¿Y la Euroregión?

Hoy se reúnen Chirac y Zapatero en Girona. Supongo que los temas a tratar son muy importantes. Terrorismo, relaciones internacionales, centrales eléctricas y conexions varias. Sin embargo, ¿que hablarán de nuestra euro-región? La Euro-Región Pirineus Mediterrània es una iniciativa conjunta de los Gobiernos de Aragón, Cataluña, Islas Baleares y de los Consejos Regionales de Languedoc-Roussillon i Midi-Pyrénées. A pesar de no ser territorios contiguos nunca se han establecido politicas con perspectivas integradas. Creer en Europa comporta confiar en las euro-regiones. La nuestra es ésta, en las cosas buenas y en las malas y, de hecho, es imprescindible que los gobiernos centrales francés y español estimen como prioridad que los dos tienen que derribar las barreras culturales y sociales que impiden su desarrollo.
Las dificultades son presupuestarías fundamentalmente. Las infraestructuras que tienen que acercar los dos estados pasan por la voluntad de aceptar, por parte de Francia, la competencia industrial, turística y socioeconómica de Cataluña y, por la parte de Madrid, una más que probable fuga de valores estructurales catalanes hacia Europa con mucha más facilidad que a día de hoy. Ni al gobierno conservador francés le hace mucha gracia acercar a los catalanes, ni al progresista español alejarlos.

Pero el peso de lo fundamental comporta que los planeamientos estatales de desarrollo articulen espacios para eliminar la fractura histórica y pendiente de superación que supone la frontera franco-española. Para Cataluña es fundamental poder establecer una conexión con el núcleo más dinámico y próspero de Europa. La organización en red en el Mediterráneo occidental es primordial para el referente nacional de Cataluña que siempre ha mirado más al norte que al sur. La Euro-Región que Cataluña tiene que liderar pasa por transformar la frontera para que deje de ser una línea de separación y sea un lugar común de comunicación entre vecinos gracias a las infraestructuras que ahora no tenemos.

En el futuro próximo el éxito europeo pasará por las euro-regiones. La nuestra tiene demasiados condicionantes que la hacen poco atractiva para los estados, de escaso interés para algunas de sus integrantes e imprescindible para Cataluña y para el Midi-Pyrénées. Son estas dos las que tienen que hacer presión y fundamentar su objetivo político verdadero el exterior, en arreciar y convertir su euro-región en una realidad política estable. No es de recibo que para ir de Barcelona a Toulousse se tenga que hacer escala si vas en avión, tardes cinco horas en coche o nuevo en tren, cuando está, físicamente hablando, más cerca que Valencia.