union europea

España perderá 3 millones de empleos en diez años y está por ver cuantos creará.

España perderá 3 millones de empleos en diez años y está por ver cuantos creará.

Mientras el debate político español se tiñe de blanco y negro, mientras la equidistancia pierde importancia y mientras desaparece el análisis económico razonable, el mundo sigue girando y lo hace cada vez más rápido. Un mundo que va colocando las piezas de un rompecabezas gigantesco a un ritmo cada vez más intenso. Un mundo con la maquinaria del futuro en marcha. Una sociedad inmediata que deberá afrontar un reto inmenso. La automatización de todo.

Por qué Irlanda sí puede decir ‘la crisis ya es historia’.

Cuando hablamos de que la tecnología y la economía que se le vincula pueden perfectamente entenderse como algo estructural y no un adorno, el caso de Irlanda es paradigmático. En apenas unos pocos años Irlanda ha pasado de ser uno de los ‘PIGS‘ a posicionarse como el modelo a seguir. Según la última publicación de la Oficina Central de Estadísticas de Irlanda, su PIB interanual creció un 7,7%, más o menos como China. Mientras unos, Francia o Italia, debaten sobre reformas que nunca se materializan y otros, España, da la brasa acerca de una hipotética salida de la crisis, aquí en Dublín los deberes se fueron haciendo y en la dirección correcta: potenciar el sector exterior, facilitar la vida a las empresas y estimular la tecnología a lo grande.
Y es que a Irlanda casi todo le sale bien. Sus exportaciones crecen casi al 8% cada trimestre y la política monetaria europea les favorece al ver como cae la rentabilidad de sus bonos, su principal debilidad, pues tienen la deuda pública por encima del 120% del PIB.

El trabajo del gobierno de Enda Kenny va dando sus frutos. Hablaron poco e hicieron mucho. No salían cada dos por tres en televisión, de hecho aún no lo hacen, para decir que ‘la crisis ya es historia’. De hecho la dos veces que he visto al Primer Ministro en directo ha sido durante dos entrevistas realizadas durante el noticiero diario y como si fuera un invitado cualquiera, esperando el paso de la publicidad. No salen mucho porque el coste ha sido alto y el desgaste para muchos tremendo. Saben que la gente lo pasó mal y lo sigue pasando mal a pesar de las cifras. Las reducciones tremendas de los salarios en el sector público, el descenso de los sueldos en el sector privado, una ingente inversión para renovar la industria y, sobre todo, el impulso de un tejido tecnológico que fue el motor de la economía irlandesa en la pasada década, han sido las claves del milagro.

Pero hay más. En el estudio que el The Irish Times publicó el pasado año sobre las principales 1000 empresas en Irlanda se confirmó lo que ya hace más de una década sucede. La presencia de empresas extranjeras y particularmente de empresas tecnológicas en los primeros lugares es formidable. Tras la primera, el gigante de materiales de construcción Celtic Resources Holdings, aparecen las delegaciones europeas de Google y Microsoft.

Lo que empezó siendo un modelo de ahorro tributario se ha convertido en un motor de crecimiento. La inversión exterior es clave para comprender el crecimiento económico que Irlanda experimentó en la primera década de este siglo y su brutal recuperación que se vive ahora con un crecimiento programado que superará el 6%. Hay que destacar que el 65 % de las empresas irlandesas experimentaron un crecimiento de su volumen de negocios en el ejercicio más reciente y que eso se trasladó al resto de pymes pues el 70 % de ellas también aumentaron su volumen de negocio. Especialmente los emprendedores tecnológicos están dando el empujón más efectivo.

Irlanda en muchos aspectos es un lugar muy atractivo para hacer negocios. Aunque algunos trámites se han complicado, ahora se exige la residencia legalizada del administrador de cualquier empresa, la revista ‘Forbes’ coloca a Irlanda como el mejor país del mundo para los negocios. Lo es en base a parámetros como el derecho a la propiedad, impuestos, tecnología, corrupción, libertad o burocracia. Puede que tema del Impuesto de Sociedades funcione como reclamo pero la verdad es que quien quiere instalarse en un país donde pagar menos impuestos puede ir a lugares mejores. Si no quieres impuestos deberías ir a Luxemburgo, Suiza, Holanda o Singapur, en Irlanda se pagan muchas otras cosas que amortiguan el tema. Un salario mínimo que dobla el de España, costes sociales elevados y tasas de todo tipo, encarecen la factura fiscal.

Además, en ese tema, es necesario diferenciar entre tipos nominales. Francia, con un tipo nominal para el impuesto de sociedades al 34%, el nivel efectivo es del 8%. En Irlanda, el tipo efectivo es del 11,8%, muy cercano al 12,5% nominal. Igual todo no es tan bonito como lo pintan los interesados en ‘señalar’ el tema del impuesto, y depende más de hacer las cosas como toca y dedicarse a robar menos.

Aparte del Impuesto de Sociedades bajo, la posición geográfica de esta isla y el idioma principal son los factores que convierten a Irlanda en el lugar más atractivo para un gran número de compañías norteamericanas interesadas en establecer sedes en la Unión Europea y, de rebote, un lugar ideal para instalar cualquier startup que desee dar el salto al mercado británico o americano.

La competencia laboral en Irlanda es muy alta. Esta gente es global y está muy bien formada. Les gusta vivir temporadas por el mundo. Les gusta mezclarse. Son cosmopolitas. El 17% de la población ha nacido fuera de la isla y se nota. Ahora bien, lo que realmente hace que este lugar vaya a toda máquina es el peso de sus exportaciones, y especialmente de tipo tecnológico. El sector exterior representa el 106% del PIB, frente al 30% que le supone a España por ejemplo. Irlanda es el segundo mayor exportador de software del mundo. Las exportaciones irlandesas superan a las de India y Suecia juntas, y son superiores a las de países como Australia, Brasil y Dinamarca.

Lo que realmente ha funcionado en Irlanda es su capacidad para convencer a otros a fin de que inviertan en su país. La agencia de desarrollo de negocio e inversión con oficinas en el centro de Dublín no está de adorno. Su estrategia nunca fue táctica y se dedicaron a localizar empresas en crecimiento que pudieran instalarse aquí y, casi, convertirlas en celtas. Así lo hicieron con Zynga, cuando apenas tenía una docena de empleados en Silicon Valley. Hoy tienen casi dos millares en Irlanda.

Aparte de los mejores tiradores de ‘pintas’ de Guiness del mundo, este pequeño país es la sede de nueve de las diez farmacéuticas más grandes del planeta, la de tres de las cinco principales empresas de juegos del mundo, y tienen los ‘headquarters’ europeos ocho de las diez principales tecnológicas que existen. Y, obviamente, que estén estas multinacionales deriva en empleo y riqueza. No es sólo dinero electrónico buscando atajos fiscales. Estas empresas tecnológicas internacionales generan la quinta parte del empleo y suponen tres cuartas partes de las exportaciones totales.

Las inversiones desde Estados Unidos en empresas locales es cinco veces mayor que el que se recibe desde Europa. Tener una startup en Irlanda es una ventaja si buscas inversión a pesar de que la competencia es mucho mayor.

Sin embargo no todo puede ser tan bueno y tan deprisa. Hay dos irlandas. La doméstica, con impuestos y tasas que la ahogan, y la de las empresas que va a toda leche. La demanda interior de los irlandeses sigue cayendo y parece que eso no va a cambiar de momento. Los servicios públicos dejan mucho que desear. La sanidad no cubre nada, los transportes son un verdadero desastre y caros, la cobertura social deficiente y muchos de los ‘derechos’ que se viven en España, aquí no son más que ‘servicios’ que, si pueden, te condonan y sino te los pagas.

Los que vivimos en Irlanda y nos dedicamos a vender al exterior vemos como las empresas nacionales no orientadas a exportar sufren todavía muchísimo. En cada reunión, foro o encuentro con emprendedores, empresarios, políticos o periodistas económicos, detecto el mismo problema. La quiebra entre los que se están adaptando bien a los cambios que la tecnología aporta y los que no lo están haciendo cada vez es mayor. Algo que recorre al mundo de punta a punta y que unos llevan ventaja para superarlo y otros ni siquiera se lo están cuestionando.

En todo caso Irlanda es un buen lugar para emprender proyectos tecnológicos, para aprender y para afrontar el mercado exterior especialmente el norteamericano. Si tienes una empresa que está estudiando nuevas expectativas ponte en contacto con nosotros aquí.

Prefiero superar a recuperar

Ayer por la tarde cerramos el proceso de creación de Idodi Andina, la hermana con sede en Quito de nuestra empresa matriz. Desde allí vamos a dar servicios a la zona formada por Perú, Bolivia y Ecuador. El lunes haremos lo mismo en Bogotá y antes de finalizar el año en Chile y Brasil. En unos días presentaremos la empresa en su globalidad y será entonces cuando evidenciaremos un trabajo enorme que durante más de un año hemos desarrollado en silencio y sin demasiado ruido pero que ha cohesionado un gran equipo. Ha sido un tiempo muy duro, complejo y tremendamente exigente. En varias ocasiones he estado apunto de parar, de recoger las velas y conformarme con una empresa menos intensa. Sin embargo no ha sido posible superar este afán por explorar y por sumar personas y retos a los mios. Somos más de los que pensaba y menos de los que seremos.
Los problemas estructurales de esta sociedad se pueden superar, es cuestión de tiempo, los políticos, los sociales y los económicos se irán adaptando al escenario poco a poco, muy lentamente y eso precisará de que cada uno de nosotros acepte el tiempo que le ha tocado vivir y entienda que en las limitaciones y en las dificultades pueden estar las herramientas para superar esta anestesia cotidiana con la que nos amargan el desayuno desde todas partes. Hay una actitud en todo ello que lo hace más complejo. En Europa estamos por detrás de Estados Unidos en términos de creación de empresas: en Europa el 45% de los ciudadanos prefieren trabajar por cuenta propia, mientras que en los EE.UU., esta proporción es del 55%. Esta falta de dinamismo empresarial no se debe a la aversión de los europeos en general de la iniciativa empresarial, sino más bien el resultado de factores estructurales de hormigón, administrativo y cultural que necesitan ser abordados. En España las cifras son aun menores. 

Siempre que pienso en superar problemas y aprovechar las limitaciones me viene a la cabeza la vida de Milton Erickson. Hablo de él a veces. Reflejo su vida y la comparo con su control sobre los baches de la propia existencia. Milton Erickson nació en una aldea que ya ni existe. Se llamaba Aurum y estaba en Nevada. Emigró a Wisconsin para trabajar en una granja familiar y a los 17 años enfermó de poliomielitis. Los médicos consideraron que no había nada que hacer, su parálisis era tan compleja que no había forma, en aquella época, de luchar médicamente contra ese deterioro. Sin embargo, con fuerza de voluntad y paciencia logró recuperar el movimiento. Llegó a ser profesor de psiquiatría y llegó a calzarse una canoa de 4 metros y para recorrer el Mississippi hasta llegar a San Luís.

Sin embargo, lo peor para Erickson estaba por llegar. Cuando ya tenía 50 años tuvo un segundo ataque de polio. Esta vez el problema fue el dolor físico. Con el tiempo lo superó. Aprendió a vivir con ello y volvió a poder hablar y comunicarse con destreza hasta el punto que llegaría a ser una autoridad en neurolingüística. En el primero de sus ataques el hombre aprendió de la observación. Utilizó su decadente situación en un aliado. Miraba a su hermana pequeña arrastrarse por el suelo como un reptil e iniciar sus primeros pasos.

En esos tiempos definió sus primeras teorías sobre la intensidad de la comunicación no verbal pues no podía hablar por culpa de la enfermedad. En la segunda crisis volvió a convertir un problema en oportunidad. Esta vez lo que estuvo estudiando fue la capacidad de controlar el dolor. Era tan intenso que tuvo que “diseñar” un método para superarlo. Logró perfeccionarlo gracias a la propia experiencia con el uso de la hipnosis para manejar el dolor y para la alteración sensorial.

Que Milton Erickson se enfrentara a cada uno de sus ataques con la fuerza de quien cree que esto no se acaba por una “mala” racha es tan edificante como admirable.

El resumen del Informe de la Unión Europea para cambiar esta tendencia dice que en estos tiempos difíciles de aumento del desempleo, Europa necesita más empresarios. Aunque en realidad sólo el 11% de los ciudadanos europeos son los empresarios, el 45% le gustaría ser su propio jefe si pudieran. Para desbloquear este enorme potencial de crecimiento y el empleo, la Comisión Europea tiene previsto lanzar en el otoño de 2012 un Plan de Fomento Empresarial de acción europeo para impulsar el espíritu empresarial en todos los niveles. Con este fin, la Comisión ha lanzado una consulta pública con el objetivo de reunir las aportaciones de las partes interesadas y los ciudadanos sobre el alcance de las posibles acciones futuras a nivel europeo, nacional y regional en la promoción del espíritu empresarial.

Para superar la actual situación, la Comisión, en particular, interesados en recibir ideas sobre cómo:

Unleash entrepreneurial potential remove obstacles to entrepreneurial activities support entrepreneurs in starting up businesses help entrepreneurs to face challenges, particularly during the first years of life of the business. All citizens and organisations are welcome to contribute to this consultation. Contributions are particularly sought from public administrations and private sector organizations and individuals who support entrepreneurs in starting up businesses. More specifically the Commission is interested to hear the views of citizens on the following topics:

Promoting the spirit of entrepreneurship in schools and universities

Education for entrepreneurship can make a difference, as young people who go through entrepreneurial programmes and activities start more companies and earlier – the percentage of alumni who become entrepreneurs 3 to 5 years after leaving school is 3-5%, whereas for those who participated in any entrepreneurship education this percentage rises to 15-20%. What can be done at EU, national, and regional levels to promote entrepreneurship education?

Women, Seniors – untapped pools of entrepreneurial potential

Women entrepreneurs constitute only 34.4% of the self-employed in the EU but 52% of the total European population. Women represent the most underused source of entrepreneurial potential in Europe. Seniors can often bring valuable know-how and experience to the table that could make them excellent mentors for those who are less experienced founders. What can the Commission do to promote women’s entrepreneurship and better tap the business experience of seniors?

Migrants, minorities or other specific groups of potential entrepreneurs

It is important that policies to encourage entrepreneurship in Europe take full account of the entrepreneurship potential represented by migrants and members of ethnic minorities. How can entrepreneurship among migrant and ethnic minority workers best be promoted?

Irlanda ya ha caído

Son las 4 de la madrugada, en unas horas salgo para Panamá, Costa Rica y Colombia, y llegan las primeras noticias de la rendición sin condiciones de Irlanda. Ya lo estuvimos comentando hace unos días aquí. Será interesante observar como evolucionan los hechos de una “intervención a la vista” pues nunca se sabe (o si) si le va a tocar a “otros” países.
Ya sabemos que eso de estar en el euro tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. El Gobierno irlandés tendrá que cumplir con estrictas condiciones del Banco Central Europeo toda las exigencias, lo que ha determinado que el ejecutivo de Dublín ya se ha entregado a perder el control de las políticas económicas de su propio país. Triste y dramático porque a los irlandeses no les va a crecer el pelo en tiempo.

A los tecnócratas de Estrasburgo y de Bruselas se las trae al pairo lo que pase en términos sociales en la isla, lo que buscan prioritariamente es que no se transmita el virus o que, en el peor de los casos, no se evidencie que el fondo que se montó para salvar de la insolvencia a España acaba de ser manoseado por otros. Como emerja la impresión de que del fondo de 800K millones de euros que se pusieron en el fondo y que venían fundamentalmente a salvar la quiebra de la deuda española, queda exíguo por que se está volcando en otros países vamos arreglados. Los mercados pueden darse cuenta de que la deuda española está mucho menos protegida que hace unos meses.

Como dije este fin de semana en Sevilla, “esto ya no es una crisis, es el nuevo elemento, el territorio en el que todo va a tener que irse desarrollando“. Más vale que nos vayamos haciendo a la idea que la “recuperación” no llegará porque no hay nada que “recuperar”. Mejor adaptarse que lamentarse.

¿Que significa que te intervienen? Pues a Irlanda, por ejemplo, le supone ser obligada a retirarse de los mercados internacionales de bonos por tres años debido a los costos financieros prohibitivos que le supone estar intervenido oficialmente. Dice la Unión que el importe del rescate son 80K millones de Euros. ¿Cuanto os jugáis que a final de mes hablaremos de 150K millones?

Entre los 110K millones de Grecia, los 150K millones (de momento es mi cálculo) de Irlanda y las amenazas de salir del Euros de Portugal, la cosa vuelve a estar en un punto de inflexión como hace unos seis meses. Al fin y al cabo, este asunto debería hacernos reflexionar sobre el papel de la banca que se lo está llevando todo por delante. Da igual lo que metan para estimular la economía, el sistema financiero lo engulle sin reparo y lo hace desaparecer sin sonrojarse. Una vez se lo ha bebido todo, vuelve a pedir más.

A lo mejor Eric Cantoná tiene razón.