miseria

Apuntalar La Deuda

Apuntalar La Deuda

A pesar de que hay por ahí quienes consideran que la deuda española está bien posicionada y que, sin aportar ni un solo dato, aseguran que sigue en manos de inversores internacionales, la verdad dista mucho de eso. Además, esos que aseguran que nuestros bonos soberanos son un buen producto y que no corre ningún descrédito en el exterior son los mismos que la gestionan o mercadean con ella. Los encontraréis en gestoras “líder” en la intermediación de deuda y mercado interbancario español y obviamente son parte interesada.

La generosidad occidental

Hoy he recibido un correo de mi viejo amigo Tsonur Ngong. Me lee, dice, cada día. Comenta que os invite a hablar sobre África por justicia bloguera. Así lo hago, así os lo ruego. Nos lo pide pues como él dice: “el olvido de un territorio proviene del silencio”. Yo he vivido en ese extraño continente y recuerdo con precisión que el cielo está tan cerca que parece que se vaya a caer. Hace una década que respiré el polvo mauritano y aquel silbido aun permanece recostado en los pliegues de mi memoria. En África la vida es una casual combinación de encuentros inesperados y los días transcurren en el cruce de las sorpresas y las propias decisiones. En esa tierra sin asfaltar, pura y pobre, uno descubre que entre la crueldad y el dolor siempre está la esencia del amor y la bondad. Por extraño que parezca, solo en África uno puede reconquistarse a si mismo.