madrid

¿Comprar una casa ha pasado de moda? , mi participación en Bankademia.

¿Comprar una casa ha pasado de moda? , mi participación en Bankademia.

El concepto vivienda ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Como todo. La tecnología no ha sido más que un estímulo para que esa mutación de algunos conceptos fuese más profunda, intensa y rápida. El modelo social que esperaba el momento idóneo para comprarse una casa donde vivir ha dado paso a otro menos evidente que representa un nuevo escenario. La propiedad no es más que una opción, que si antes era inevitable, ahora supone una nueva perspectiva. Desde el punto de vista económico estamos pasando de la acumulación de productos a la utilización de servicios. Eso, en el sentido inmobiliario se ha evidenciado de manera notable. Esa modificación conceptual tiene una generación que la ha dinamizado como nadie. Se trata de los millennial. 

Así nos verá nuestro propio coche autónomo en breve

Así nos verá nuestro propio coche autónomo en breve

La semana pasada un coche sin conductor recorrió una distancia de 599 Km. Salió de Vigo y llegó a Madrid. Durante el recorrido el vehículo ajustó su circulación en base a límites de velocidad, movimientos de otros coches y características de la carretera. Se trataba de un PSA Peugeot Citroen y repetía una prueba ya realizada entre París y Burdeos hace unos meses.

Iniciamos Conector Games Madrid

Es una satisfacción tremenda ser parte de Conector. No se detiene, crece y sobretodo me permite aprender una barbaridad. En estos días en los que estamos finalizando el ‘matching’ entre mentores y proyectos de la tercera aceleración general en Barcelona se amontonan las noticias estimulantes.

Ayer anunciaba nuestro socio Carlos Blanco a través de su blog el acuerdo con R.Franco,una de las empresas más importantes del sector del juego tradicional en España, para llevar a cabo la primera aceleración ‘vertical’ temática en Madrid. Esto conlleva dos claras líneas, por un lado que iniciamos una de las líneas previstas en el proyecto, estar en Madrid como paso previo al salto internacional, y por otro el concepto de aceleraciones por sector de la mano de asistentes corporativos.

En estos momentos iniciamos la selección de las primeras 5 startups  de temática relacionada con Gambling o Games, en todas sus vertientes como Videojuegos, Casual Games, Mobile Games, Social Games, Gambling, en general todo lo que tenga que ver con juego o juegos, sean productos finales, plataformas B2B, motores, productos B2C,

Si tienes una startups que ya tiene el producto finalizado (aunque sea en fase MVP o prototipo) o bien lleváis pocos meses facturando y quieran buscar financiación, tienes hasta el 23 de febrero para aplicar e intentar ser parte de Conector Games Madrid.

Timeline_Madrid_Games_carlosblancocom

Déjame recordarte que el modelo de Conector se basa, en palabras de Carlos, en el “mentoring de verdad“, por el cual los proyectos escogen los mentores que quieren tener y los mentores eligen las startups a las que quieren apoyar. A partir de esta selección hacemos un matching para que los mentores colaboren con los proyectos que prefieren y los emprendedores puedan contar con los mejores mentores para su startup (cada Startup y cada emprendedor necesitan apoyo en unas áreas diferentes, y nosotros queremos ofrecer lo mejor para que consigan negocios de éxito).

Para esta aceleración vertical contamos con los mejores especialistas en el sector de los juegos como mentores, podemos destacar entre ellos a Fernando Piquer (Bitcoon Games), Sacha Michaud (Jdigital), Liam Patton (Appstowin), Jaime Ferré (Geenapp) o Raul Otaolea (WiMi5).

Además de ofrecer un espacio en las oficinas, el programa de aceleración vertical, que tendrá una duración de 4 meses, ofrece los siguientes beneficios a los emprendedores:

• Servicios del programa Paypal Blueprint valorados en 50.000 euros
• Productos de Amazon WebServices valorados en 35.000 euros
• Programas de Microsoft BizSpark valorados en 10.000 euros
• Entrar en uno de los mayores ecosistemas de emprendimiento de España
• Soporte y acompañamiento en servicios legales de Metricson
• Sesiones de formación por parte de mentores y profesionales especializados
• Entrar en contacto con los inversores y VCs más importantes de España

Pero ‘aún hay más’, si necesitas ‘cash’ durante la aceleración, el Grupo R Franco podrá financiar mediante préstamos participativos a los proyectos que necesiten ayuda económica los primeros meses. Recuerda, buscamos proyectos que ya tengan el producto terminado, MVP o prototipos en marcha.

Presenta tu 'startup' a Conector en el e-show Madrid

Bajo el prisma siempre presente de que estamos en el mejor momento para invertir en Startups y que de ello se desprende un modo de entender la economía y sus cambios y cuando la segunda edición de Conector Barcelona ya está rodando a buen ritmo y algunas de las startups aceleradas en la primera se van haciendo mayores, en nuestra aceleradora ya vamos preparando la tercera edición. Lo hacemos, concretamente, abriendo convocatoria para el concurso de Startups que se celebrará en la Feria e-Show Madrid el próximo jueves 9 de Octubre, exactamente de 16:30h a 17:30h. El objetivo de esta competición es seleccionar las primeras compañías que formarán parte de ese 3er programa de aceleración.
El modelo radica en la presentación de 6 proyectos que serán pre seleccionados como finalistas, los cuales presentarán sus startups ante un jurado que formaremos algunos mentores y socios de Conector. El formato del concurso será de tres minutos de presentación más una pregunta por parte del propio jurado.

Screen Shot 2014-09-09 at 12.13.20

Los 3 ganadores del concurso conseguirán un ‘Fast-Track’ a una aceleración Growth de Conector, nota de prensa a medios, menciones en todas las redes de la propia aceleradora, socios de la misma y sus mentores, la posibilidad de participar en el Foro de Inversión de la red de Business Angels First Tuesday y los beneficios de los patrocinadores de Conector: Nuñez y Navarro, Epson, Metricson y muchos más.

Si quieres participar en el concurso envía antes del 18 de septiembre un resumen ejecutivo de tu proyecto a ‘proyectos@conector.com‘ o a través de este formulario y cruza los dedos. Buscamos proyectos que sean empresas constituidas, en su fase inicial de desarrollo que acaben de lanzar su aplicación o que, en su defecto, prevean lanzarla durante el proceso de aceleración, enfocados en sectores como las telecomunicaciones, Internet, los Media y el entretenimiento, que sean innovadores y disruptivos con modelos de negocio ya validados en otros mercados, con un buen potencial escalable y con equipos no superiores a cuatro personas pero que tengan un líder claro.

Recordad que es muy importante que detalles en qué fase de desarrollo está vuestro proyecto e incluir métricas y resultados financieros si ya los tenéis, además considera que el objetivo de nuestro programa de aceleración es conseguir que las startups lleguen a ser invertibles, tengan un producto terminado y un modelo de negocio y métricas probados al final del proceso.

Si crees que tienes algo que vale la pena conocer, ¡atrévete!

¿Me sugieres un título?


Ya han pasado dos años desde que lanzara el libro ‘Contra la Cultura del Subsidio‘. A pesar del beneficio que pueden otorgar miles de ejemplares vendidos en tres ediciones y un buen número de conferencias a partir del mismo, lo más interesante ha sido aprender que hay dos escenarios de lectura. Ha sido muy nutritivo llegar a lectores que no lo eran de este blog y que ahora algunos lo son a diario y otros continúan no siéndolo. Otros, lectores del blog desde hace años, jamás leyeron el libro. Ha sido curioso detectar como lo digital y lo analógico, en esto de los libros funcionan como dos mundos separados. También tengo otra percepción: el lector de posts, no es necesariamente un lector de libros y viceversa.

A pesar de que tengo encargado otro libro en Planeta y que está avanzando a un ritmo mucho más lento de lo que yo querría, el que ahora estoy finalizando de escribir verá la luz en tres meses. Lo editaré digitalmente a un coste simbólico y en papel bajo demanda a un coste inferior del habitual. La edición será profesional y habrá una campaña de lanzamiento similar aunque no podrá encontrarse en aeropuertos y las estanterías de las librerías de momento. Me apetece hacerlo así. Se editará en castellano, catalán, inglés, portugués y francés y estará basado en lo que cuento en la primera parte de esta conferencia que os detallo en el video del encabezamiento. Concretamente lo que explico entre la secuencia en el minuto 3:20 y el 8:55. Durante casi un centenar de páginas explicaré en siete episodios como se puede innovar fracasando, sobrevivir a una decisión dura y a sobreponerse con creatividad. El hilo conductor es una vivencia personal sucedida en París y hace ya más de veinte años. A través de la necesidad convertida en ventaja, de la ilusión y de la picaresca, hace más de dos décadas fui capaz de convertir un desordenado grupo de músicos orientales que trabajaban en las calles de la capital de Francia en una engrasada máquina de hacer dinero. La verdad es que lo único que no tengo claro es como titularlo. Los editores dicen ‘13 chinos en Paris’ pero a mí no me convence. Os pido sugerencias para el título, una de ellas será la elegida y así empieza la vida de un libro que os aseguro será divertido, útil y vuestro.

La vida está cambiando

La vida está cambiando

“La vida está cambiando“. Así empezaba una de las conferencias que ofrecí la semana pasada. En el mismo día y en ciudades diferentes, Madrid y Zaragoza, intenté transmitir la misma sensación: todo está cambiando, lo hace por diferentes motivos y se está reflejando en lo económico y político cada vez con mayor fuerza, sin embargo esto es algo mucho más sustancial. El cambio en la distribución del trabajo y en la manera en como se transmite el conocimiento está siendo disruptivo y no parece que pueda compararse a nada anterior por la confluencia de esas dos revoluciones. Así lo intenté explicar y así lo reflejaron un par de medios que aquí os señalo.
 

Innovar fracasando o fracasar innovando

Con un “hace veinte años me escribí una carta“ empecé mi charla en el IV Congreso Internacional de Excelencia que se celebró en Madrid hace unas semanas. En esa conferencia traté de ejemplificar con algunas experiencias de vida los elementos estructurales de mi manera de emprender innovando. Tengo claro que, de todos los elementos de aprendizaje que he tenido en mi vida, el que mayor valor y grado de conocimiento me ha aportado, han sido cada uno de los errores y fracasos que he sufrido. Sin embargo, como explico en el vídeo, lo que me preocupa es que “nadie muestra el modo de aprovechar el fracaso adecuadamente, no existen escuelas que te formen en el modo de equivocarse cada vez mejor“. Me pregunto que es mejor, ¿fracasar innovando o innovar fracasando?

Tecnología como antídoto

Mientras en España se debate si se promueve Las Vegas II en una comarca barcelonesa o madrileña, algunos emprendedores e inversores creemos que ese no parece el camino acertado y que el modelo de crecimiento vinculado a la tecnología y a la economía digital es por el que se debe apostar. Me niego a pensar que la salida de esta hipotética crisis se formaliza a golpe de casinos, salas de topless y restaurantes de pollo frito condimentado. Es de vergüenza ajena comprobar como los políticos entran en trance cuando alguien les asegura que va a quitar de las listas del paro (y de un plumazo) un cuarto de millón de personas. Lo bueno es que no importa si es verdad o no, si es posible o no, si eso sucederá en los próximos cuarenta años. Para que luego digan que los políticos no miran al “futuro lejano”. Lo cierto es que a ellos lo que les motiva es el titular y anotarse la autoría del gesto. Lo determinante no es si es viable, cierto o correcto. Lo único interesante es una sucesión de fotografías con un magnate (que cercana fonética con mangante) que asegura ser una especie de “maná” millonario que nos solucionará la vida a todos los vivos y a las sucesivas generaciones de españoles jugones.
Si la apuesta de nuestros dirigentes es esa, que lo será por lo fácil que es repetir el trasiego de enumerar cifras grandilocuentes, tendremos que ser otros los que tomemos el sentido a las cosas. El escenario futuro a medio plazo debe alejarse del escaso valor añadido que proporciona una economía drogodependiente de un inversor del juego o de unos servicios que cada vez están más en competencia directa con mercados mucho más experimentados y eficientes que hace uno años. Y en eso estamos algunos, en cambiar esa facilona manera de entender la acción económica de nuestros miopes dirigentes. Toca apostar por el largo plazo, por solucionar problemas de generaciones venideras y no de lo de siempre: taponar agujeros e hipotecar el futuro de nuestros hijos. Ahora parece una buena idea eso de crear un parque temático gigantesco ya que dará trabajo a mucha gente, pero la derivada es siniestra. Bienvenida sea toda inversión, pero en tiempos de redes, en la era de la fibra óptica y los códigos binarios, parece que destinar la estrategia de generar riqueza en el número de vuelos de bajo coste que lleguen al año para dejarse monedas de medio euro en máquinas tragaperras es un error de percepción de los tiempos que nos están tocando vivir.

El jueves llego a España tras veinte horas de vuelos y casi sin tener claro la franja horaria en la que me encuentre, tendré el honor de coordinar uno de los paneles de uno de los encuentros mas relevantes en España sobre Inversores en Internet y Grandes Empresas. Un evento organizado con el objetivo dinamizar la inversión en España en empresas en el sector de Internet. Tengamos en cuenta como han ido cambiando las cosas y entre las diez empresas más importantes del planeta, más de la mitad son digitales. La mayor empresa del mundo en este momento es una empresa tecnológica como es Apple, fuertemente ligada a la red.

Atendiendo que en España el problema de crédito está frenando el desarrollo de este tipo de empresas, un grupo de emprendedores e inversores hemos pensado que es importante poner en contacto posibles agentes implicados en un sector que será tremendamente rentable.

En mi caso, como CEO y fundador de IDODI, que en breve presentará su propio fondo de inversión en Startups tecnológicas y de alto valor de crecimiento, IDODI LABS, me tocará hablar de las opciones de internacionalizar proyectos de este tipo.

Los participantes confirmados al evento son los directivos de AddoorAlianzo, Axon Capital, Banca Cívica, Bolsa.com, BBVA, Cabiedes & Partners SCRCatalana IniciativesCecop, CvBanDaD, Emprende Capital, Everis, IdeaUp, IDODI, Inspirit, InvereadyFDI, Gesiuris,ITnet, INVEST IN SPAIN-Ministerio de EconomíaJulián San Martín,Keiretsu Forum, KIBO VenturesLoogic, Mola.com, Networking ActivoTwindocs,Vitamina KVocentoWeblogs SL. y Yaysi.

Los temas propuestos para el debate en el próximo Encuentro de Inversores y grandes empresas en Internet serán:

  1. El reto de la internacionalización entre las grandes empresas de Internet españolas, debate iniciado por Marc Vidal.
  2. Los modelos de negocio del siglo XXI, debate iniciado por Rodolfo Carpintier.
  3. La creación de un “Fondo de Fondos Español”, debate iniciado por Rafael Garrido.
  4. ¿La seguridad jurídica para inversores y emprendedores en España?, debate iniciado por César Núñez.
  5. Inversión conjunta entre “Fondos e inversores” y empresas “Top 50 Españolas.
  6. Estudio de los primeros casos de éxito, casos Tuenti, BuyVip, Acens…  Y cómo afecta al mercado de la inversión en empresas tecnológicas, debate iniciado por Javier Martín.
  7. Puntos a mejorar en los emprendedores de empresas online: Búsqueda de exit para el inversor, falta de equipo, capacitación.
  8. El necesario crecimiento de los departamentos de negocios digitales en las grandes empresas en un ámbito de mayor negocio en la red.

Os informaré de como vaya.

Excelencia

El próximo miércoles ofrezco una conferencia en Madrid Excelente. La solicitud de la organización es que trate de explicar mi experiencia empresarial y que lo haga desde el punto de vista de cómo una empresa puede haber derivado en un caso de éxito a partir de la reinvención del modelo de negocio.
La verdad es que todavía no tengo claro que contaré y en que orden. Seguramente iniciaré la explicación desde la visión que tuve aun siendo menor de edad en mi huída a París, la vertiente posterior que me hizo fracasar en alguna ocasión cuando creí tener la idea del negocio definitivo o cuando transformé en otra cosa una empresa que nació siendo algo muy distinto.

Seguramente seguiré con alguno de mis viajes o anécdotas que me acompañaron en algún momento de la vida, como personas anónimas me dieron la clave vital para asumir los retos de la emprendeduría y cómo ahora, tras tantos años, todo eso se ha transformado en un proyecto empresarial complejo, diversificado, internacional y en gestación constante, en beta permanente.

Supongo que al final acabaré con la traducción de esas experiencias hablando de algunos casos en los que liquidé mi participación societaria como fundador y en como lo hice. Pero me gustaría centrarme es en como convertí algún proyecto tradicional en algo extraordinario. ¿Cual es esa curiosa y extraña sustancia que transforma lo mediocre en esencial, en único o en determinante. La verdad es que en eso consiste, en participar de aventuras que se conviertan en motores existenciales para quienes las protagonizan.

Al final siempre me ha quedado claro un factor: “decir que algo es extraordinario dura un rato, definitivamente debe ser extraordinario”. Extender la excelencia no es fácil, pero es el mejor de los caminos.

Lectores emprendedores

El próximo jueves en un restaurante del centro de Madrid nos reuniremos un buen número de lectores de este blog, la mayoría ya buenos amigos. Entre otros invitados estarán Juan Carlos Barba y Alberto Artero. Un evento impulsado por Suso y apoyado por muchos de los históricos del blog. La verdad es que el tema poco tiene que ver con las fechas, que casualmente son cercanas a la Navidad, mucho con el deseo de afrontar retos, poner en común iniciativas y, sobretodo, con la necesidad orgánica, de gente que se niega a desayunar su tazón de cloroformo, de descifrar lo que está sucediendo en nuestro entorno inmediato. Hablaremos del verdadero calibre de nuestro tiempo, de que la crisis como tal ya se ha terminado, hablaremos de nuevos tiempos, de objetivos, de volver a empezar. A los que vienen, nos vemos, a los que no, será en la próxima. Ahora me gustaría que comentárais los temas que os apetece que tratemos y que luego difundiremos.
 

Desvirtualizando

Al final podrá ser. Ya hay un día y un lugar para que una parte del colectivo creativo e inteligente que se da cita a diario en este blog se conozca en persona. A muchos ya os conozco a través de correos personales y a otros a partir de encuentros en alguna conferencia. A veces, tras algún evento, se acerca alguien y me dice “vengo desde muy lejos para verte y saludarte” y me viene una sensación extraña entre orgullo, responsabilidad y una enorme gratitud.
Será un almuerzo en algún restaurante por decidir de Madrid el próximo 1 de diciembre. Siento no poder ser más flexible, pero los que conocéis un poco mi vida seguro que entendéis la dificultad. Para los que queráis asistir no tenéis más que poneos en contacto con Suso, que es en gran medida el culpable de todo esto.

Por cierto, ya tengo confirmado que van a venir dos personas más muy conocidas y que van a permitir darle un toque muy estimulante al encuentro. Gente que han estado estos años en la misma linea que nosotros y que han volcado todo su esfuerzo en crear un escenario de pensamiento alternativo más allá de ideologías o de patrones, simplemente han procurado descloroformizar a la gente. Ellos son lectores también de mi blog. Lo iré desvelando en breve.

La gestión del fracaso

Al parecer no todo el mundo está de acuerdo con que, entre otras aventuras, esté decidido a emprender en Boston. No he dicho que vaya a irme del todo. He optado por montar una compañía de base tecnológica en el lugar que considero más interesante para aprender fundamentalmente. En breve os explicaré como este proyecto fue rechazado por diversos centros tecnológicos en España. En Latinoamérica también estoy desarrollando proyectos que en España fueron desestimados. Uno tiene que ser consecuente con sus ideas, su discurso y sus valores y en mi caso considero que emprender es un estado de ánimo independientemente de donde te dejen llevarlo a cabo.
Aunque estoy pendiente de fijar mi residencia en Londres por un tema logístico, digo que no abandonado España porque seguiré teniendo proyectos en marcha aquí. Algunos de ellos verán la luz en breve también. Ahora estoy gestando una plataforma que gestiona fondos de manera alternativa y que va a gustar mucho a inversores medios. La presentaremos en Madrid a finales de febrero. Otra operativa en la que estoy metido es en ofrecer soporte a quienes, viendo como las cosas se estrechan aquí, quieran dar el salto a otros países e intentar crecer en un escenario tan difícil como el actual.

Lo más absurdo que me han dicho en los últimos tiempos sobre mi ímpetu por montar cosas es eso de “¿y si te sale mal?”. Todo los temas conllevan un alto grado de riesgo. Así me gusta sentir el día a día. Lo dije en mi libro, concretamente en el capítulo en el que hablo de “la gestión del fracaso”. Sin que sirva de precedente, os lo reproduzco a continuación:

La percepción de empresario en esta sociedad muchas veces está ligada a la de alguien que únicamente busca su beneficio, y que, si esto no fuera algo negativo, representa que es capaz de hacerlo a cualquier precio y a costa de lo que sea. Obviamente habrá alguno, pero estereotipar a un colectivo es simple, sea quien sea el grupo afectado.

Ahora bien, si hay algo que está mal visto en este país no es el ejercicio empresarial, sino el fracaso del mismo. En una sociedad de valores en crisis como la nuestra, el miedo al fracaso tiene su justificación puesto que el nivel de tolerancia hacia este hecho es cero. No hay transigencia ninguna en este asunto. Las familias actuales fabricamos ciudadanos narcotizados cuyo miedo al fracaso es supino.  Les ayudamos a conseguirlo todo y a evitar que se enfrenten al fracaso.

Vivimos en la sociedad del “todo me va bien”. No reconocemos los errores y si los transmites puedes estar en jaque social. Es mejor que nadie sepa de tus defectos o debilidades, mejor que no se conozca que tus proyectos no lograron sus objetivos y es prudente que tus hijos no vivan en ese circo del día a día. Que equivocados estamos apartándolos de la realidad.

Vivimos en la sociedad de “no lo intentes sino vas a lograrlo”. Para los bancos y profesionales afines, para el cuerpo social en general, los intentos no vales, el aprendizaje que se logra en el salto no es válido, lo que cuenta es conseguir el objetivo. Y no debería de ser así, sin tentativas no se puede saber si se logrará. No puedes saber si las cosas van a ir bien o mal.

Sabemos que van mal por un mero hecho darwiniano. Como nuestra sociedad está acomplejada, mínima, incapaz de enfrentarse a ese miedo a fracasar, la cantidad de gente que emprende es menor que en otros países. Cuanto menos intentos menos éxitos, cuanto menos éxitos menos competitividad. Es una regla de tres que asusta de lo simple que es.

Uno de los caracteres de los emprendedores mejor expuestos es que siempre están en crisis. Aceptan esa condición como un elemento básico. Un tipo que se pone en marcha con un proyecto que aun no está consolidado, que se enfrenta a mil obstáculos y que además está obligado a superar sus miedos y los estereotipos de una sociedad drogodependiente, es alguien que acepta la crisis como su estado de ánimo y su ecosistema natural. No recuerdo un solo proyecto de emprendeduría en el que alguien del equipo societario inicial cobrase un solo euro desde el principio.

La crisis está tatuada en cualquier proyecto emprendedor y eso lo debería hacer fuerte y dinámico. Aceptar que el fracaso es una posibilidad evidente ayuda a entender el proceso de emprender.

Montar negocios en este país es tóxico, especialmente para la clase dirigente. Les produce sarpullido. Prefieren las manadas sindicales bien estructuradas y controladas. Aquí todo el sistema gira alrededor de ajusticiar al emprendedor que fracasa y con ello se afianza el miedo al fracaso. Es el modo por el que se le quitan las ganas a los que pensaban ponerse al frente de algún proyecto. Para los que les haga zozobrar ese pánico, para los que el pavor a caer heridos en el intento de emprender les paralice, dejadme que os advierta que perderlo todo, una o dos veces es algo muy nutritivo. Yo he pasado por ello.

Aunque suene a locura, os aseguro que arruinarse es algo maravilloso. Enseña una barbaridad. Un emprendedor fracasado es un cadáver económico con un reto ante si de incalculable valor por estar obligado a poner en marcha toda la maquinaria de supervivencia, ese talento latente que no nos enseña nadie a activar.

Yo he fracasado más de una vez y me he levantado. Eso puedo decirlo con la voz bien alta pues para mí es algo consustancial al éxito que debiera llegar tarde o temprano. Y si no llega, da igual, lo divertido fue intentarlo.

Conozco otros que también fracasaron y empiezan a decirlo. Sé que decir esto ahora es duro y, en todavía algo contraproducente, pues el escenario actual es un lodazal profundo que no para de aumentar su extensión.

Y en esas estamos.  Eso es lo que tenemos, y las opciones son pocas cuando vienes del desierto laboral: emigrar o emprender.  El horizonte es siniestro, pero hay que seguir viviendo y, en medio de la tormenta, hay vientos favorables, sólo hay que identificarlos.

Me he dedicado algún tiempo a definir esos vientos favorables, o por lo menos a estimularlos para viabilizar empresas y os aseguro que están ahí, a veces ocultos. No son los que nos cuentan o presentan en campañas del tipo “esto ya se acaba” o “brotes verdes por todas partes”, nada tiene que ver con los camelos ya en el olvido como “estoloarreglamosentretodos” o derivados. No, ahora es diferente. No son evidentes, no hay muchos, pero hay territorios por explorar que ofrecen respuestas a momentos de crisis profunda como esta.

Que lo peor está por venir es factible, aunque sea solo por el hecho de que esto se va a quedar en línea plana durante muchos años, ni a peor, ni, sobretodo, a mejor. Está claro que ese es un elemento a tener en cuenta precisamente para arrancar, no para detenerse. Es el motivo por el que hay que ponerse en marcha. La parálisis se extiende como un virus si no te mueves.

Conozco muchos empresarios de éxito que fracasaron alguna vez. De hecho el 75% de los grandes emprendedores que han superado proyectos de éxito fracasaron alguna vez con anterioridad. Os pido que, cuando alguien os anuncie ilusionado que “va a montar una empresa” no le respondáis “¿estás seguro?, ¿Sabes lo complicado que está todo ahora mismo?”. Esto no lo vamos a arreglar entre todos por inseminación artificial, pero algo hay que hacer.

Por mi parte propongo no tragar, denunciar, no aceptar esas campañas buenistas y ayudar a emprender a otros, poner en marcha proyectos y dejar de mirar al horizonte con miedo. No asustar, dejar de poner palos en las ruedas incipientes de la gente con ilusión.

Si tenemos un proyecto que por si solo es muy complicado poner en marcha, asociémonos con aquellos que tienen proyectos similares, superemos esa tradición individualista de quien emprende. Hablad con la competencia, solucionad en común, investigad juntos. La clave es sumar y sumar sin miedo.

En estos tiempos complejos, lo sofisticado y la adición de voluntades proporciona energía. Recordad que la clase dirigente no quiere que nos reconozcamos entre nosotros. Si entre los emprendedores hubiera la opción de reconocernos, si entre los autónomos se generase un modelo organizativo eficiente, otro gallo cantaría.

PARA PYMES Y GRATIS (II)

El próximo viernes en Granada, el lunes en Barcelona y el miércoles en Madrid, Cink, de la mano de Fundación Banesto, ofrecerá cursos gratuitos sobre redes sociales y sus implicaciones prácticas en negocios. Nuestra voluntad es honesta, y busca acercar las implicaciones de este tipo de herramientas a las pymes. Sin artificios, sin humo, con ejemplos y con método. Este tipo de encuentros se repetirán en otras ciudades de España en breve y, en cuanto sepa lugares y fechas, os informaré puntualmente. La sesión de la semana que viene está dirigida a emprendedores y empresarios de pequeñas y medianas empresas que deseen escuchar un discurso claro y cercano, que se entienda y que se pueda trasladar al día a día económico. Durante 4 horas, y con el apoyo de EmprendedoresTV, una plataforma impulsada por la Fundación Banesto en colaboración con el Ministerio de Industria, Telefónica y ESADE, Cink te ayudarán a entrar en esos entornos que parecen, y no lo son, propiedad de grandes compañías. Si estás interesado, inscríbete indicando nombre y apellidos, DNI, e‐mail y teléfono de contacto.

¡YO SOY CINK!

Como sabéis mi vida profesional transcurre entre el asesoramiento empresarial, los informes de modernización, los análisis de viabilidad, la gestión patrimonial, la docencia y, fundamentalmente y en especial, en dirigir junto a Sergio Cortés compañía Cink. Por eso os dejo en exclusiva nuestro último video promocional que hemos gravado junto a otros miembros de la empresa para celebrar nuestro desembarco en Granada y Madrid. Aunque seguimos con sede en Barcelona ya tenemos proyectos que nos llevan a otros países y continentes. Seguimos creciendo porque apostamos por un valor real y no por vender humo. Cuando hablamos de aproximar las redes sociales a lo analógico queremos decir exactamente eso. Hablar y hablar de web 2.0 y herramientas de todo tipo está bien pero si no somos capaces de conectar el valor de lo digital con el poder de las personas en red no llegamos a ningún objetivo real y poco a poco se desvanecen como si fueran falsas expectativas. En nuestra compañía varias fueron las premisas: lowcost, redes sociales, internacionalización lo antes posible para evitar la catástrofe ibérica y, especialmente, tratar con personas de modo global y no con sus identidades digitales exclusivamente. Nuestra empresa conecta lo digital y lo analógico aprovechando lo poderoso de lo primero y lo vibrante de lo segundo a través de patrones grassroots organizing.

AL RESCATE DE LAS CAJAS

Parece ser que el fuerte y robusto sistema bancario español ni es tan fuerte ni es tan robusto. Ahora sabemos que el Gobierno prepara un Decreto Ley para constituir el fondo de rescate del sector financiero, que contará con unos recursos superiores a los 90.000 millones de euros. El 75% de esa capacitación la realizaría el Tesoro y la otra cuarta parte serán el marrón de los tres fondos de garantía que tiene nuestro sistema financiero: el de depósitos, el de los bancos y cajas de ahorros y el de cooperativas.

Es catalán pero es buen tio

Circula la idea de que el Partido Popular consiguió engullir en sus filas a la extrema derecha. En algunos ámbitos de opinión se da por cierto que gracias a esa digestión y a toneladas de bicarbonato, los grupos ultras de este país no pudieron construir un partido político serio como en otros países europeos. De hecho al PP se le ha agradecido que durante muchos años haya logrado moderar a la inmoderable ultraderecha española.
Sin embargo la realidad ha sido muy distinta. La extrema derecha es la que impide que en España haya un partido conservador moderado y europeo. Los populares han sido obligados a abandonar el centro con el insostenible discurso actual de algunos de sus representantes más destacados. La deriva ideológica y política resulta patética. Lamentablemente los catalanes sabemos que el Partido Popular ha establecido como acción política el suicidio en Cataluña. Los dirigentes populares de la calle Urgell han asumido que su resultado electoral será el fruto del votante más resentido con el sentimiento catalanista y que les mantendrá como grupo minoritario en Cataluña. Están convencidos que no les queda alternativa y aunque realicen quiebros al estilo Piqué la verdad pesa como una losa y les aplasta una y otra vez en cada nueva brillante intervención de los que más mandan.

La dirección nacional y sus estrategas han decidido edificar un discurso sobre un gran engaño: “el castellano esta perseguido en Cataluña”. Expertos como son en beber de los charcos, se olvidan interesadamente que la inmersión lingüística fue votada a favor por todos los partidos políticos de Cataluña durante el mandato de Pujol, incluida Alianza Popular. Ese odio que los fecunda les obligó entre el 11 y el 14 de marzo a hacer lo mismo, primando lo que podía ser probable sobre lo que sabían que era cierto. Ahora con el catalán priman los tópicos sobre lo que saben que es verdad. Sobrevaloran lo probable, que en Cataluña se habla catalán y además se agradece que se quiera aprender, pero esconden lo que saben que es cierto, que aunque no hables la lengua catalana puedes circular por todas las carreteras y pagar sus peajes, puedes tomarte un café en las terrazas de las Ramblas y además, sin pedir permiso a nadie, puedes abrir una cuenta en una sucursal de la Caixa. Lo que pasa es que tarde o temprano, cuando llevas tiempo viviendo en Cataluña lo normal es que acabes entendiendo e incluso hablando catalán. No es justo y además sabe mal que algunos, desde el partido que hizo ida y vuelta al centro, alimente el odio entre comunidades.

Hace pocos días, en la flamante nueva T4 de Barajas alguien me presentó a unos amigos suyos diciendo: “es catalán, pero es buen tío”.