgo, es aceptar la inestabilidad para perseguir un sueño, que de alguna manera va en contra de la estabilidad necesaria para contratar empleados.

everyone-will-be-entrepreneur-infographic

#huelga14N

Ayer en mi twitter estuve debatiendo sobre lo que se considera óptimo para protestar socialmente. Estoy a favor de salir a la calle, de ser contundente y de actuar coordinadamente pero me cuesta entende la lógica de las huelgas hoy en día. Insistir en hacer huelgas generales contra gobiernos y bancos en pleno siglo XXI es seguir entendiendo el mundo como en el siglo XIX me temo. Hubo quien me recriminó que como podía sino pronunciarse la sociedad. Recordé algunos ejemplos recientes como que en Irlanda el 80% de los contribuyentes se negaron a pagar a un impuesto injusto para rescatar la banca y tuvo que ser retirado así como en Islandia, donde la población se plantó tributariamente para dejar caer un gobierno y redactar una constitución nueva. Hay maneras. Además tengo la impresión que en este caso las protestas deberían atacar a los causantes de este desastre, bancos y cajas y no provocar deterioro a los que sufren, emprendedores y autónomos. Cuesta aceptar que esto no es una crisis, que vivimos otra cosa mucho más compleja y que gritando o parando las máquinas no vamos a evitar el parto. La criatura ya muestra la cabeza.
Pienso en ¿que tendrá que ver parar un país (que no va a parar por que vivimos en entornos digitales) con lo que está pasando? Para protestar contra gobiernos y bancos organicemos votar en blanco o no votar, ejercer presión al político y acometer acciones contra los bancos por ejemplo. ¿Porque parar de trabajar? No lo entiendo. Además me huele tanto a justificación sindical. ¿Dónde estaban estos que convocan acciones de otro tiempo cuando realmente se les precisaba? Cuando se estaba gestando este desastre monumental, ¿dónde estaban?  Yo no tengo tiempo para huelgas, yo sigo intentando crear trabajo a pesar de todos estos y aquellos. En un año hemos logrado fundar varias empresas y poner a casi 50 personas a trabajar.

Os enlazo para leer algunas cosas que he escrito al respecto anteriormente:

Los sindicatos deberían de adaptarse a los tiempos. No es una frase hecha, es una verdad lírica. ¿Qué es eso de reducir los servicios mínimos? ¿Qué tipo de chantaje social oculta esa solicitud? ¿A que se refieren con eso de que no quieren que el 29 de septiembre no salgan vuelos internacionales de ningún aeropuerto español? Cuando un dirigente social exige algo de este tipo es que no está cerca de la realidad. Aunque se definan como líderes laborales, el contacto con la realidad empresarial y emprendedora de este país es nula.

sigue en HUELGA EN LA NUEVA ECONOMIA

 No voy a hacer huelga mañana, me cuesta entender elmétodo. A pesar de que comprendo el motivo no lo comparto. La reforma laboral no puede ser el elemento detonante de una reacción popular contra todo lo que nos ha llovido y nos lloverá. Y mucho menos que ese catalizador de la protesta lo lideren un entorno sindical que se ha caracterizado por la abulia, la distancia y la complicidad con lo que sucedía. La desidia por ser organismos antiguos y agigantados, la lejanía porque no están actualizados con el modelo económico actual, y colaboradores con los que azuzaron la crisis por no plantarse frente a los que no tomaban medidas mientras el paro aumentaba y la capacidad de reacción se esfumaba. Ahora no me valen sus quimerasObviamente tampoco la de la CEOE. Lo que le aplico a los primeros sirve, punto a punto, para los segundos.

sigue en #HUELGA 29M

En Agora de TV3

El pasado lunes participé en Agora, un programa muy interesante de la televisión pública catalana. El debate fue con la entrañable Miren Etxezarreta, la cual es catedrática emérita de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona y doctora por la London School of Economics. A pesar de que estamos a años luz en cuanto a temas sustanciales de la economía es cierto que hablando se alcanza un grado de comprensión sobre los temas que me maravilla. Puedes estar diametralmente en contra de un tema y buscar el punto de encuentro a pesar de todo. Ella defiende la huelga como valor de protesta por ejemplo, la caída del sistema capitalista como patrón y que, a pesar de todo, los automatismos de la economía que la llevarán a cambios irrenunciables no serán tales. En mi caso pienso que la huelga general puede ser detonante pero no logró sus objetivos, que quien debe caer no es el sistema sino algunas entidades financieras que son cadáveres y que, a pesar de todo, la sociedad y la economía que la engloba está sufriendo el parto de un nuevo modelo y eso es inevitable, sólo nos queda ajustarnos al cambio, aceptarlo y buscar las oportunidades que ofrece.
El vídeo es en catalán, aunque Miren interviene en castellano. Si alguien quiere transcribir lo que el presentador Xavier Bosch o yo mismo comentamos gustosamente lo pegaré en este post. Hay partes que considero importantes y de alto interés. Concretamente me refiero a que el sistema financiero está en quiebra formal, el robo de las preferentes, el coste social de una clase política mediocre, el riesgo de la amnistía fiscal, la definición de estado benefactor, de que a Rajoy ya le va bien la conflictividad social y la lejanía de las organizaciones sindicales y patronales. Algún fragmento provocó alguna llamada de madrugada.

Os pego la traducción que mi buena amiga ha tenido el detalle de hacer. ¡Muchísimas gracias Ester!

Xavier Bosch: _ “¿De qué nos ha servido esta huelga general?”
Marc Vidal: El error está en llamarle a ésto crisis y no cambio de modelo.

(min 3.15)
MV: Saber si esto ha sido útil o no, no es importante. Lo importante es si a partir de aquí empieza alguna cosa..
XB: ¿Y empieza?
MV: Si lo hacemos como el pasado jueves , me temo que no…
El modelo ecónomico en el que nos movemos, no tiene nada que ver con el modelo en el cual se organizaban las huelgas antiguamente. La gente, hoy en día, no trabaja en las empresas globalmente, existe un modelo económico digital…

Si lo que buscaban era paralizar el sistema productivo de este país, no sucedió así.
Si lo que pretendían era un toque de atención, en algunos aspectos, sí.
Si lo que buscaban era justifica su trabajo (como sindicatos), no lo consiguieron.

(min 5.40)
MV: El cambio de modelo económico no se puede elegir, no es una elección.
Las cosas han pasado. Todo ha cambiado, des de la forma de comunicar a producir, y ya no hay vuelta atrás.
El modelo socioeconómico actual es distinto.
Estoy convencido que no estamos en crisis, no se puede alargar tanto tiempo..estamos “pariendo” un nuevo modelo. Lo que nos viene es muy distinto.

(min 8.25)
MV: Yo soy emprendedor, yo monto empresas. Puedo teorizar, pero tengo que aplicar hechos pragmáticos, sino me hundo.
El momento en el que nos definimos como crisis es el estallido de un volcán, dura un tiempo, sí; pero dicha erupción cambiará la superfície del volcán.
No sabemos cuál, pero será distinta.

El cambio no me da miedo, a mi me estimula.

(min 12.50)
MV: Nos podemos resistir a muchas cosas que sucederán…La clase política que nos rodea es de una mediocridad importante.
Se aplican recortes sin contemplaciones, así se recortan derechos y además, servicios que teníamos asumidos como derechos.

El sector financiero se ha llevado por delante, ya!, el 11% del PIB de este país…
....alguién se piensa que de las 40 y pico entidades existentes, pasar a 8 entidades,¿ es gratis? Esto no es gratis!

(min 15.30)
XB: ¿Cuántas décadas hemos vuelto atrás es estos dos últimos años?
MV: Lo que me preocupa, es que existe una generación en Europa perdida, esta generación debe su vida, literal !, económica y socialmente. Esta gente no puede gobernar las riendas de su vida. Y los estados “benefactores” están maravillados que dicha generación desaparezca.
Yo le llamo: la increible “clase mediana menguante”.

(min 18.15)
MV: Yo le doy al capitalismo una bondad: un equipo de personas descubren modelos productivos que mejoran los procesos de otras empresas.

El capitalismo se está adaptando a una necesidad: la gente tiene poco dinero para comprar muchas cosas, low-cost, long-retail….

(min 20.15)
MV: Confundimos capitalismo con los defectos del sistema financiero. El capitalismo está compuesto por muchos aspectos, y uno de ellos es la deuda que fabrican las entidades a fin de que alguien consuma y ponga en marcha proyectos.
Cuando entramos en la dinámica que la deuda es la definición del capitalismo, tenemos un problema.

(min 26.40)
MV: El dinero disponible es 8 veces fabricado con deuda, ésta se ajusta y nos vienen los problemas, la realidad económica.

(min 28.15)
MV: ¿Causaría pánico si cerrase Inditex?. Sí, un cierto pánico.
¿Se hubiera pensado que las entidades financieras se convertirian en lo que ahora son?, si alguien pinesa que esto es gratis, tiene una problema de percepción.
Las entidades están en quiebra, están buscando mil fórmulas para que esto no se evidencie, pero están soportadas por una maqueta inmobiliaria, que no tiene ningún valor.

¿Qué se tiene que hacer? ¿Ir aletargando el problema?

Si usted ha depositado su dinero en un lugar equivocado es un problema suyo, al igual que quien invierte en una empresa no rentable.
Al final, la gente deposita su dinero donde libremente elige, pero hay entidades que no se pueden soportar por ellas mismas, las soportamos entre todos y esto es absolutamente insolidario.
Al final la gente sale a la calle, porque perciben los recortes, pero la realidad es que ha desaparecido el dinero.

(min 32.05)
MV: La crisis no lo justifica todo, porque si perdemos la dignidad, perderemos mucho más que los derechos, perderemos la dignidad.

(min 33.45)
MV: España será intervenida antes que llegue el verano; la intervención española ya se produjo (Miren Z: mayo 2010), luego se han sucedido intervenciones secundarias, y ahora estamos ante la disyuntiva de si nos rescatan….¿alguién se piensa que los 940 millones de euros disponibles, no son para España?, estamos jugando con fuego…

A España la tienen que rescatar, le llamaran con la palabra que decidan, la semántica permite 40.000 vocablos, pero este país está en quiebra…

Y TENEMOS QUE PONERNOS EN MARCHA.