mijas

Entrevista en El Mundo

El pasado domingo también apareció en El Mundo una entrevista que me hicieron hace unos días tras un conferencia en Mijas. Durante más de una hora la periodista Berta González de la Vega me estuvo preguntando acerca de diversos temas: emprender, crisis, nuevo modelo, viajar y sociedad. Evidentemente todo lo que dijimos no puede reflejarse en una página de un periodico pero en esencia es lo que aquí os dejo. No puedo enlazar la entrevista digital pues está en el dispositivo Orbit que no permite (por lo menos yo no lo logro) un permalink eficiente y conectarla aquí. Por eso os la transcribo y os dejo la imagen capturada. Espero que os guste.

«Este país parece que se levanta con cloroformo y se acuesta con diazepam»

BERTA GONZÁLEZ DE VEGA ANDALUCIA| Pág. 36 EL MUNDO

Después de escucharle en Mijas, una se pregunta por qué no le compran los servicios de empleo una charla a este hombre y la pasan en todas las oficinas, para motivar, para dejar de pensar que nuestro futuro depende de los políticos, para darnos cuenta de que uno se puede arruinar y salir, en fin, para acabar apreciando que no hay nada como ser tu propio jefe si esa es la salida

Pregunta.-Usted ha hablado de un chalé en Santa Mónica con varias empresas, ayudándose, es difícil de imaginar aquí.

Respuesta.-Puede que ese chalé tal cual no lo sea aquí. Pero en España lo que impide esa actitud es el miedo al fracaso o esas ganas que hay en España de decir “te lo dije” si eso pasa. Porque, además, el volver a intentarlo es la única manera de que te salga bien. Y a este país también le ocurre que tiene unos políticos de una tremenda indigencia intelectual de todos los colores. Aquí hay que bajar los impuestos, premiar el trabajo y evitar poner trabas burocráticas.

P.-Premiar el trabajo va en contra de la cultura del subsidio, título de su último libro…

R.-La sociedad precisa de unos subsidios mínimos para garantizar el bienestar social. El problema viene cuando muchas cosas se han fundamentado en la capacidad de conseguir ayudas. Y eso acaba haciendo que esperemos continuamente que la solución venga de arriba y eso, colectivamente, puede hacer que no sepamos que entre toda esa gente sí que puede haber agentes de cambio. En Latinoamérica pasa lo contrario ahora.

P.-Quién nos lo iba a decir…

R.-No es un conjunto idéntico, que conste, hay distintas realidades nacionales. Pero es un hecho que las diferencias sociales han disminuido a la vez que aumentaba el crecimiento económico. Y a veces te das cuenta de que podemos tener más en común con un serbio que con ellos, a pesar del idioma. Ahora los españoles nos estamos acostumbrando a escuchar en esos países ¿qué es lo que usted dice que hace mejor que nosotros? Porque es verdad que muchos españoles, por serlo, llegan con esa actitud allí, de dar lecciones. Pasa también a los políticos cuando se habla del ataque de los mercados, cuando no quieren entender que van a por el débil y que, a la vez, la mayoría de esas operaciones financieras están basadas en aritmética. Otra cosa es que haya acciones políticas que estimulen ese desconocimiento real y que pretendan hacer creer que saben más, como que Grecia es recuperable para Europa. Ponen en marcha medidas que los mercados más inteligentes absorben y deciden que no son factibles. Son jueces implacables.

P.-Intenta contagiar optimismo, pero a veces se le escapan vaticinios muy sombríos…

R.-Como sociedad estamos corriendo el riesgo de ir a un modelo en el que unos pocos trabajen mucho de manera eficiente para que otros muchos trabajen poco o nada y sobrevivan con unos subsidios.

P.-Puede que a los millones de parados en las oficinas del Inem les vinieran unas charlas de las suyas.

R.-Habría que ver qué cosas se están explicando, a quién y para qué. Pero estamos en un país que me da la sensación de que se levanta con cloroformo en la taza del desayuno y se va a la cama con diazepam y así no se estimula, no se consigue nada. Aumenta es el miedo, que nunca lleva a nada.

P.-Antes, en un corrillo, le he escuchado decir que no le preocupa en exceso los recortes en I+D…

R.-Es que son los recortes de unos cuantos. Me muevo mucho y me cuesta conocer a gente con acceso a esos fondos. En esa lista suelen estar siempre los mismos y es verdad que incide en la capacidad de desarrollo de algunas ideas pero tengo claro también que hay otras que no tienen por qué esperar a que les den ese dinero: si tienes ganas de comer, vas a la cocina y no esperas a que te lleven el plato a la mesa.

P.-Y no tenemos una educación que fomente esa actitud…

R.-Tenemos una universidad incapaz de conectar con las necesidades reales del mercado. La universidad la hacen las personas que las componen. La buena noticia es que vamos a tener que cambiar y, si no lo hace nadie, hay que empezar por uno mismo. Lo que está por ver es si van a ser muchos, porque esta crisis yo la veo como un parto, a ver qué nace. Es una oportunidad para cambiar como no la hemos tenido antes, aunque sólo lo es si se la ve como la puerta, que ahora está entreabierta, para ir a un sitio nuevo.

P.-No estaría mal que los medios diéramos más cancha a los que han sido capaces de reinventarse. En EEUU, cualquier canal de televisión está lleno de esas historias…

R.-Bueno, incluso llegan al ridículo de ensalzar demasiado el American Dream, pero sí es verdad que podríamos estimular contando un poco más de lo que es capaz cada uno de nosotros. Los referentes son necesarios pero tenemos que filtrar y no caer en la caricatura del emprendedor. Propuse hacer algo como Emprendedores por el Mundo, para enseñar en televisión a esa gente que me encuentro continuamente en mis viajes y no he tenido ningún éxito.

P.-Usted viaja mucho por el mundo, ¿está notando algún cambio en la manera de pensar de muchas empresas españolas?

R.-Tienen que dar más importancia a las ideas. Puedo tener una y que no sea rentable porque a lo mejor necesito a un grupo y alguno de ellos es capaz de rentabilizarla de otra manera. Pero si yo no lo pienso antes no ocurre. Sólo quiero pensar.

P.-Ganar un poco de dinero tampoco está mal…Es más, puede ser necesario.

R.-He vivido sin dinero, lo he pasado mal y no espero volver a aquello, pero se sale, no es algo que dure para siempre y depende de la actitud. No todo lo que tiene precio es rentable y no todo lo que es gratis no lo es. Lo estamos viendo con modelos como spotify o gente que da de comer algunas cosas gratis en los restaurantes y cobra por otras. Todo está cambiando.

Crea empresas, crea empleo

Ayer en unas jornadas en las que participé sobre emprendeduría, territorio e innovación empresarial, el asunto de crear empresa como valor fundamental a la hora de generar empleo estuvo presente en todo momento. Aparecieron múltiples ideas y se proyectaron diversas opciones de como se puede sobre volar este duro momento. Sin embargo mi teoría define la situación actual como un parto, no como una crisis, un nacimiento de un nuevo modelo económico y social, la génesis de una nueva dimensión incluso del concepto trabajo. Considero que se avecinan tiempos en los que, como ya detectamos, no habrá trabajo para todos, que unos pocos trabajarán mucho y de modo muy eficiente y otros no lo harán y vivirán en condiciones razonables pero sin las expectativas que el mundo competitivo y empresarial procura. Elegir donde se quiere estar, cuales son los elementos que cada uno quiere elegir serán la clave.

Hay personas que si no “trabajaran” serían mucho más “rentables” en términos culturales, filosóficos, artísticos, emocionales o vitales. Si hubiera un modo de que todo no estuviera asentado en la dictadura de lo comercial, el consumo, la eficiencia de costes y los beneficios líquidos, tal vez estaríamos construyendo una sociedad más equilibrada y capaz de gestionar las diferencias entre las personas y sus intereses. No hablo de subsidios ni de subvenciones, hablo de encaje y de aceptación de realidades. El dinero trae comodidad, tiempo, tranquilidad, pero hay individuos que eso lo cambiarían por otros términos menos estructurales. El futuro, estoy seguro que será mejor, pero no necesariamente llegará rápido. El escenario actual es duro, difícil y tremendamente complejo. Es importante en este momento ir definiendo que somos, si emprendedores o poetas, y aceptar cada uno de los condicionantes que conlleva esa decisión. Considero que una sociedad dependiente de los rescates, incapaz de entender la importancia de generar empleo y empresa, de detectar el valor real y no publicitario de los emprendedores, de atender a la llamada empresarial como sentimiento vital y no como algo “nocivo”, alejada de la comprensión del fracaso y distante del reto personal y del espíritu de sacrificio que ello conlleva, es un país, una sociedad o un colectivo empobrecido en lo moral por encima de todo, de lo económico incluso. Ser pobre en libertad individual, en capacidad para tomar las riendas de tu propia existencia es parecido a la ingesta matinal de un buen tazón de cloroformo para desayunar.

Os dejo con las propuestas que muchos emprendedores consideramos de requerimiento forzado para impulsar la creación de empresas y, por derivación, de empleo. La parte “líquida” la aporta este listado de 40 ideas, la parte “gaseosa” la espero pacientemente a medida que este nuevo mundo, esta nueva sociedad del conocimiento, este nuevo sistema socioeconómico cristalice. Tomar las riendas de tu vida es algo opcional pero para los que quieran un consejo: hacedlo, es brillante despertar cada día con un sueño por cumplir, una idea por desarrollar, un reto por concretar, y sobre todo, es tremendamente espectacular hacerlo con el estímulo de vivir mejor, más libre y aprendiendo cada día algo nuevo.

MEDIDAS GENERALES

1. Hacer de España un polo tecnológico: situar el tipo del impuesto de sociedades en un 10% para empresas tecnológicas que nazcan o vengan a nuestro país. En Irlanda, el tipo impositivo al 12,5% supuso una llegada importante de nuevas compañías y sedes corporativas de entidades en expansión hacia Europa: Google, Microsoft, Intel o eBay son algunas de las que han aterrizado en suelo irlandés. Recientemente, LinkedIn, Facebook y Zynga han decidido llevar su sede corporativa europea a Irlanda. España puede posicionarse como un hub tecnológico para las empresas de países emergentes que están llegando a Europa (Baidu, Alibaba, Tencent). Además, podemos ser sede corporativa para las firmas europeas que se expanden haca América Latina (Spotify, Ventee Privée, etcétera).

2. Creación del Chief Innovation Officer con rango de secretario de Estado y comunicación directa con Presidencia del Gobierno. Esta figura existe en otros países como Reino Unido, Estados Unidos, Canadá o Israel.

3. Buscar activamente las mejoras que permiten mejorar en las comparativas internacionales (Informe Doing Business del Banco Mundial, principalmente). En el último año España ha mejorado su posición en el informe del puesto 45 al 44. Sin embargo, ocupa el 133 en el apartado Starting a Business, lo que puede ser un freno para la llegada de emprendedores a nuestro país. Puede establecerse como meta gubernamental la mejora en 50 puestos en este apartado para los próximos tres años (el último año hubo una mejora de 15 posiciones). Y se puede pensar como objetivo a medio plazo la entrada en el top 10 de este ránking.

4. Potenciar la marca España como imagen de creación, innovación y emprendimiento. Fortalecer la imagen externa e interna de los emprendedores. Realizar campañas de publicidad que muestren este cambio en el posicionamiento de España. Mejorar la imagen del emprendedor en los medios de comunicación: fomentar la creación de un programa televisivo donde se valore su figura y se den oportunidades reales de financiación.

5. Considerar Internet como la palanca de crecimiento de la economía y cejar en los ataques. La Ley Sinde agiliza los procedimientos para cerrar páginas web. Por su parte, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) actúa como juez y parte porque se financia con las multas que ella misma impone (más del doble que todas las demás agencias europeas semejantes juntas).

MEDIDAS FISCALES

6. Fijar el mínimo de la cotización de la Seguridad Social de autónomos en 20 euros. En el Reino Unido el mínimo es de 10 libras al mes, que equivale a 12 euros. En España es de más de 200 euros mensuales, lo que supone una barrera a la entrada y un coste fijo no necesario para los emprendedores y autónomos. Bajando el importe mínimo se fomenta el desarrollo de un ecosistema de proveedores autónomos que puedan prestar sus servicios a las start up.

7. Devolución mensual del IVA a las start up. Una empresa recién nacida, con apenas recursos y sin clientes, tiene que dedicar el 18% de su escaso capital a financiar al Estado adelantando este pago que, con suerte, se devuelve un año después.

8. Facilitar la creación de planes de opciones con una tributación más favorable para el trabajador, que permita atraer el talento. Con nuestra legislación, un inversor paga el 21% de su plusvalía en un negocio, pero el empleado que gana dinero con un plan de opciones tiene que pagar el 47% de su beneficio.

9. Permitir que se destine en la Declaración de la Renta un porcentaje a emprendimiento. Crear una nueva casilla del 0,7% ayudaría a financiar las medidas planteadas y a promover un gran proyecto de emprendimiento público-privado.

10. Favorecer la fiscalidad de la financiación de business angels. Que se tribute como inversor personal en start up igual que los fondos de inversión, pudiendo descontar las inversiones fallidas de las plusvalías en las desinversiones con éxito, y una exención del pago de plusvalías cuando los beneficios de una venta se reinviertan en menos de doce meses en otras start up.

MEDIDAS LABORALES

11. Establecer un tope en la indemnización por despido. Fijar un número máximo de meses. Se puede establecer un número de días por año trabajado hasta los dos años y un tope de un número de meses de indemnización.

12. Considerar la previa contratación de desempleados cuando se valoren los costes del despido. En relación con la medida anterior, se puede bonificar a los emprendedores que hayan contratado a personas en paro.

13. Facilitar los trámites de contratación de talento extranjero. Start Up Chile se ha propuesto la entrada de 1.000 emprendedores desde 2010 hasta 2014. Tras una selección de los proyectos, se les facilita un visado de un año para trabajar y reciben una subvención de 40.000 dólares. El coste total del proyecto es de 40 millones de dólares en cuatro años. Start Up Spain podría llevar a cabo un plan similar, con 50 millones de euros de presupuesto. Se podrían atraer 500 start up con subvenciones de 100.000 euros por proyecto. Se podría anular la fiscalidad de estas empresas durante los dos primeros años desde su creación, así como dar facilidades para que estos emprendedores obtengan sus correspondientes visados.

OTRAS MEDIDAS

14. Mayor agilidad en la concesión de licencias para la apertura de locales. Una tramitación más sencilla, que agilice su concesión eliminaría la inseguridad jurídica que se genera con retrasos que pueden ser superiores a los quince meses.

15. Evitar la duplicación de esfuerzos entre las comunidades autónomas. Resulta imprescindible coordinar las acciones de modo unificado, de manera que no se dupliquen los recursos destinados a la generación y atracción de start up. En este sentido, la creación de una agencia al estilo de Start Up Chilefacilitaría la reducción de esfuerzos.

16. Potenciar una auténtica responsabilidad limitada de las sociedades. Las sociedades de responsabilidad limitada en España no existen salvo por el nombre. Hoy fracasar es el fin de la carrera profesional. Si va mal un negocio, no se puede montar otro. Las deudas con la Seguridad Social van contra todos los ingresos presentes y futuros.

17. Eliminar los requisitos de antigüedad a los proveedores de las administraciones públicas. Permitir que las administraciones puedan tener como proveedores a empresas de reciente creación, de modo que se sólo se tenga en cuenta la competitividad del producto.

18. Fijar como práctica de buen gobierno corporativo las compras a empresas nuevas (el 2% puede ser el umbral). Mostrar esta información como parte del Informe sobre Responsabilidad Social Corporativapodría incentivar a las compañías a llevar a cabo esta política de compras. Las del Ibex 35 podrían incluirla en sus informes anuales.

19. Permitir que los socios de una compañía sean autónomos con el 1% del capital de la entidad, en lugar del 25% actual. Hacer posible que la relación entre socios se regule libremente, como un contrato comercial, en lugar de mediante un contrato de empleo.

MEDIDAS A MEDIO PLAZO

20. Promover la continuidad de la gestión de las nuevas empresas antes de su venta, para erradicar la cultura del pelotazo.

21. Potenciar la llegada de venture capital a nuestro país y también dentro de él. Los datos en torno a esta realidad son claros: el volumen de venture capital per cápita en nuestro país es inferior a un dólar. En Israel es 142 dólares; en Estados Unidos, de 70 dólares; en Suecia, de 45 dólares; y en Noruega, de 42 dólares. Para lograrlo, se podría potenciar el programa Invierte Economía Sostenible en el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), tomando como modelos los programas Yozma de Israel.

22. Fortalecer la seguridad jurídica ante los impagos. España ocupa la posición número 54 en relación a la facilidad para hacer cumplir los contratos. Como media, se dedican 515 días a resolver estas cuestiones, con 39 procesos distintos. Mejorar estas circunstancias implica reducir el riesgo que supone la actividad empresarial y, por tanto, emprendedora.

23. Facilitar la salida a bolsa de start up tecnológicas. La Administración Obama ha anunciado recientemente la limitación de los costes inherentes a la salida a bolsa de una compañía. La mayor parte del empleo de las empresas cotizadas se crea tras su entrada en este mercado.

24. Acercamiento de la universidad al mercado laboral. Una buena idea es el fomento de prácticas en empresas durante las vacaciones de verano en los estudios universitarios. Además, resulta necesaria la formación del profesorado en emprendimiento. También lo sería la combinación de pedagogía y contenido, mediante interacciones con emprendedores locales.

25. Emprender, también dentro de la empresa, es la base de la innovación. Es un buen lugar de pruebas para la innovación. Su fomento facilita la generación de potencial emprendedor y la difusión de una cultura en la que no se castiguen los errores. Los equipos multidisciplinares y los procesos de información transversales facilitan el desarrollo de emprendedores internos.

26. Desregular: por cada norma nueva, eliminar dos. Los emprendedores no quieren subvenciones ni oficinas gratis, saben que muchas veces son una pérdida de tiempo. Quieren que les dejen trabajar. No necesitan que la Administración haga más cosas, sino menos. Que se quite de en medio y no ahogue con impuestos a start up que acaban de echarse a andar y ni siquiera facturan aún.

27. Asociar fondos públicos y privados que acerquen la gestión del capital a los emprendedores. El plan Start Up America, que combina la participación público-privada, ha elevado recientemente el umbral que para la simplificación de trámites de recepción de inversiones desde los 5 millones de dólares hasta los 50 millones, manteniendo la protección del inversor.

OPORTUNIDADES

28. El emprendimiento es la única vía para salir de la crisis y el paro. Desde 1977 hasta 2005 en Estados las empresas con más de 12 meses de actividad sólo crearon empleo neto en siete años, mientras que las de nueva creación generaron tres millones netos de puestos de trabajo anuales.

29. España cuenta con tres de las mejores escuelas de negocios del mundo, lo que supone la llegada de mucho talento extranjero al país. De acuerdo con el ranking Financial Times 2011, el IESE es la primera escuela del mundo en programas abiertos de executive education, Esade es la quinta en formación a medida y el IE es la segunda escuela en másteres de finanzas (sin experiencia previa). Tanto IE como IESE están en el top 10 del Global MBA.

30. Necesidad de cambio de modelo de crecimiento económico. El basado en el sector inmobiliario está agotado. La competencia en el sector turístico cada vez es más importante. El emprendimiento se sitúa como una actividad sobre la que construir el nuevo modelo económico, para generar empleo y buscar nuevas alternativas.

31. Oportunidad: precio del suelo, oficinas vacías. En la actualidad, un exceso de inmuebles desocupados, unido a la caída en el precio inmobiliario, puede suponer una ayuda para el establecimiento de nuevas compañías en nuestro país. Según un estudio de BNP Paribas Real Estate, Valencia es la ciudad europea con más locales comerciales desocupados, Barcelona está en la novena posición y Madrid se sitúa en la undécima.

32. España tiene un vínculo grande con Latinoamérica que amplía las posibilidades del mercado. El vínculo cultural y lingüístico también es económico. Desde la década de 1990, grandes instituciones financieras y no financieras han llevado esta relación económica a cifras récord: el Santander obtiene el 44% de su beneficio en Latinoamérica, Telefónica algo más del 46%.

33. Aprovechar el tamaño de nuestro país para atraer emprendedores de otros países de Europa con mercados más pequeños. España es el quinto país más poblado de Europa, con más de 46 millones de habitantes. Es el segundo más extenso, por detrás de Francia, con 505.000 kilómetros cuadrados.

34. Hay una gran oportunidad para emprendedores extranjeros por el desfase español en innovación.Muchos proyectos e ideas nacen o llegan con años de antelación a Estados Unidos, Reino Unido o Alemania. Ejemplos como el márketing de afiliación, las herramientas de eCRM o la publicidad en Internet por vídeo demuestran que España es un buen mercado en el que importar ideas exitosas de otros lugares.

SOCIEDAD

35. Mejorar la percepción del emprendedor en la sociedad. Un 48% de los ciudadanos tiene una imagen favorable de los emprendedores. En cambio, sólo el 38% de los jóvenes cree que la sociedad tiene una imagen favorable de aquellos. Las empresas tienen mala imagen, que nos lleva a hablar de emprendedores en lugar de empresarios.

36. Potenciar la cultura del esfuerzo. Se observa una tendencia en nuestra sociedad hacia la recuperación de la cultura del esfuerzo. El eslogan más popular, establecido por el presidente de Mercadona, Juan Roig, habla de pasar de la cultura del maná a la del esfuerzo. Otros empresarios han expresado esta misma idea de formas distintas.

37. La difusión del emprendimiento en los medios de comunicación. En España, un 41% de la población cree que los medios de comunicación difunden noticias de manera frecuente sobre emprendimiento exitoso. Tan solo superamos en esta categoría a Vanuatu (Pacífico Sur), Grecia e Italia, ocupando el puesto 55 de las 58 economías sobre las que hay información disponible.

38. Educación en innovación desde la enseñanza Primaria. Potenciar las aulas digitales e incluir asignaturas ligadas a la innovación en los planes de estudio. El cien por cien de los expertos consultados coincide en afirmar que la enseñanza Primaria y Secundaria no fomentan actitudes emprendedoras, y sólo el 14% cree que la universidad proporciona una adecuada formación para la iniciativa emprendedora.

39. La aversión al riesgo en nuestro país es un lastre para el emprendimiento. Sólo el 19% de los jóvenes españoles considera que la formación que han recibido les lleva a interesarse por asumir riesgos. Apenas un 12% se considera una persona que toma riesgos. Sólo el 25% de los jóvenes se ve en el futuro dirigiendo su propio negocio, son más los que se ven trabajando para una compañía.

40. El miedo al fracaso paraliza el emprendimiento. En España, sólo 3 de cada 10 jóvenes dicen no tener miedo a ser rechazados por sus opiniones. Sólo 2,5 de cada 10 son optimistas respecto al futuro. El miedo al fracaso es el principal obstáculo de la iniciativa emprendedora para un 66% de los jóvenes.

 

 

Más hipersociales

Mañana en Mijas daré una conferencia donde analizaremos los desafios que, desde el punto de vista emprendedor, tiene Andalucía y, por derivación, toda España. A mi modo de ver, una sociedad aletargada por culpa de no entender el cambio de modelo y sistema en el que estamos, que seguimos llamando crisis cuando no tiene nada que ver con ella y por eso se sufre especialmente, es una sociedad que pierde la oportunidad histórica de subirse a un tren que no sabemos si volverá a pasar. En concreto su título es “the crisis is over, welcome to new economy”.
Hace unos años visité Málaga, de hecho toda Andalucía, en una gira de conferencias y estoy deseando volver a saludar a muchos amigos y emprendedores que por allí se quedaron y de los que sé están haciendo cosas interesantes y de gran éxito aunque no trascienda en los medios tradicionales. Recuerdo como cuando la crisis se negaba, en aquellos años, en las charlas que di intenté detallar lo que, por desgracia, luego sucedió. En aquella ocasión comenté que no estábamos en una crisis económica tradicional, sino que entrábamos en una crisis de valores. La crisis económica ya finalizó y lo que vivimos es una nueva etapa, un proceso sofisticado que nos conduce a una gran velocidad hacia un nuevo modelo económico. La rotura del sistema financiero fue una consecuencia y no una causa. El conjunto de quiebras en cadena de todos los elementos que componen la compleja amalgama de la economía global son el resultado de un vencimiento a corto de la economía tradicional. Ahora estamos en la antesala de una Nueva Economía que se rige por otros parámetros mucho más digitales, socializados e invisibles. La nueva era del mercado obliga a las empresas a buscar otros escenarios donde desarrollarse y crecer. Una vía es la internacionalización y de eso hablaré esta vez. La nueva economía es digital, inteligentemente colectiva y globalmente internacional. Vivimos tiempos apasionantes e intentaré describir algunas de las claves de lo que se viene a llamar la hipersociedad. En tiempos en que algunos bancos y políticos decidan como organizan ‘legalmente’ el robo al que asistimos, el resto debemos abstraernos y saber que, alejándonos de sus miserias y sus indecentes discursos para indigentes intelectuales, lo que venga vendrá de nuestro esfuerzo e identificación de que hay un mundo mejor por construir entre todos. Los emprendedores debemos liderar ese nuevo escenario.

En esta vida hay ciertas cosas que van irremediablemente unidas: el dolor de estómago y la manzanilla, Paris Hilton y la progresiva pérdida de fe en el ser humano, la política y la incapacidad, el título de enseñanza secundaria y la incultura supina, la televisión ideológica y el aburrimiento, el hombre del tiempo y los mapas, el deportivo descapotable y el simio que lo conduce, la cuarentena y elimplante de silicona, la plaza de Catalunya  y los niños dando por culo con la pelota, las elecciones y las obras, el final de las elecciones y el final de las obras, la ineptitud y la oficina de atención al ciudadano, la desesperación y la pagina Web de RENFE y los aeropuertos con la humillación.

También van juntos el verano y las moscas, la fiesta mayor y el derroche, la radio objetiva y el silencio, yo y las conclusiones más tontas, un nudista y su bicicleta, una advertencia y su amenaza, la política de promoción local y la esterilidad, las mayorías absolutas y la falta de debate, la gestión pública y el retraso tecnológico, la autocomplacencia y los concejales, el divorcio y los cuernos, la anorexia y la moda, el espíritu emprendedor español y el vacío más absoluto, el dinero y la felicidad, los relojes y el tiempo, las pesadillas y el insomnio, la amistad y su cuidado, las matemáticas y Pitágoras, las decisiones arbitrarias y el responsable de vía pública de tu pueblo, la prensa subvencionada y el gasto público selectivo e Internet y el porno.

Los binomios que he enumerado pueden parecer resultado de la generalización, pero la estadística también lo es y nos la tomamos muy en serio. Por ejemplo, sería absurdo decir que los jóvenes son una tribu que solamente piensa en masturbarse, en tenderse en el sofá y en meterse de todo por la nariz. Como también lo sería asegurar que están sanos como manzanas y que todos tienen una habitación dedicada en exclusiva la lectura, a buscar la paz espiritual y a diseñar su microempresa.

Seguramente el término medio sea el idóneo para todas las comparaciones, sin embargo, ¿innovación y emprender no deberían de ir juntos? ¿Son los emprendedores los gestores del cambio a partir de un valor por la innovación que se les presupone?

Innovar hoy en día es algo muy complicado, ya nada está limitado como en el pasado. Antes alguien que se ponía en marcha, primero estudiaba, luego trabajaba y al jubilarse se dedicaba al ocio. Ahora eso ha cambiado, primero se jubila, luego aprende y finalmente trabaja. O incluso de otro modo, primero trabaja, luego aprende y al final se jubila, para volver a trabajar más tarde o estudiar, vete tú a saber.

El cambio de orden si afecta el producto. Es muy distinto. Por eso ahora decir que una cosa va ligada a la otra no es tan evidente, pero si sabemos que muchos de esos procesos están generando un verdadero valor innovador.

Hay ejemplos que demuestran lo que digo, pero, me quedo con uno denominado modelo de “ecoinnovación”. Concretamente uno que Gunter Pauli cita como experiencia de calado social en la isla canaria de El Hierro. Pauli “fue capaz de movilizar más de cien millones de euros en un año con recursos naturales como el viento, la marea o la agricultura”. Ahora mismo, cuenta que a partir de ese proyecto, surgieron 19 proyectos capaces de generar trescientos empleos. Pero como siempre pasa en un país donde emprender es pecado, se mantiene el escaso interés por este nuevo modelo.

Gunter Pauli es alguien admirable. Recomiendo descubrirlo a través de sus libros, de sus videos o de sus aventuras explicadas por otros. Sus libros se escriben en España muchas veces y lo curioso es que, en lugar de editarse aquí, se traducen en China y Corea prioritariamente. De hecho si quieres uno de sus últimos textos debes pedirlo en húngaro como más cercano. Este hombre dice cosas como esta: “cuando se toma café sólo se aprovecha el 0,2% de un grano de café, nadie presta atención al otro 99,8%”. Con él, en Colombia se producen hongos tropicales a menor precio y con más calidad que los chinos y nadie lo destaca, siendo uno de los elementos farmacológicos más potentes y efectivos contra múltiples acepciones y enfermedades cutáneas”.

Si estás por Málaga o cerca de Mijas, apúntate y nos vemos.