start-up

Why Venture Capital?

Hace unos días hablábamos de los emprendedores freemium. Dejando de lado el acrónimo y el elemento metafórico que buscaba si es cierto que algo está cambiando en el escenario de las inversiones en start-ups. De hecho hay una tendencia que prioriza la búsqueda de capital inteligente antes que la tan ansiada liquidez. En ese sentido hace unos días cayó en mis manos este artículo que lo refleja bien. La computación en la nube, los dispositivos móviles, las redes sociales y otras tecnologías de acceso rápido a Internet, están produciendo oleadas de nuevas start-ups, pero para muchas de estas jóvenes empresas, el capital riesgo es la respuesta equivocada, por lo menos al principio. Os traduzco lo que considero más relevante.

Así lo expresó un grupo de inversores y empresarios que hablaron de Microsoft en Silicon Valley en un evento patrocinado por el Club de Churchill. Con Amazon Web Services y una mirada de otras tecnologías libres o de bajo costo, la creación de empresas es más barato que nunca, por ejemplo. Como inversor, Draper Fisher Jurvetson socio de Heidi Roizen dijo que trata de convencer a la gente de lo bueno del capital riesgo, pero como profesor en Stanford trata de explicar otros puntos de vista.

Dice que “todos los estudiantes de mis clases quieren recaudar dinero y hacerlo público y les digo: ¿Estás construyendo un restaurante o un McDonald?”. Añade que “si has creado un sitio web alrededor de lo que te apasiona y ganas 25.000 US$ al mes puede ser un gran logro y un estilo de vida, pero si tras lograr 5 MM US$ de capital riesgo prepárate para darle un exit de diez veces su dinero”.

Internet permite a los empresarios innovar de formas que no son técnicas por ejemplo. (…) Los emprendedores que quieren empezar con empresas de base tecnológica deben buscar la mayor cantidad de servicios gratuitos que puedan. MacAskill, cofundador y director ejecutivo de SmugMug, un sitio web de fotos de 10 años de edad, dijo que, en su caso, el intercambio para los fotógrafos profesionales debía ser rentable por si mismo y no depender de la entrada del capital de riesgo.

En estos momentos, a medida que con mi equipo vamos aprendiendo de la experiencia, estoy convencido que a veces los proyectos son más intensos si apoyamos el modelo con algo de desarrollo tecnológico asociado, que con dinero para localizar esos ingenieros. Si somos capaces de equilibrar esas entradas de capital en el momento exacto estaremos ante succeful start-ups.

Successful start-up & exit!!

Aprovechando la conferencia que ofrecí el pasado jueves en Pamplona comuniqué oficialmente mi salida del accionariado de Cink a través de una venta total de mis participaciones a diversos inversores. Han sido tres largos años de emprender un modelo de negocio que ha ido variando con el tiempo. Ya dejé la dirección de la empresa hace un año y ahora tocaba rentabilizar la apuesta originaria para afrontar nuevos proyectos. Cabe recordar que Cink fue pionera en la gestión profesional de redes sociales en Europa, bien nos llovieron las críticas cuando empezamos a “vender” lo que ahora se denomina “community manager” a través de unos paquetes de servicios low cost asociados a perfiles corporativos, luego vinieron tiempos del valor añadido en la estrategia de posicionamiento en redes distribuidas y al final el salto al desarrollo tecnológico. Han sido años muy intensos junto a gente extraordinaria. Tras una primera fase en la que pagar las nóminas de los primeros empleados estaba supeditado a un crédito personal de los que éramos socios fundadores pasamos a otra en menos de dos años en la que un centenar de personas trabajaban en Cink desde cuatro países distintos. Dejé la dirección de la empresa en esa situación y tras completar una primera ronda de financiación exitosa. Ahora con la venta total de mis participaciones abandono un proyecto que siempre me acompañará, pero que a partir de ahora servirá para poner en marcha otros tantos.

En Navarra hablé de “las oportunidades de negocio que la nueva economía y las redes ofrecen a las empresas TIC”. Destaqué lo que se convertirá en el hilo argumental de mis proyectos actuales. Entender el momento, el entorno, el reto que se acerca y la definición de una estrategia fueron los puntos a destacar que he aplicado en la cimentación de esta nueva etapa. A pesar de que os iré informando a medida que vayan tomando forma en los próximos meses os adelanto que la marca que englobará el conjunto de operativas emprendedoras será Idodi. En concreto ya trabajan en este proyecto, que aun no ha visto la luz de manera pública, una decena de personas que establecerán soluciones de “internacionalización de autor” con Idodi Internacional, gestión en innovación empresarial con Idodi Corporate y la creación de un fondo para la incubación de proyectos de base tecnológica llamado Idodi Labs. Existirá otra via que será Idodi Talent que se irá desplegando en los tres otros formatos. Ya daremos de que hablar.

El resto de proyectos en marcha parten de mis participaciones societarias o de los modelos de expansión internacional de antiguas empresas que iré anotando aquí en el próximo mes. De momento, a partir de mañana, empezamos otra vez el análisis de la economía a diario. Para lo bueno y para lo malo. Que se preparen algunos de esos que ahora van por las tertulias y escriben columnas como si de esto de la crisis o de lo jodido que está todo llevaran años hablando. No pensaba darle mucha bola a todo eso, pero me parece un abuso por parte de algunos.

Nos vamos viendo por aquí, a partir de mañana, a diario. Hoy os escribo desde Costa Rica. Esta semana estaré en Colombia, Panamá y USA por lo que la hora de publicación puede ser algo más tardía de lo normal.